martes, 3 de marzo de 2009

DESDE SIEMPRE, POR SIEMPRE Y PARA SIEMPRE…

Así como hay relaciones que si no se alimentan se deterioran hasta desvanecerse y perderse; hay lazos que se forjan desde siempre, por siempre y para siempre, aún, a pesar del silencio y la distancia, nada los puede quebrantar, están demasiado unidos, aunque nunca se vean ni puedan hablar…

Desde siempre y por siempre, supe percibir ese ser tan especial que eres… aprendí de tu vivir, dejaste huellas tan profundas en mí que me hicieron creer que sí existe el “para siempre”… descubrí el inmenso valor que hay en ti, por eso te convertiste en alguien demasiado importante para mí, al que nunca pienso dejar ir, porque no quiero jamás perderte.

Tu fragilidad me reveló tu gran fortaleza; tu pequeñez, dio testimonio de toda tu grandeza; tu voz y tu sonrisa, tu presencia tierna, delicada y sencilla han quedado grabadas en mi corazón para toda la vida… aunque pierda algún día la razón, no podría olvidar todo lo que sin darte cuenta has ayudado para mantener encendida en mí alma, la llamita de la esperanza e ilusión…

El silencio y la distancia que pueda existir, son vencidos y superados por el amor, hay suficiente para mantener unidos y fortalecidos los lazos que estrechan cada día más nuestro corazón; aunque muchas veces no sepas de mí, ni yo de ti; aunque tal vez puedas sentir que la flor por no cultivarla se puede morir, bien sabes que no será así, porque yo la alimento cada día con mi oración, no pienso soltarte ni dejarte nunca ir…

Y existirán momentos en que alguien se sienta frágil y crea que no pueda continuar o seguir, porque existen crisis en la vida que desvían y debilitan nuestro andar, haciéndonos llorar, dudar, caer, herirnos y hasta sin querer llegar al otro herir… en instantes así es donde daré testimonio de entera fidelidad, haciéndome sentir de mil formas para que sepas que estoy ahí o callando sin alejarme, respetando tus momentos, quedándome con todo aquello que descubrí, valoré y aprendí a amar en ti.

Es hermoso sentir que cada prueba que ha surgido, la hemos enfrentado y vencido; y a la amistad que hemos construido, ni el tiempo ni la distancia, ni los momentos difíciles que hemos pasado la han debilitado ni destruido; es que son demasiado fuertes los lazos que mantienen nuestros corazones unidos, y es inmenso el cariño y la admiración que te tengo, me alcanza para superar todo aquello que intente alejarnos o perdernos…

Estas sin estar… no tienes que hacer nada extraordinario, ni siquiera tienes que pensar o sentir igual, has ocupado en mi vida un lugar solo tuyo, muy especial, por todo lo que eres y haces, por lo que desde el primer instante me diste la oportunidad de contemplar… el Amigazo unió nuestros caminos y me permitió construir una hermosa amistad contigo; no dejaré que nada ni nadie desvanezca esto tan especial que en mi mayor tesoro se ha convertido…

No le temo a la distancia, ni al silencio… porque cuando no puedo verte ni hablar contigo, le hablo al Amigazo de ti, te bendigo, esa es mi mejor manera de hacerme siempre presente, aunque no lo sepas, pero sé que lo sientes… por eso cada mañana al comenzar el día, y en las noches cuando todo oscurece, yo elevo mi mirada y digo MISPA, para que Dios esté entre tu y yo, en la distancia, desde siempre, por siempre y para siempre…

No hay comentarios.: