jueves, 31 de diciembre de 2009

SIEMPRE HABRA UNA SILLA…

Hoy mientras hago inventario en mi interior, para repararlo y remodelarlo, contemplando lo que he alcanzado y replanteando mis sueños para seguir realizándolos, me encuentro ante todas las sillas que han sido parte de mi crecimiento personal y mi superación… Esas que desde muy pequeña me permitieron abrir puertas y encender por mí misma la luz; las que busqué un día para llegar hasta donde quería, terminar el colegio, iniciar y concluir la universidad, seguir subiendo cada vez un poquito más, en la medida que descubría y valoraba mis dones, multiplicándolos poniéndolos al servicio de los demás…

Veo también en un rincón esas sillas que en algún momento se rompieron, quizás porque eran muy frágiles y fueron más pesados mis vacíos, las cargas del pasado y mis miedos… No las he desechado porque me recuerdan cuánto pesan a veces en nosotros esos sentimientos que no nos dejan avanzar y alcanzar nuestra realización y todo lo que queremos…

Hay en mi vida, sillas de todos los tamaños, de acuerdo a las metas que me he trazado… una misma silla no sirve dos veces, porque su secreto está en que al cumplir su misión, hay que buscar otra para subirse a ella y escalar más alto…
En mi corazón, también hay sillas disponibles para cada uno de mis amigos, los que caminan a mi lado, para que permanezcan y estén siempre conmigo; así mismo, para todos los que vienen buscando un poco de paz, tengo muchas sillas, en las cuales se pueden sentar, sanar o simplemente descansar…

Quiero aprovechar y agradecer con toda mi alma, a todas las personas que en el momento oportuno, me mostraron la silla adecuada, la buscaron conmigo, la sostuvieron mientras a ella me montaba, para que no perdiera el equilibrio y mi sueño alcanzara… Doy gracias a esos seres maravillosos, que al verme caer, me ayudaron a levantar, sanaron mis heridas, me supieron aconsejar, repararon mis sillas, me acompañaron en todo momento y me guiaron hasta poder una silla más fuerte y elevada, encontrar…

Hoy, en este inventario interior, en el cual quiero iniciar una etapa más, me levanto de esas sillas que en su momento me hicieron sentir tanta gloria y comodidad, que con el tiempo he convertido en sillón, donde más que subirme y alcanzar mi ideal, me he acomodado en ellos, dejando el tiempo libremente pasar; porque es más relajado estar en un lugar seguro, sin hacer mayor esfuerzo, que mirar hacia el cielo, consolándonos con lo que ya tenemos, y esperar a que lo que venga, llegue sin exigir, y que sea como un regalo, porque ya suficiente dimos y hemos hecho … Es por eso que dejo a un lado los sillones seductores, que no me permiten avanzar, para seguir buscando sillas que me impulsen a más alto llegar.
Y en todo este proceso de hacer inventario interior, contar y reacomodar mis sillas, descubriendo en cada una de ellas mi historia de superación y salvación; veo como aunque las apariencias engañen, sí que he crecido; y ahora, me trazo nuevas metas, fabrico otros sueños, construyo más sillas para subirme a ellas, abrir mas puertas, encender otras luces y logro tocar con mis manos el cielo que tanto he querido…

Es el momento de elevar una oración y pedirle al Amigazo Dios, que fortalezca mi fe, para así mi silla poder sostener y no se quiebre con mi humanidad… a El le confío mis sueños y le agradezco inmensamente por cada una de esas personas que hacen parte de mi vida y mi historia personal, las que confían tanto en mí que descansan en mis sillas, las que me apoyan en todo lo que emprendo, que permanecen fieles ayudándome a encontrar y sostener la silla precisa, las que son tan fieles que aunque me ven caer no se apartan, me ayudan a levantar, me conducen hacia una silla más, y me dan su mano para volverme a subir y poder llegar hasta donde anhelo culminar…

Por eso, si quieres descansar: ¡Siéntate en la silla!... Si por nada del mundo deseas rendirte, ni renunciar: ¡Repara tu silla!; si tu deseo es apoyar y brindar tu amistad: ¡Sostén fuertemente una silla”… pero si no valoras el lugar que ocupas, no estorbes ni hagas daño: ¡Levántate y desocupa!...
Si anhelas crecer un poco más, construir nuevos proyectos y más sueños hacer realidad¡ Súbete a la silla! y aférrate al equilibrio que en la oración y en la Fe a Dios, encontrarás; El no te dejará caer, sanará todas tus heridas y te mostrará el camino a seguir, para que siempre encuentres una silla a la cual subir y cada vez más alto llegar…

domingo, 27 de diciembre de 2009

EL VERBO SE HIZO CARNE Y HABITO ENTRE NOSOTROS...

A DIOS LO QUE ES DE DIOS… Y A LOS HOMBRES LO SUYO…

Porque hay decisiones humanas que se le atañen a Dios… y se dan situaciones divinas que se afirman ser obra de los hombres, es por eso que nuestra Fe se desvanece y aún teniendo ojos no vemos y con oídos no oímos…

Es fácil justificar nuestra incredulidad, culpando a Dios del hambre y la injusticia que padece la humanidad, y es sencillo creerse superior que Dios cuando nos vanagloriamos de la inteligencia que El mismo nos regaló y cuestionamos su nombre anteponiendo teorías que cuestionan no solo su existencia sino lo que su Hijo Jesús predicó…

A Dios lo que es de Dios y a los hombres lo que es de los hombres, porque el odio, el resentimiento, las guerras y la violencia, no es voluntad ni acción de Aquel que dio su vida por Amor… es sencillo justificar nuestro proceder diciendo que son cosas de El; pero si algo extraordinario sucede, ahí sí decimos que tenemos suerte o atraemos energías positivas que logran hacer y deshacer lo que nuestro poder mental y la voluntad pueden… Le culpamos del Sida, el cáncer y la porcina, y si alguien lo padece decimos que es su voluntad… pero de quién son las cosas buenas que pasan, como el amor y la amistad? y la belleza de la naturaleza, la paz que siente el alma y a veces no sabemos explicar?… quién ha creado todo eso? Quién nos los quiso regalar? Acaso lo inventó el hombre o hace parte del mundo que Dios supo crear?... por qué nos cuesta tanto reconocer, que en ello está la más grande expresión de amor de nuestro Creador, hacía la humanidad?...
Quién limitó el concepto de belleza, quién inventó la palabra fealdad? Quién decidió lo que es normal y anormal?... quién ve solo las apariencias, quién repartió las riquezas, quién dijo acaso que los sentimientos y los sitios de privilegios, se deben comprar o ganar como sea, aún llevándose por delante a los demás?...

¡Qué difícil es ser Dios! Y tener que contemplar, todo lo que ocurre en el mundo, por el mal uso de la libertad que como Don, El mismo nos regaló, ya nadie cree en los sentimientos, se vive todo el tiempo prevenidos y es preferible no confiar, estamos llenos de miedos y con tanta contaminación, poco a poco matamos el mundo, pero decimos que es Dios el que nos quiere castigar y lo quiere acabar todo en un segundo o en 3 días de oscuridad…

Es tan fácil ver todo desde abajo o acomodado en las graderías opinando y criticando juzgando y señalando a quién quiere aprender a vivir intensamente su vida; es también muy sencillo mover las piezas al capricho buscando solo ganar como sea la partida; pero qué difícil es ver con los ojos de Dios y observar cómo, lo que con tanto amor creó, es destruido por aquellos a quién ha elegido para cuidarlo y hacer de éste, un mundo mejor…

A Dios lo que es de Dios y los hombres lo suyo, y hay decisiones que aunque no entendamos sus razones, se toman como respuesta a la oración que se realizó, pidiéndole al Espíritu Luz para dar el paso correcto que conduzca a la mejor opción… así mismo, las palabras que se dicen y las acciones realizadas pueden ser inspiración divina, cuando realmente se ora y se confía, en quién es camino, verdad y vida…

Siempre habrá momentos, situaciones, sentimientos y pensamientos que será muy difícil humanamente entender, y cuesta tanto pensar y definir si son cosas que vienen del cielo o surgen de lo terreno… la mejor respuesta la hallaremos en el diálogo profundo con EL, que brota del alma y que no nos deja perder la Fe por nada, aún ante todo lo que pasa…

Dios siempre actúa, nunca descansa… sana, repara, construye, modela, sostiene, se mueve de aquí para allá, tratando siempre de solucionar lo que el hombre en su afán de creerse más, logra romper, acabar o deteriorar… A veces el precio de todo esto puede ser muy alto, pero se llega a hacer tan necesario, que aunque no lo comprendamos y sintamos que Dios nos ha fallado, no es su culpa, El solo busca de uno u otro modo, seguir Salvándonos…

Por eso, ante la muerte y la enfermedad, la pérdida y el dolor, la traición y la mentira, la injusticia y la discriminación; ante la crueldad y des humanidad, la guerra y la traición, no digamos que son cosas de Dios… no perdamos la fe, ni le busquemos explicaciones que nos roben la esperanza, nos impidan creer y experimentar el inmenso amor que solo El nos sabe profesar…

lunes, 21 de diciembre de 2009

¿DIME JESUS DONDE QUIERES NACER?

Es Navidad y pienso en tantas cosas cuando veo la realidad, sé que navidad es tiempo de compartir en familia, vivir en paz, armonía y fraternidad… porque nos preparamos para el gran acontecimiento de la humanidad, la venida del Niño Jesús que pronto nacerá…

Pero el mundo vive tantas cosas, que parece que contradicen la Navidad, y hay muchos corazones que se resisten y creen que en ellos el Niño Jesús no nacerá, porque se sienten vacíos o viven en soledad, han fracasado en el amor, ven sus hogares destruidos, están lejos o han perdido a sus seres más queridos… y ante todo eso, pareciera como si este tiempo perdiera su verdadero sentido…

Por eso elevo mi oración y le pregunto al niño Dios: dime Jesús, dónde quieres nacer? Necesitas acaso luces, regalos y cena? Quieres que se te decore la casa?, déjame ayudarte, porque quiero preparar contigo el lugar donde nacerás en esta noche de Paz…
El niño me mira con ternura y me señala precisamente en toda esa realidad que yo creí tan lejana a lo que es la Navidad, y me dijo: ahí donde se acabó el amor y se quebranta la familia… ahí donde los hijos lloran la ausencia de uno de los padres que se marchó; ahí donde hay maltrato y predomina el dolor, prepárame un lugar ahí en cada corazón; para sanar sus heridas, limpiar el resentimiento y devolverles la ilusión en el amor.

Ahí en el campo de guerra, donde los soldados lejos de sus familias viven llenos de miedo y en soledad, mientras unos cantan noche de paz, otros no paran de disparar… ahí donde tantos no tienen nada que comer ni que vestir… mientras se preparan grandes cenas y se compra la ropa que van a lucir… necesito tanto un rinconcito para poder nacer precisamente ahí…
Ahí donde el corazón se siente perdido, me suelta la mano y tiende a elegir otro camino, ahí donde me niegan y critican lo que soy y he sido… ahí donde se matan en mi nombre y discriminan a los que me llaman distinto, me hablan diferente o no están conmigo… ahí quiero nacer, porque soy solo uno, soy el hermano, el salvador, el verdadero Amigo…

Ahí donde solo hay escombros del alma porque alguien la destruyó, ahí donde se acabaron los sueños y se escapó la ilusión, ahí donde solo hay lágrimas por el ser amado que se fue y el que murió… ahí donde predomina el miedo y parece que ganara la partida la frustración y el dolor; ahí busco un lugar para nacer y llenar el lugar de mi luz y mi amor…

Ahí en ese corazón herido y sufriente por tanto amor que dio y nadie correspondió, ahí donde se entregó todo y pareciera que nada quedó, ahí donde es difícil escuchar mis palabras, por los gritos y el estruendo de la música que intenta distraer el dolor… ahí donde la enfermedad agota toda esperanza de vida, y da miedo pensar en el futuro porque no se sabe cuando es la partida y esto llena el espíritu de temor… ahí pido un lugar, para invadirlo de fe y esperanza y no se deje nunca de luchar por muy grande y fuerte que sea la angustia y el dolor…
Hoy como hace más de 2000 años, son muchas las puertas que he tocado para encontrar un lugarcito donde nacer; pero no me abren, están esperando a muchos otros invitados, o están demasiado ocupados… hay tanto urgente para hacer que se olvida lo que es realmente importante; celebran mi nacimiento, pero no me han invitado, se acuerdan de mí para pedirme los regalos… por eso muchas personas creen que si no tienen luces, ni pesebres, ni árboles, ni papa Noeles, ni tarjetas, ni pasteles, no pueden vivir la Navidad…

Navidad es mucho más que eso… es poder abrir las puertas del corazón y regalarme un rinconcito en su interior, para que yo pueda encontrar mi pesebre ahí, aún entre tristezas y vacios, miedos y heridas, angustia y soledad… Solo anhelo nacer en ese lugar, para llenarlo de luz y esperanza, amor y paz… solo así sabrán lo que es realmente la navidad.

Y tu si ya sabes el sentido de esta celebración, ayúdame a preparar el camino, se mi Mensajero de amor, anuncia la Buena Nueva de la salvación, lleva con tu vida, un poco de alegría e ilusión a cada corazón, dile a todos que es Navidad y ha nacido el Rey de Reyes, el Salvador …

sábado, 19 de diciembre de 2009

FELIZ NAVIDAD LES DESEA ASOCIACION PEQUEÑOS GIGANTES DE COLOMBIA

En este tiempo, en el que Aquel que es realmente GIGANTE, quiso hacerse el más PEQUEÑO, para poder habitar en un mundo en donde los que más ha amado, se olvidan de quién les amó primero…

En estas fechas, cuando vemos que se nos acaba un año más, y es hora de retomar las huellas que vamos dejando, en la medida que avanzamos hacía nuestros sueños, así sea sintiendo, que aún desde una discapacidad, no nos detenemos ni renunciamos, sino que seguimos caminando, superando las dificultades, con la mirada hacía lo que tanto queremos, dando PASOS CORTOS CON PISADAS FIRMES, que intentan transformar y renovar la historia para darle valor y sentido a nuestra dignidad como seres humanos, que piensan y actúan en grande, porque nuestro espíritu es GIGANTE y simplemente se esconde en un cuerpo PEQUEÑO…

Ahora, cuando nos damos cuenta de los que estamos presente, los que iniciaron con nosotros y se han quedando en el camino; los que nos apoyan en la distancia, los que se unen al equipo venciendo la rutina y el tiempo sin dejar que nos gane el olvido; y sobre todo aquellos que lucharon con empuje y dinamismo a nuestro lado, siendo más que compañeros, hermanos y amigos, y que habiéndole llegado su tiempo, ahora con el Amigazo desde el cielo nos manda su fuerza y energía, para que nunca renunciemos ni nos sintamos rendidos…

Y así… cada uno de nosotros, subidos en la silla de la SUPERACION, nos sentimos felices de lo que hasta el momento hemos alcanzado, por los momentos vividos, las amistades construidas y los sueños realizados… es grato saber que juntos hemos vencido dificultades, que de una u otra manera, hay un granito de arena que se desprende de cada corazón… y cada día hemos ido logrando que una persona más de la sociedad, cuando nos vea no se ría de nosotros, sino que sonría y se sienta feliz de contar con nuestra amistad…

Ya muchos de nuestros Padres, han podido experimentar que son realmente elegidos, para cuidarnos y ayudarnos a hacer nuestros sueños realidad; y tantos de nosotros, hemos encontrado en este lugar, que unidos podemos vivir experiencias únicas que nunca creímos se nos pudieran dar y que en equipo, apoyándonos mutuamente, haremos nuestros sueños realidad…
Un año se termina, pero a la vez otro nuevo va a comenzar, lleno de muchas expectativas, de personas que esperan que las logremos encontrar; nos vienen más días de trabajar unidos con fuerza y dinamismo, para poder alcanzar mucho más, y enseñarle al mundo que los que a simple vista se ven pequeños, son gigantes en ideales, inteligencia, fuerzas, sueños y mucho más…

Hay que seguir adelante trabajando constantes, por nuestros derechos y dignidad, dando testimonio de la grandeza que se esconde en lo más sencillo que Dios con su infinito amor ha querido crear… El mismo, que lo es Todo, se hizo pequeño como un niño, y siendo el Rey, nació en el más humilde de los pesebres; El con su vida, nos dio el más grande ejemplo de inclusión, integración, caridad y amor, porque nunca rechazó a nadie, a todos los seres humanos acogió… El, le dio otro sentido a las palabras que el ser humano se inventó, le cambió el concepto a la belleza, a la grandeza y a la perfección, y para descubrir ese verdadero significado, simplemente hay que abrir los ojos del corazón…
El, el Amigazo Niño que hoy nace, es quien realmente nos enseñó, que desde abajo se ve más la grandeza del cielo, y desde arriba El contempla y abraza a lo más sencillo y pequeño de su creación….

No se necesitan tantas palabras para entenderlo, no hay que ponerse de acuerdo para sentirlo, no hay que quitar o poner nada, no es cuestión de altura o de estatura, simplemente hay que darle el verdadero sentido…

Por todo esto y por mucho más… es que debemos abrir las puertas de nuestro corazón para que Jesús nazca en cada uno de nosotros en esta Navidad…

FELIZ NAVIDAD… !!!

viernes, 18 de diciembre de 2009

BUSCA SIEMPRE UN MOTIVO...

Busca siempre un motivo para que siga latiendo tu corazón, aunque se sienta cansado ya de tanto buscarle a la vida una razón…

Busca siempre un motivo para sonreír, aunque te duela en lo más profundo el alma y las lágrimas intenten a cada instante borrarte la sonrisa y hacerte desistir…
Busca siempre un motivo para perdonar a quién tanto te hirió; aunque esa persona no se atreva a dar ese gran paso de buscar y pedirte perdón…
Busca siempre un motivo para volver a amar, aunque sientas todos tus intentos fallidos y te sea tan difícil creer que existe para ti esa oportunidad…

Busca siempre un motivo para no perder la fe, aunque muchas veces no te sientas por Dios escuchado y creas que lo que has pedido con todas tus fuerzas no sucedió como tanto lo rezaste para que sucediera…
Busca siempre un motivo, para atreverte a dar ese paso hacia adelante y logres experimentar que eres capaz de alcanzar lo que te has trazado, aunque sientas que ya demasiado lo has intentado y has fallado…
Busca siempre un motivo para no rendirte y continuar, aunque hayas perdido todos los motivos que tenias y quieras dejarlo todo y renunciar…

Busca siempre una puerta abierta para retomar el camino, aunque se te cierren todas las puertas y sientas que conspira contra ti el mundo y es veces cruel el destino…
Busca siempre un motivo para vencer lo que parecía invencible y hacer realidad lo que muchos creen imposible, mientras tengas razones que te hagan sentir que puedes lograrlo, verás que siempre existen motivos para creer en los milagros…


Busca siempre un motivo para hacer feliz a las personas que tienes a tu lado, no esperes a que se hayan ido para encontrar motivos para castigarte y lamentarte de no haberles dado lo que pudiste haberles regalado.
No busques tantos motivos para decir TE AMO a quien tanto has amado, que sea suficiente el solo saber que esa persona es el regalo más hermoso que Dios te ha dado…

Busca siempre un motivo para no rendirte, ni dejar de creer… busca un motivo para no renunciar, ni retroceder… busca siempre un motivo para buscar a Dios y aferrarte a El, busca siempre un motivo para no cansarte de esperar y sentir que algún día llegará a ti eso que tanto añora tu corazón…

Busca siempre un motivo para descubrir en cada día, la posibilidad de empezar de nuevo y reparar, de sanar heridas y recuperar, de soñar y luchar, de renovar y transformar, de permitirnos ser amados y amar…
Busca siempre un motivo para orar y con Dios hablar, ya sea para pedirle o reclamarle, agradecerle o simplemente hablarle, pero nunca pierdas esa hermosa oportunidad…

Busca siempre un motivo para dar lo mejor de ti y no dejar que se apague nunca esa llamita que te ilumina el camino y te hace sentir que no hay soledad ni oscuridad, porque siempre habrá alguien ahí…

Busca siempre un motivo y una inspiración, para hacer de la vida un poema, o una canción, llenar de colores el lienzo que tienes en el corazón, sacarle forma al barro de tu humanidad, aunque duela tener que romperlo para modelarlo y lograr ser la obra más hermosa con la que el Amigazo supo soñar…

Busca siempre un motivo y date siempre una nueva oportunidad, para vivir y experimentar en tu vida la verdadera paz que solo Dios nos sabe dar…

¿CUANTO VA A DURAR?

Siendo conscientes de que todo lo que tiene un principio, también posee su final; muchas veces nos preguntamos ante lo que vivimos… cuánto tiempo nos queda, cuánto más nos va a durar?...

Al encontrarnos en el camino con personas que ennoblecen nuestra vida, nos da miedo pensar, en que así como llegaron para ser parte de nosotros y alegrarnos cada día, en cualquier momento y sin que lo queramos tal vez todo tal como comenzó haya terminado y debamos asumir lo triste de una despedida…

Y quizás por lo que a diario vivimos, nos cuesta demasiado creer en los “Para Siempre”, más aún porque somos testigos: de hogares que se juraron ante Dios amor eterno y en un lapso de tiempo se han destruido; personas que dijeron quedarse con nosotros y sin prepararnos, de repente, ya se han ido; en hombres y mujeres que vimos siempre fuertes y resplandecientes y sin darnos cuenta murieron y ya han partido… En sentimientos declarados y expresados que cuando más los sentimos, se acabaron, se esfumaron y cómo pasó no lo supimos…

Por eso cuando el corazón encuentra algo que le regale a su latir el sentido de vivir y la ilusión, se llena a la vez de mucho miedo de involucrarse tanto, hasta tal punto que se le pregunta a Dios: cuánto tiempo crees que nos puede durar todo esto que nos alegra el existir y es razón para no rendirnos y luchar por hacer nuestros sueños realidad?...

Cuánto va a durar el sol brillando?... cuánto tiempo de tormenta nos quedará? Cuánto hay que esperar para que venga lo que tanto se ha esperado? Cuándo se irá la soledad?... cuánto queda de esa relación?... cuánto va a durar la ausencia de quien se fue y se llevó el corazón?... cuánto tiempo más ha de pasar para vivir lo que se vive, para esperar lo que se añora, para calmar el dolor, para acabar con la distancia, para disfrutar todo esto que nos ilusiona demasiado, tanto que da miedo pensar que pronto sin saber como ni cuando, tal vez todo terminará…

Cuánto va a durar el ánimo en la lucha, la fuerza en el sentimiento, la constancia en la construcción de ese gran sueño… Cuánto va a durar, la paciencia en las dificultades, la fe en los momentos más duros, las promesas que se hacen, las ganas de hacer los sueños realidad la luz de esa velita que nos aleja de la oscuridad sin dejarse apagar aunque el viento la quiera abrazar…


Mientras se nos regale un día mas de vida, se nos está dando la oportunidad de hacer único este momento, vivirlo intensamente, sin preguntarnos cuánto puede durar… no importa sea un segundo o toda la eternidad, no importa implique reír o mucho llorar, hay que asumirlo plenamente, aprender de lo que en su tiempo nos quiso regalar y enseñar, y tener muy presente que aunque todo tiene su final, en la vida, cada final es también un nuevo comenzar… no importa cuanto vaya a durar…

miércoles, 9 de diciembre de 2009

NO LO TIRES HACIA EL PISO, SINO HACIA EL CIELO...

En ese caminar por la vida, vivimos y enfrentamos toda clase de momentos, los buenos que nos acomodan, los mágicos que nos elevan al cielo, los normales que nos rutinizan, los variables que nos mantienen al asecho... pero también existen y muchos pensarán que son tal vez más, los instantes difíciles que nos hacen llorar y renegar...

Y es en ese viaje, en el que cargamos nuestro equipaje, donde guardamos lo que realmente para nosotros tiene valor, las personas que amamos, lo que con ellas compartimos, los recuerdos de nuestros triunfos, trofeos, diplomas, medallas, fotografías que inmortalizan los frutos de cada esfuerzo que hicimos... así mismo y cuando las cosas no salen como queremos, se rompen las relaciones, nos enfermamos, fracasamos y caemos; acumulamos y escondemos en esa maleta, todo lo que sentimos, las frustraciones, los miedos, dejando en nuestro corazón muchos vacíos, perdiéndole a la vida el sentido...
Y escribimos en nuestra historia personal páginas de dolor y terror, que no queremos releer porque nos hace temblar las piernas y sangrar el corazón; y ante el peso de lo que cargamos, concentrándonos más en eso que perdimos y dejando de lado lo que ganamos, lanzamos quejas y lamentos, vivimos renegando; explotamos fácilmente, reaccionamos mal ante quienes nos hieren o simplemente por el camino se nos atravesaron...

Perdemos la fe en el Amigazo, lo cuestionamos y sentimos que nos ha abandonado, tiramos al piso todo aquello que nos pesa y que ocupa en nuestra vida tanto espacio... y vamos dejando a nuestro paso, lamentos, quejas, reniegos de lo que no tenemos y aun hasta de lo que se nos ha dado... parecemos una sombra caminante que llena los senderos contaminándolos..

Tiene tanto sentido reciclar todo ello, y no tirar al piso lo que podría convertirse en moneditas de oro para el cielo... eso que vemos basura, castigo, fragilidad o pecado, puede llegar a ser oración, la mayor prueba de amor, entrega y fortaleza en la que Dios se ha manifestado...

Si cada vez que algo te afecta, si te hieren en el alma las personas que más has amado; toma todo ese sufrimiento, no te cierres al amor, conviértelo en oración de perdón y verás como pronto habrás perdonado y la paz recobrado... y si te agobia alguna enfermedad, y padeces de dolores o debes hacer esfuerzos que crees mayores a tu humanidad, di en cada instante en que lo sientas, en vez de ¡ay cómo duele!, cámbialo por: ¡Dios cuanto te amo!... seguro es la más bella y sentida declaración de amor que alguien al Amigazo le ha regalado y El se sentirá tan pleno, que experimentarás fuerzas para asumir ese y cualquier otro dolor para no sentir que te has agotado...

Por cada reclamo que hagas y pagues con la misma moneda lo que te han dado, estarás arrojando al piso oraciones y bendiciones por ti y por aquellos que amas y que deseas darles el más grande regalo...

No tires al piso reproches, envuélvelos en acción de gracias y verás como se elevan al cielo y llegan directo como alabanzas al corazón del Amigazo... no dejes que se te caigan lamentos y quejas, porque apagan las luces de esperanza que existen en la tierra; transforma todo ello en confianza y déjalas en las manos de Dios que El las utiliza para encender en el cielo más luceros y estrellas...

Y si por el cansancio y humanidad algo de todo ello se te cae... detente, recógelo, repara el lugar, deja todo limpio tal cual lo encontraste; es de admirar demasiado y se convierte como por arte de magia en bendición, cada gesto de sencillez y humildad que sale del corazón; porque no es fácil reconocer que hemos fallado y es de valientes asumir las consecuencias de nuestros errores, no rendirse, recoger lo que se ha tirado al piso, hacerlo oración de perdón que Dios acoge sin darte cuenta cuando se alegra de verte actuar y te recibe con un abrazo de alegría y paz por tu inmensa fe y voluntad.


Así que si antes no te habías percatado de aquello que vas dejando caer y desaprovechar, tirándolo al piso como piedras con las que otros que caminan contigo o vienen detrás se han tropezado... no te conviertas en tempestad que oculta o espanta el sol, se más bien el arco iris que el cielo nublado despejó y alumbró... no dejes escapar en lamentos, quejas, reniegos y venganzas, tantas alabanzas y oración de acción de gracias que son moneditas de oro con la que invitas y pagas todo aquello que esperan y necesitan las personas que más amas...

Míralo como esa oportunidad, de darles en todo ello lo mejor de tu amistad, y cada vez que sientas que algo de tu humanidad se te quiere caer al suelo, sonríe y mira con fe y esperanza hacia el cielo, repite en tu corazón: Amigazo ahí te va una monedita de oración con todo mi amor para ti, para que bendigas y ayudes a esa persona que tanto quiero y es valiosa para mí...

Aquello que arrojes hacia arriba como oración de Ti para Dios, se te devolverá en bendiciones para Ti y los que amas, de parte del Amigazo Dios...

domingo, 6 de diciembre de 2009

DIOS SE VISTE DE MUCHAS MANERAS...

“Hoy, caminaba por la calle paseando a Pepe, mi perro; que se me soltó por querer alcanzar un burro que arrastraba una carreta, el señor que la manejaba, se detuvo muy a tiempo y por cuestión de milímetros no lo atropelló, Pepe se asustó tanto que quiso seguir corriendo entre el anden y la calle, yo corrí tras el, tuve mucho miedo que lo atropellara un carro, pero enseguida, el auto que venia tras la carreta se detuvo y un señor se bajó a ayudarme a atraparlo y así lo hizo… todo pasó en mucho menos de un minuto… y entre nervios solo se que medio alcancé a decirle Gracias, tan de prisa que no vi bien su rostro, si lo veo por la calle de nuevo, no lo reconozco, pero pensé… ese es Dios, se viste de muchas maneras”…


DIOS SE VISTE DE MUCHAS MANERAS…

Dios se viste de muchas maneras, para hacerse presente en nuestra vida, solo que no lo reconocemos y por lo general pensamos que las cosas buenas que nos pasan, esas de las que nos damos cuenta y tantas que desapercibidas se escapan, suceden por nuestra buena suerte, porque las merecemos por lo que creemos que somos, decimos y hacemos

Dios se viste de muchas maneras, nos señala la ruta, , nos abre una puerta cuando otras se cierran, nos llena los vacios y cura las heridas, nos levanta cuando tropezamos y nos caemos en el camino… nos previene de algún peligro, nos ofrece una Palabra, nos regala esa sonrisa y abrazo que tal vez necesitábamos y a nadie se lo habíamos pedido…

Dios se viste de muchas maneras, por lo general de desconocidos, de personas que se nos atraviesan en la mitad del camino, pero que muchas veces por la rutina y los aceleres que vivimos, no nos damos cuenta de tanto que nos ofrecen y los pasamos de largo desapercibidos…

Dios se viste de muchas maneras, toma el vestido de amigo, de familiar o compañero, de maestro y hasta de mendigo… pero nos cuesta tanto reconocerlo, es tan difícil ver con los ojos humanos todo lo que aún siendo tan pequeño y sencillo es realmente grande y divino…

Dios se viste de muchas maneras para siempre enseñarnos algo, reparar lo que en nosotros se daña y enmendar las consecuencias de aquello que con nuestros errores causamos…

Dios se viste de muchas maneras y se nos aparece de mil formas, busca siempre alimentarnos de su amor y saciar nuestra hambre de paz y de justicia… nos sonríe en el rostro de los niños, nos regala mensajes de esperanza en aquellos que viven alegres aunque nada tienen y todo al parecer lo han perdido… Dios quiere lograr despertar nuestro espíritu acomodado, desesperado, distraído y dormido, se viste de enfermo terminal, asume el atuendo de aquellos que sufren en lo físico y espiritual pero convierten su dolor en oración y sacrificio; Dios asume la condición de los que carecen de tanto que teniéndolo nosotros, no lo valoramos y lo omitimos…

Dios se viste de muchas maneras, nos salva de tantas cosas, nos ofrece mil detalles tan pequeñitos y mágicos que se nos dificulta sentirlos; siempre buscamos el rostro de Dios como nos lo pintan en los libros, con barba larga y blanca, sentado en una nube llevando cuenta de nuestros pecados y controlando nuestro destino…

Dios se viste de muchas maneras, toma mil rostros y formas, para estar de uno u otro modo, siempre a nuestro lado y nunca desampararnos; nos ve, nos habla y nos toca, nos sonríe, aconseja y orienta; nos abraza y acaricia, hasta nos lleva de la mano, aunque nosotros mismos seamos los que muchas veces lo soltamos, lo rechazamos, lo tratamos mal y nos desviamos… es ahí donde El rebusca en el armario de su corazón, el atuendo adecuado, para reaparecer en nuestra vida y reencontrarnos, porque somos sus hijos predilectos, obra de sus propias manos, sus mas hermosas creaturas, esos que El hasta el extremo y hasta dar la vida ha Amado …

viernes, 27 de noviembre de 2009

QUÉ MÁGICOS Y PLENOS SON AQUELLOS SENTIMIENTOS…

Qué mágicos y plenos son aquellos sentimientos, que se hacen presente aún estando lejos; regalan abrazos tan cálidos y fuertes que son capaces de sentirse con la caricia del sol y el roce del viento…

Qué mágicos y plenos son aquellos sentimientos, que dibujan una sonrisa con tan solo un recuerdo; iluminan el camino cuando se escucha su nombre o aparecen al encuentro, hacen únicos los días en que se comparten libremente lo que se lleva dentro…

Qué mágicos y plenos son aquellos sentimientos, que no encuentran palabras ni medidas para expresar lo que se está sintiendo, nos hacen experimentar libertad de ser quienes somos, aunque avancemos o la embarremos y no hay necesidad de decir mucho, para entender aquello que es parte de todo esto que es tan nuestro…

Qué mágicos y plenos son aquellos sentimientos, que se sienten libres y no compiten con otros sentimientos, saben el lugar que ocupan dentro del corazón y lo protegen encomendándolo a Dios en la oración; son pacientes y comprensivos ante la fragilidad, perdonan con facilidad porque no exige perfección, confían en la Fidelidad que los unió e hizo posible los lazos que los están uniendo…

Qué mágicos y plenos son aquellos sentimientos, que superan la distancia y no se deterioran con el viento, hacen únicos cada día sin dejar que la rutina los agarre y se convierta todo más en costumbre que en sentimiento, tienen sus propios ritos que son vitales, pero no se obligan, simplemente nacen y salen de un corazón para el otro instalarse…

Qué mágicos y plenos son aquellos sentimientos, que expresan tal cual lo que sienten sin cohibirse ni ofenderse; dialogan y comprenden, nadie gana ni pierde porque no se compite en las relaciones, cada quien da con libertad su humanidad y divinidad, y así se va creciendo…

Qué mágicos y plenos son aquellos sentimientos, que saben abrazar y consolar, alegrar y animar, alejar la soledad aún en la distancia, porque se ingenian mil formas de estar presentes e inmortalizar el amor o la amistad que les está uniendo…

Qué mágicos y plenos son aquellos sentimientos, que nos cambian la vida y ocupan un lugar privilegiado dentro, esos que cuidamos tanto que nos da miedo perderlos, esos mismos que anhelamos nos enseñen lo que es para siempre y eterno…

Si alguna vez experimentas esos mágicos y plenos sentimientos, no temas vivirlos, hay que disfrutarlos mientras los tenemos, son la mayor bendición de Dios, son un regalo del cielo, no todo el mundo tiene la fortuna de tenerlos, son realmente un privilegio…

Qué mágicos y plenos son aquellos sentimientos, que nos hacen sentir que Dios nos ama tanto que nos permite vivirlos intensamente y por el tiempo que dure todo esto…

domingo, 15 de noviembre de 2009

MAS ALLA…

Más allá de lo que a simple vista veo y creyendo muchas veces poder ver más allá, no me doy cuenta de todo lo que sucede y simplemente sigo viviendo como si no me han de importar…

Y mientras intento saber lo que pasa en el mundo, con las noticias que han de mostrar, me informo de cada cosa para poder decir que se mucho de todo aquello que ha de pasar, pero no me involucro en nada ante lo que sucede y sigo viviendo lo mío sin pensar en lo que mucha gente vive más allá…
Escucho y veo hablar de noticias y muertes, de secuestros, miserias y situaciones que se salen de todo aquello creímos podía alguna vez pasar, pero al verlo desde mi casa y sintiéndolas muy lejanas a mi realidad, simplemente sigo sumergida en mi mundo sin pensar en lo que sucede más allá… Más allá de lo que veo aun en las personas que a diario me encuentro, existe su verdad, y comparto con ellas el camino mostrándoles u ocultándoles mi verdad, sin entender muchas veces el porque de su pensar, sentir y actuar, ignorando lo que viven, si han comido o si tienen hambre de amor y perdón, si quizás necesitan en ese instante un abrazo o alguien que les pueda escuchar, pero no hago nada para conocerlas, me limito a lo que vivo sin hacer el intento de avanzar en su interior un poco más allá…

Más allá de lo que critico de mis maestros o lo que señalo de mis estudiantes, aquello de lo que me burlo o condeno de mis semejantes, existe su realidad… nadie sabe lo que vive cada uno, todos piensan y actúan de acuerdo a su cada cual… la cruda y dura realidad sería muy diferente, si antes de acomodarnos para juzgar y rechazar, nos ponemos en los zapatos del otro e intentamos caminar con ellos así sea unos centímetros más para acercarnos a su alma un poco más allá…
Más allá de mi ventana, quizás en poblaciones más lejanas o cercanas, mientras pienso solo en vivir mi vida, suceden tantas cosas que ignoro o que se convierten en noticias, novelas o películas… y ya la guerra, la miseria, corrupción, la violencia desmedida se nos va haciendo tan normal que no nos estremece, ni nos inmuta, ni nos mueve un poquito el alma, al ver tanto sufrimiento y agonía que padecen no solo el planeta sino también la humanidad; rompemos sin importarnos las consecuencias, los límites de la moral y la libertad, vivimos desenfrenadamente, queriendo salir como sea ilesos en todo lo que se nos ofrece diariamente y que aunque nos educamos y nos la creemos que sabemos tanto, realmente lo utilizamos bastante mal…

Más allá de las necesidades que podamos pasar y mientras nos quejamos de la comida que no nos gusta, de la ropa y aparatos que ya no usamos porque no están de moda ya, hay tanta gente que muere de hambre y miseria, se desgarra con la guerra y la violencia, y no tienen ni lo más mínimo de lo que nos ha de sobrar… a veces solo nos dedicamos a renegar y criticar, a vivir cómodamente, inconformes y desagradecidos con aquello que nos ha de tocar sin pensar si lo tenemos bien o no merecidos, mientras hay tantos que no contaron con nuestra misma suerte, que enfrentan y padecen tantas situaciones que no alcanzamos a percibir porque nunca podremos ver y sentir lo que sucede un poco más allá de nuestra realidad…

Buscamos a Dios en la alturas y sino lo vemos ahí, nos refugiamos en velas, aromas, rituales, horóscopos, sustancias y brujas, que intentan vanamente darle paz a nuestra alma, mientras se le pone fecha de vencimiento al amor, no se cree en el perdón, culpamos a la iglesia y a todo el mundo de lo que nos pasó y llenamos de ruidos, cosas y vacíos nuestro corazón… se nos hace casi imposible aprender a descubrir a un Dios que es amor, en aquel que es un ser humano tanto, menos o más pecador como yo…

Y nos es tan difícil sumergirnos un poquito más allá aún en nuestra propia realidad, nos rendimos o acomodamos ante lo que nosotros vivimos, creyendo que los maltratos, la agresión, el desamor, la infidelidad, el egoísmo, la traición y desunión hace parte ya de lo que hoy en día es normal… por eso las parejas se casan preparadas para cuando se vayan a divorciar, no creemos en un sacramento que hace indisoluble y eterno ante Dios el amor que nos vamos unos con otros a profesar…

No estamos transformando la historia, la repetimos o la deformamos, y creemos que la estamos escribiendo de otra manera, tan solo por todo lo que a diario nos inventamos… de qué nos sirve saber mucho, sino hacemos nada, de que nos vale tener demasiado, sino compartimos ni amamos… parece que al avanzar, más pasos damos hacia atrás…

Y no es que sea pesimista todo lo que aquí digo, ni es optimista el que se inventa un mundo paranormal y se aleja de la realidad sin importarle lo que hay más allá de sus 5 sentidos… todo sería diferente si tan solo aprendiéramos a ver más allá y amar como lo hizo Aquel que murió en una cruz y nos dijo: “Yo no los llamo mis siervos, sino mis amigos, nadie tiene mayor amor que aquel que al amar da la vida por sus amigos… ámense unos a otros como yo los he amado”…

Más allá hay tanto para descubrir y entregar, pero tenemos que hacer realidad aquello que dice: “Solo se ve bien con el corazón, lo esencial es invisible a los ojos”…


El ciego se puso a gritar: "¡Jesús, Hijo de David, ten compasión de mí!". Los que iban delante lo reprendían para que se callara, pero él gritaba más fuerte: "¡Hijo de David, ten compasión de mí!". Jesús se detuvo y mandó que se lo trajeran. Cuando lo tuvo a su lado, le preguntó: "¿Qué quieres que haga por ti?". "Señor, que yo vea otra vez". Lc 18, 35-43

jueves, 12 de noviembre de 2009

NO TENGO LAS MEDIDAS...

Porque hoy en día todo va ajustado a ciertas medidas que obligan a que todo se debe concordar entre parámetros de belleza y de normalidad, que indican lo que debe ser mínimo y lo que debe ser más… Y así mismo se obliga a la sociedad a tener que aceptar esas medidas y hacer hasta lo imposible por poder encajar…

Algún día alguien me preguntó, qué es lo que tu consideras nunca podrás alcanzar? A lo que respondí enseguida, “Ser Reina de belleza Nacional o Universal” porque simplemente no tengo las medidas que se consideran son las que califican para ser llamadas reinas y bellezas…Todo aquello que obliga a que muchas niñas, jovencitas y hasta hombres también, hagan y deshagan, logren quererse o hasta odiarse, dependiendo de la opinión de los demás, peleando con el espejo y con la sociedad, si no pueden ajustarse a esos requisitos que se han inventado para definir lo bonito, aunque sea más sintético que natural y dependa de la opinión de críticos, periodistas y un jurado al que todo el mundo le quiere agradar para ganar…

No tengo las medidas, solo alcanzo 1,25 de estatura, y reviento todas las demás, no puedo usar tacones y mis piernas tienen curvaturas, mi nariz es chata, mis ojos son café oscuro y mi sonrisa demasiado natural; no se llevar una pasarela, pero gracias a Dios puedo aun y con mucho esfuerzo caminar; no tengo cetro ni corona, pero siempre he sido la reina de mi abuelo, mis sobrinos y mi papá; la moda no me acomoda, pero me visto cómoda y aunque no soy modelo ni belleza universal, logro robarme sin esfuerzo todas las miradas y regalo siempre sonrisas por donde he de pasar…

No he tenido que entrenarme para saber hablar muchos idiomas, ni ver cómo respondo a las preguntas que por más que a las reinas asustan, siempre la misma respuesta tendrá: “cuando sea reina ayudaré a mi departamento, a mi país y a todo el que lo ha de necesitar”… Yo me he entrenado en la escuela de la vida, esa que me enseñó que para poder crecer y alcanzar lo que quería simplemente tenia que subirme a una silla y creer en todo lo que podía de mi misma entregar; gracias a eso, terminé mis estudios, tengo carrera universitaria, encuentro respuesta a tantos cuestionamientos que me he hecho en la vida y a otros muchos que me hacen los demás, así mismo me hace feliz sentir que ofrezco a toda la humanidad, mis letras, mis palabras que son vida, y que de uno u otro modo, aún sin saberlo demasiado, sin llevar una corona ni un centro y sin tener que manejar dinero, sé que he podido sembrar la fe y la esperanza, en muchas almas y corazones que en algún lugar de este universo se han tropezado con mis mensajes y los han tomado de alimento, aún sin tener yo que desfilar algún traje o sin traje, ni viajar con corte real de uno a otro lugar…

Cómo las Modelos y Reinas sé de miradas, críticas y comentarios, porque es común que en la sociedad la gente mire, hable y señale todo aquello que le es fácil criticar… ante eso no me revelo, simplemente creo que nadie puede dar de lo que no tiene y por eso viven de apariencias y superficialidad, porque piensan y creen que el resto de la humanidad anda como ellos, pendientes solamente de lo material, superfluo y del qué dirán…

No tengo las medidas y tal vez a simple vista muchos no se convenzan de todo lo que soy y puedo llegar a dar, pero vivo feliz y tranquila, entrego todo de mi cada día y he comprobado en mis pocos o muchos años de vida que los sueños tarde que temprano se pueden hacer realidad…

Conozco del amor y la amistad que son puros y sinceros, que surgen desde dentro y no por lo que a simple vista vieron… sé de las metas que se logran con mucho esfuerzo, desde lo más sencillo y pequeño, he ganado las batallas que la vida a lo largo del camino me ha puesto, aprendiendo a superar y no dejarme vencer por todo aquello que pretenda derrumbarme o hacerme detener…

No tengo las medidas y quizás a simple vista muchos digan que soy anormal, que Dios castigo a mis padres o que por mutación de un gen no crecí más; para quienes nada saben y creen todo saber, me siento más normal que lo normal que pueden llegar a ser, sé a ciencia cierta que soy un sueño y regalo de Dios y eso lo puede comprobar todo aquel que me ha de conocer, leer o escuchar… Vivo feliz, le digo a todo el mundo: “No te rías de mí, ríete conmigo”… “Sueña en alcanzar cosas grandes desde las más pequeñas que puedes realizar”…

No tengo las medidas, no soy Reina de belleza, ni mucho menos se desfilar… pero le pido a Dios cada día que me de fuerzas, sabiduría y valentía para seguir haciendo su sueño realidad, y cumpla la misión que me ha encomendado de dar testimonio de su grandeza y perfección, desde mi pequeñez y fragilidad…

No tengo las medidas, no soy Reina de belleza, no sé desfilar… pero doy pasos cortos con pisadas firmes que dejan huellas, se roban las miradas y dibuja sonrisas por donde he de pasar…

No tengo las medidas, no soy Reina de belleza, no se desfilar… pero he aprendido que desde abajo la grandeza y belleza del cielo, mejor se puede apreciar, quien no me crea que se agache y sentirá que puede llegar, hasta el infinito y más allá…

lunes, 9 de noviembre de 2009

LAS AMIGAS Y LOS AMIGOS SON ARTISTAS Y TIENEN MAGIA…

Las amigas y los amigos son artistas y tienen magia, son capaces de dibujar un arcoíris cuando el día está nublado, hacen de su voz melodía cuando su consejo más necesitamos…

Las amigas y los amigos son artistas y tienen magia, logran que sintamos el sol, aunque esté lloviendo a cántaros, y hasta la noche parece día, cuando su luz experimentamos.

Las amigas y los amigos son artistas y tienen magia, muchas veces no sabemos como lo logran pero nos reparan cuando se quebranta nuestro cacharro, escriben en nosotros sus historias y no se acaban nunca sus hojas, no es suficiente el tiempo que compartimos para seguirlas narrándolas…


Las amigas y los amigos son artistas y tienen magia, logran hacernos cantar, aún cuando un nudo enla garganta tengamos, se hacen payasos para hacernos sonreír aunque estemos llorando y ganas de reir no tengamos…

Las amigas y los amigos son artistas y tienen magia, con ellos revivimos cada capítulo de todo lo que nos pasa, hasta parece una película de la cual juntos somos las y los protagonistas que después nos divertimos cuando las contemplamos...

Las amigas y los amigos son artistas y tienen magia, se hacen pincel o pluma, instrumento, barro, lienzo, hoja en blanco o escultura para que nos sintamos libres de compartir con ellos la vida y sin temor de sacar todo lo que sentimos y libremente expresarnos…
Las amigas y los amigos son artistas y tienen magia, hacen de su corazón un enorme cojín confortante en el cual descansamos, su hombro se convierte en pañuelo para enjugar nuestras lagrimas y desahogarnos, su abrazo es tan mágico que puede quitarnos el miedo, la soledad y hasta sanarnos, su voz puede hacernos llorar de alegría, de emoción y hasta consolarnos…

Las amigas y los amigos son artistas y tienen magia, logran hacernos descubrir todos nuestros dones, aunque nos pasamos la vida buscándolos, y hasta nos enseñan a amarnos a nosotros mismos y ver a los que nos aman, cuando creímos que nadie nos había realmente amado…

Las amigas y los amigos son artistas y tienen magia, a veces tardan en aparecer y otras veces lo hacen muy temprano, pero tarde que temprano siempre aparecen para enseñarnos que existe la verdadera amistad y es el sentimiento más hermoso que hemos experimentado y Dios nos ha regalado…


Las amigas y los amigos son artistas y tienen magia, nos hacen experimentar a la vez, lo que es el amor y la fidelidad, la ternura y la solidaridad, la fe, la esperanza, la misericordia y la libertad… tantos sentimientos que se funden en uno solo llamado AMISTAD…

Las amigas y los amigos son artistas y tienen magia, se hacen presencia física y real de Dios, aunque son demasiado humanos, logran adivinar casi siempre cuando es el momento preciso en que más los necesitamos y sino lo adivinan, lo presienten o vuelan enseguida a nuestro lado cuando se lo avisamos…

Las amigas y los amigos son artistas y tienen magia, son un tesoro tan valioso que muy pocos tenemos el inmenso privilegio de encontrarlas o hallarlos, son humildes y sencillos, no saben realmente todo lo que valen, prefieren sentir siempre que nada hacen para seguir esforzándose por todo de sí mismo y hasta más, entregarnos…
Las amigas y los amigos son artistas y tienen magia se hacen visible e invisible, pero siempre están presente, simplemente aparecen o desaparecen de acuerdo a las circunstancias o como lo necesitemos, están ahí, sostienen nuestra silla, reparan nuestras alas, nos sueltan para que volemos alto pero nunca nos abandonan, son amigas y amigos artistas y mágicos de todas las horas…

Las amigas y los amigos son artistas y tienen magia, nos conocen plenamente, porque a pie descalzo y sin forzarnos, han recorrido de nuestro corazón cada habitación y con su magia la han transformado…

Las amigas y los amigos son artistas y tienen magia, disfrutan plenamente cada instante que compartimos y si no estamos presentes, le piden al Amigazo que es el mejor de los amigos, que nos cuide y nos bendiga y no se aparte de nuestro lado…

Las amigas y los amigos son artistas y tienen magia, saben romper el silencio y vencer la distancia, hacen posible el PARA SIEMPRE para que la Amistad permanezca y permiten que exista el NUNCA para que nada jamás logre separarnos…
Y quién se atreva a dudar que las amigas y los amigos son artistas y tienen magia es porque aún no han sabido descubrir y valorar a Las amigas y los amigos que tiene a su lado…

A ESAS AMIGAS Y AMIGOS ARTISTAS Y MAGICOS, LE DAMOS LAS GRACIAS POR TODO LO QUE NOS HAN DADO Y TRANSFORMADO, PORQUE CON SU ARTE SU MAGIA, SON FIEL INSTRUMENTO DE DIOS EN SUS MANOS, EL FUE QUIEN NOS ENSEÑO QUE NO HAY MAYOR AMOR QUE DAR LA VIDA POR QUIEN TANTO SE HA AMADO…

A ESAS AMIGAS Y AMIGOS ARTISTAS Y MAGICOS LAS BENDIGO Y LES DIGO MISPA, PARA QUE DIOS ESTE SIEMPRE ENTRE ELLAS, ELLOS Y YO CUANDO ESTEMOS DISTANCIADOS…

MISPA…