sábado, 14 de febrero de 2009

ENSEÑAME LO QUE ES PARA SIEMPRE…

A veces sentimos temor de permitirnos vivir algo hermoso, porque no queremos pensar en el momento en que nos enfrentemos al hecho que todo terminó, y nos cuestionamos ante las promesas que el corazón ofreció, de decir que era “para siempre” aquello que surgió y suspiró…

Pero pareciera que todo tiene su fecha de vigencia y aunque quizás unas veces dure menos y otras más, la vida tarde que temprano nos enseña, que nada para siempre será… que el NUNCA tampoco existe y nadie sabe lo que en el tiempo puede pasar. Por eso quiero creer que el silencio no nos va a distanciar, que no existe la costumbre en el amor y en la amistad; que todo aquello que se promete, en los momentos más fuertes se hará realidad; de ahí que necesito que me enseñes lo que es para siempre en esto que ya existe en el alma y lo siento tan real.

Enséñame que es para siempre que en ti puedo confiar, que enfrentaremos todos los obstáculos que se nos puedan atravesar, que aprenderemos a dialogar de todo aquello que nos pueda distanciar, para solucionar en todo instante cada dificultad.

Enséñame lo que es para siempre, para no volver a expresar: que tarde que temprano alguien se va y todo va a terminar; no quiero decir que otra vez sufrí y perdí, que hay cosas que no existen para mí, porque nada es para siempre y todo tiene un principio y un fin.

Enséñame que es para siempre, que ahí a mi lado vas a estar, que aunque no te vea diariamente, a eso no te vas a acostumbrar, y aunque ya yo sepa lo que por mí sientes, siempre me lo harás sentir y me lo vas a recordar… igualmente lucharé por hacerlo, para que creas plenamente que es para siempre lo que por ti siento y te quiero entregar.

Enséñame lo que es para siempre, porque en ti quiero confiar, no quiero tener miedo de estos sentimientos tan sublimes y profundos como son el amor y la amistad; quiero creer que existe un para siempre, y que el día en qué lo necesitemos, ahí vamos a estar siempre presente, porque todo esto es muy real.

Enséñame lo que es para siempre, y si por cosas del destino, nos dimos cuenta que las cosas no dieron para más, podamos recordarnos siempre con mucha paz y un cariño demasiado especial, que no nos haga doler ni sentir temor en el corazón y nos permita tener las puertas siempre abiertas para darnos otra oportunidad, de creer que siempre la vida nos regala otra oportunidad de poder ser amados y aprender a amar de verdad.

No hay comentarios.: