miércoles, 24 de diciembre de 2008

ES NAVIDAD…

Es Navidad, tiempo donde se remueven los sentimientos, nostalgia, alegría, paz, entrega, espera… Las casas se llenan de luces, los árboles se adornan de blanco, los regalos se amontonan, la gente corre de un lado a otro, todos quieren llegar a tiempo para la noche buena…

Pero Navidad es mucho más que eso… es un milagro que ocurre más que por fuera, por dentro… Es la presencia que nos deja como herencia aquel que un día estuvo y se fue; es la paz que toca a la puerta de nuestro corazón, pidiendo que la dejemos entrar y así reconciliarnos con Dios, con nosotros mismos y con los demás…

Navidad es la fuerza que se experimenta en el alma, aunque aún existan heridas que nos hacen llorar; Navidad es cada corazón amigo presente y ausente que sabemos lo mejor de sí mismo nos ofrece, no importe esté donde tenga que estar.

Navidad es la sonrisa del pobre que en la calle goza con moneda o la migaja de pan que se le da; es la alegría del niño que juega con aquello pequeño y sencillo que le llegó como regalo en esta Navidad. Es la tranquilidad del enfermo que en un hospital ve nacer desde su cama y en soledad, al Niño Jesús que le regala unas horas de vida más; es el sueño del soldado que aislado de los suyos, reza para no perder la esperanza de regresar a casa y abrazar a los que más ha de amar.

Navidad es la libertad del alma que experimenta aquel que se encuentra prisionero de sus errores o del de los demás, es el tiempo que se nos ofrece en cada día nuevo que se nos da, más porque el nacimiento de Jesús nos regala una nueva oportunidad. Es la medicina a nuestros dolores, es un par de anteojos de colores, es aquello que no sabemos describir pero nos hace sonreír, es la magia que le coloca a las personas amadas y lejanas un par de alas, para sentirlas a nuestro lado y así experimentar que aunque aparentemente nada tenemos, realmente no nos falta nada…

Navidad es abrir nuestro corazón a los mejores deseos que se nos dan y que ofrecemos, porque aunque parezca otra navidad más, es única, el Niño Jesús ha querido nacer para hacernos seres renovados, llenos de paz, realmente nuevos.

Gracias por adorar el pesebre de mi vida con su presencia amiga, ustedes son una hermosa razón para sentir y decir que esta es una FELIZ NAVIDAD…

QUE DIFICIL ES...

Porque hay cosas que aunque suenen muy sencillas y se vean diferentes sentados en otra silla muy lejana a la realidad, cuesta demasiado hacerlas vida o poderlas realizar; porque implica más que situaciones vanas, remover, romper, sanar, transformar o deformar....

Pronunciar palabras que aunque sentimos, casi nunca las decimos, un “te quiero” o “te perdono”, un “lo siento”, o “ya no te quiero igual”, “perdóname”, “no quiero perderte”, “te necesito” o “no puedo más”, “no me dejes” “me preocupé por ti” “volvámoslo a intentar ” “dame otra oportunidad”; tantas frases que aunque pequeñas, dicen mucho más que lo que a simple vista se puede vislumbrar...

Dar ese paso que nos llevaría a acercarnos a quien estando tan cerca, vemos demasiado lejano cada día; abrir esa puerta que un día se cerró, porque alguien entró en nuestro interior, lo quebrantó y emprendió la huída; vencer ese miedo que se instaló, en el preciso momento en que sucedió aquello que para siempre nos marcó; arrancar la espina que se clavó en lo más profundo de nuestro corazón, borrar del pensamiento aquello que se vivió y que en nuestra historia personal escrito quedó y se inmortalizó, sacar de nuestra vida a ese alguien que fue tan especial y aunque nos hizo llorar, un pedazo de nosotros mismos se llevó.

Qué difícil suele ser y hasta imposible ha de parecer, expresar con palabras lo que siente el corazón, contener una lágrima para que no delate lo que hay en nuestro interior; vencer la risa en un momento de mucho formalismo y seriedad, levantarse al caer de la nube más alta, volver a confiar cuando alguien en quien creíamos tanto nos defraudó y nos decepcionó; parar cuando debemos decir stop y no continuar para darnos cuenta que por nuestros impulsos la supimos embarrar y la vida de un giro y como consecuencia a lo que hicimos nos cambió.

Qué difícil es recuperar aquello que se perdió, hacer que las cosas vuelvan a ser igual cuando mucho tiempo ya pasó, reinstalar la magia y el encanto que alguna vez en la relación existió, dejar el papel como estaba antes cuando en un instante de irá se arrugó, se pisoteo y en mil pedazos se rompió... Contestar esa llamada que cuando timbra desgarra el alma, hacerse invisible para que extrañe y valore aquel que acostumbrado a nuestra presencia actúa como si no existiera nadie ni hubiera nada.

Puede parecer demasiado sencillo, cuando al dar un consejo o analizarlo desde afuera lo decimos; pero solo el que está jugando en la cancha sabe como va el partido, y aquel que está en el campo de batalla es el que sale vencedor o vencido.

Es difícil más no imposible lograr todo aquello que aquí digo; basta dejar que sea la fuerza del amor y la fortaleza que da la fe en Dios lo que nos ayude a realizar aquello que aunque es muy fácil decirlo, cuesta demasiado vivirlo.

jueves, 18 de diciembre de 2008

DOÑA SOLEDAD....

Usted que es de muchos la más fiel compañera, que aparece sin que la llamemos, sobre todo cuando nos refugiamos en lo más profundo y escondido del alma, anhelando encontrar en algún rincón escondido un poco de calma…

Usted que aun haciéndose presente, nos hace sentir tan ausentes; y aunque nos ofrece su abrazo, experimentamos frío y vacío estando en su regazo…

Usted que ve lo que nadie ve y que en ocasiones necesitamos que otros vean, usted que no dice nada cuando añoramos que alguien nos diga alguna palabra que rompa el silencio ensordecedor que su susurro nos deja… Usted la amiga que no consuela, cuando clamamos silenciosamente alguna palabra, un gesto, un abrazo que nos ofrezca así sea un poco de paz para que la herida ya no duela… usted la que intenta a veces arrastrar, alejándonos de los demás e insinuándonos que solo confiemos en usted y en nadie más.
Usted Doña Soledad, a veces tan imaginaria y otras tan real, que aparece aún entre tanta gente que camina y se instala a nuestro lado estando sin estar, pasando sin darse cuenta de lo que el corazón siente o lo que pensamos, solo usted lo sabe y hasta lo presiente, pero finge demencia, nos acompaña, nos roba alguna lágrima, nos deja como consuelo un lápiz y un papel, un perro, una almohada, la opción de rezar, cantar alguna canción que hable de lo que siente el corazón; y un reloj que con su tic tac nos marque el ritmo del latir y nos haga sentir que el tiempo que se va, ya no vuelve a venir y lo que no se viva ahora, no lo volveremos a vivir…
A usted, podemos hacerla amiga o Maestra, aprender de todo lo que quita o presenta, parece valiente, pero se siente muy débil ante la flor que germina, la presencia familiar o el corazón fiel que traiga como regalo eso que tanto soñamos y necesitamos, aquello que llaman amor o amistad… A usted Doña Soledad, a la que no hay que temerle, porque lo que haga o deje de hacer, no nos puede detener en nuestras luchas por hacer los sueños realidad, con o sin usted, aferrándonos a Dios, nada nos puede detener y es ahí que sentiremos que cuando El está, usted ha de desaparecer… y le diremos adiós que le vaya muy bien…

HOY ES EL PRIMER DIA DEL RESTO DE TUS DIAS…

Hoy es el primer dia del resto de tus días, en el que inicias un nuevo capítulo de tu vida...

Ya no habrá quién te lleve de la mano, para que escribas con letra clara y ninguna lección o tarea dejes de lado...Ahora tu eliges lo que quieres inmortalizar, el color con el que desees escribir, las labores que optas realizar...

Cuesta ponerle fin a un capítulo más, todo ello indica que vas creciendo, que muchas cosas van quedando atrás y otras nuevas iras aprendiendo... hay personas que quizás no verás más y algunas estarán siempre ahí, esperando a lo que puedas necesitar, porque hace parte de la misión del Maestro, permanecer y acompañar...

No todo quedará en el pasado, habrán personas que permanecerán aún a tu lado, amigas con las que prometiste pasar toda la vida; ángeles terrenales que quieren cuidarte cuando lo creas necesario... pero aquellos que quedan atrás no los podrás olvidar, porque sus nombres quedaron en tus paginas para siempre grabados.

Hoy es el primer día del resto de tus días sin el uniforme que por mucho tiempo usaste, y sin volver a ocupar esa silla donde te acomodaste para crecer y formarte... Si cada rincón del Colegio hablara, muchas historias tuyas contará, las veces que te vieron reir y llorar, hacer travesuras, compartir tus confidencias, pintar corazones, escribir otros nombres, y sobre todo soñar...

Hoy es el primer día del resto de tus días en el que quizás bruscamente debes soltarte, dejar ese techo donde te sentiste segura, abandonar la casa de la cual no pensaste nunca alejarte; hoy extiendes tus alas y vuelas hacía otra meta, más lejana, más alta; y tienes miedo quizás por la duda que experimentas si elegiste bien o mal; la incertidumbre de cómo harás en ciertos momentos, la nostalgia e inseguridad de volar por tí misma sin tomarte de la mano de tuspadres y Maestros.

Hoy es el primer día del resto de tus días en el que ya te das cuenta que has dejado de ser niña, y pensar en crecer da temor, por todo lo que se puede quedar atrás o perder... seguirán los sueños? y la diversión? será acaso la vida de ahora en adelante un nuevo capítulo escrito demasiado en serio, donde toda despojarse del todo, de tantas cosas que en algún momento creímos era lo ideal para ser feliz y lo más bello.

Hoy es el primer día del resto de tus días en que no tendrás que madrugar a limpiarte las uñas, escoger el uniforme que toca, llevar los cuadernos que son; encontrarte muy temprano con aquellas personitas a las que compartías lo que hacías toda la tarde hasta que te dormías...

Hoy es el primer día del resto de tus dias y la hoja está en blanco, comienzas a escribir este nuevo capítulo, nadie te llevará de la mano, nuevas personas escribirán sus nombres, y eres tu misma quien aprenderá a escribir cada renglon sin tachanoes ni borrones, procurando que todo lo que de ahora en adelante plasmes en el libro de tu vida, lo puedas reller en cualquier momento sin sentir dolor ni querer arrancar las hojas de un solo jalón.

Hoy es el primer día del resto de tus días con esta nueva ilusión, no tengas miedo, no te aferres al ayer, llévate de él lo mejor, mira hacia adelante, extiende tus alas, no temas volar alto, yo sé que ya estas preparada, además nunca estarás sola, sabes que siempre habrán personas atentas a lo que esperas y necesitas, esperando ahi en el mismo lugar para cuando desees recargar tus fuerzas y descansar...

Hoy es el Primer día del resto de tus días en los que no tendré que decirte disponte para orar, por eso, en este momento de tu vida, te pido que por sobre todas las cosas, y desde este día para el resto de tus días, no te olvides que todo aquello que esperes y necesites, cuando desees sanar tus heridas y recuperar las fuerzas, la fe, la esperanza y la paz, abrázate al Amigazo, sabes que El es el único que nunca te va a abandonar.

Hoy es el primer día del resto de mis días en que ya no te veré correr por todo el colegio, entrar y salir cada mañana, recordar tu historia ahí desde el primer momento… Hoy es el primer día del resto de mis días y tus días en que quiero tengas presente, que aunque no me veas diariamente como antes y quizás en tu rutina diaria sea muy difícil encontrarnos seguidamente; nunca olvides que en cualquier momento de tu vida y para el resto de tus días, si me necesitas puedes contar conmigo para siempre…

domingo, 14 de diciembre de 2008

HACIENDO INVENTARIO INTERIOR...

Porque en mi afán de darte lo mejor, esculco en mi alma y corazón, busco en cada rincón; lucho por superar mi debilidad y aprender a controlar aquello que no me permite regalarte por mi fragilidad, todo lo bello que has de merecer y anhelar...

Guardo en una cajita mágica muchos abrazos para ti, que puedan servirte cada vez que soledad empieces a sentir; trato de enfrentar con valentía los momentos de dificultad, porque quiero que sientas que a pesar de mi humanidad, conmigo podrás siempre contar.

Aprendo de la vida todo lo que me ha de enseñar, quiero tener experiencia y sabiduría cuando algún consejo u opinión de mí hayas de necesitar; dibujo muchas sonrisas en mi rostro, para cada vez que me veas a los ojos, recibas a cambio ese gesto amoroso, que te de gozo y tranquilidad.
Me robo de la naturaleza y el espacio una estrella para que ilumine tus noches y te haga disfrutar del tiempo paso a paso; le quito una ráfaga al viento que te ofrezca una caricia, me apodero del canto de un ave para que de mi te hable, me aferro de las pizcas de arena para inmortalicen tus huellas, un rayito de sol que te salude y te haga sentir que te recuerdo desde donde estoy...

Hago inventario en mi interior, esculco cada cajón en donde muchas veces guardo empolvado tesoros que han sido muy resguardados por temor al dolor; me sorprendo ante tanto que aprendo a descubrir, en mi afán de darte lo mejor de mí.
Haces mucho por mí y no te das cuenta, me haces crecer y ser mejor persona, me ayudas a no rendirme ni renunciar, porque no quiero soltarte ni defraudarte, quiero que sientas seguridad y experimentes la fidelidad que da vida a la verdadera amistad. (MIA)

viernes, 12 de diciembre de 2008

NO ES SUFICIENTE SENTIR DEMASIADO AMOR…

No es suficiente sentir demasiado amor, cuando quizás no es correspondido y al entregarlo por entero al ser amado, queda el vacío y el dolor de contemplar el corazón herido y agotado…

No es suficiente sentir demasiado amor, porque aunque se experimenta que es un sentimiento muy fuerte y se guarda la ilusión de haberlo conservado; queda muchas veces la decepción al abrir los ojos a la realidad y darse cuenta que la flor se ha marchitado, ya no hay nada, todo ha terminado…
No es suficiente sentir demasiado amor, porque hay amores que aunque le dan sentido al existir, causan daño y arrebatan las ganas e ilusión de vivir; son amores que matan y quebrantan el alma, cuando alguien se enamora de la persona equivocada y se le abren las puertas a quien sin pensarlo, entra, se instala y luego se marcha sin dejar nada…

No es suficiente sentir demasiado amor, porque ni que estalle de amor el corazón, se puede dar riendas sueltas a un sentimiento que termina ocasionando estragos en el interior… tal vez porque es imposible de realizar, o porque tuvo su tiempo de vigencia y debe acabar; puede ser también porque suele suceder que existan muchos más obstáculos que la posibilidad de hacer realidad ese amor tan grande que se ha de experimentar.
No es suficiente sentir demasiado amor, cuando no se ve ni se valora todo aquello que nos invade el alma sin saberlo controlar; se escapa en nuestras miradas, en lo que decimos o callamos, aún cuando al pensar en ello reímos o lloramos para hacerlo realidad, pero aunque nos haga reír o llorar, nos cause alegría o dolor, experimentar tanto amor nos hace latir a otro ritmo el corazón; ver las cosas de otro color, sentir que vivimos, porque es para amar y ser amado que hemos nacido. }

No es suficiente sentir demasiado amor, para atrevernos a pedir u ofrecer perdón, sobre todo cuando nos han causado demasiado dolor; y cuesta tanto darse otra oportunidad, intentar salvar, sanar o reparar, aquello que alguna vez fue nuestra mayor ilusión y era de nuestra vivir la razón.

No es suficiente sentir demasiado amor, pero aún así nunca dejemos de amar ni de soñar con el amor…

lunes, 8 de diciembre de 2008

HAY PERSONAS QUE UNO QUIERE SEAN PARA TODA LA VIDA...

Hay personas que al encontrarlas en el camino y sentir que son ellas un regalo de Dios y un privilegio del destino, disfrutamos los instantes que se nos ofrecen día a día y anhelamos compartir con ellas toda la vida…

Y así, en la medida que aprendemos a conocerlas, mientras gozamos y valoramos lo que nos ofrece y engrandece su presencia, nos aferramos tanto a sentirlas a nuestro lado, que contar con ellas para toda la vida es lo más deseado y sagrado…

Causa nostalgia pensar el tiempo pasado antes de conocerla, donde experimentamos que quizás nos perdimos de compartir muchos momentos y espacios; pero se logra sentir mucho mas dolor, cuando imaginamos con temor que tal vez algún día nos toque decirles adiós…

Hay personas que nunca imaginamos que existían, porque vimos quizás muy lejano hallar un ser así; pero al encontrarte a ti, me haces sentir que los imposibles no existen, que podemos soñar aún con vivir estos sentimientos llenos de emoción y plenitud que llenan de fortaleza y paz el corazón y el existir…

Hay personas con las que cultivamos el más puro y grande sentimiento ya sea de amor o de amistad, y compartir con ellas nos ofrece tanta plenitud y alegría, que haríamos lo que fuese necesario para inmortalizar ese privilegio de estar ahí a su lado para toda la vida…

Hay personas que cuando las encontramos, nos abrazamos a ellas para no tener nunca que soltarlas porque nos llenan demasiado, su ser y existir le dan a nuestro vivir un nuevo valor y sentido, no nos imaginamos lo que seremos algún día cuando hayan partido… por eso elevamos una plegaria al Dios que nos permitió haberlas conocido, que nos deje seguir recorriendo de su mano este y los otros caminos… (MIA)