domingo, 24 de febrero de 2008

SIEMPRE Y NUNCA

Inspirada en el compartir que a diario me ha de enriquecer, mientras cultivo la amistad; surge esta reflexión del Siempre y el nunca Jamás.

Gracias Ingrid... he aquí lo que nuestra conversación me ayudó a construir.

SIEMPRE Y NUNCA…
Siempre y Nunca son palabras que en algún momento de la vida, encuentran su excepción, porque tarde que temprano, algo puede suceder y modificar aquello que quisimos prometer y ofrecer desde el corazón: Votos de amor eterno, juramentos de total fidelidad; sentimientos infinitos e inacabables, que sino se cultivan entre dos, llegan a su final; es ahí cuando lo que creíamos que siempre iba a permanecer, puede terminar; y lo que prometimos que nunca iba a acontecer, sin darnos cuenta y sin poder evitarlo, pasará. De igual modo ante lo negativo y todo lo que nos impide ser feliz, porque en medio de lo que hemos vivido, creemos que siempre vamos a sufrir y nunca un milagro en nosotros sucederá, nuestra fortaleza y fe podrán hacer que esta regla se rompa y las cosas puedan cambiar.

Siempre y Nunca, no son palabras mágicas, ni imposibles de modificar, aunque al pronunciarlas, impliquen un compromiso de total entrega y lucha por hacerlo realidad, pero en los hombres y mujeres, es a veces mucho más fuerte la fragilidad; y lograr darle vida y procurarles la vigencia del siempre y el jamás a lo que en voces o en letras prometimos, requiere que luchemos constantemente, con el corazón y la razón; aunque quede grabado en una cinta, en el papel, en la piedra o en un anillo, y esto signifique que es sinónimo de inmortalidad; para hacer que no se borren jamás, requiere que se labren entre dos; porque cada sentimiento que nace en el alma, es como una flor, que sino se cultiva, se marchita e hiere con sus espinas lo más profundo del corazón.

Siempre y Nunca, dicen tanto, que quizás al leerlo o escucharlo, nos subimos de una vez, a lo mas alto y empinado, creyéndonos muy ilusionados y si en esa experiencia, nos toca sentir que de algún modo nos han fallado, nos desplomamos y quebrantamos, volviéndonos escépticos, a lo que nos puedan ofrecer, aunque en su momento sea sincero, pero ya de tanto caer nos volvemos frívolos y desconfiados.

Siempre y Nunca, miden la capacidad que tenemos de cumplir las promesas, luchar con todas las fuerzas por aquello que queremos y no deseamos perder jamás; siempre y nunca son tan solo dos palabras, que expresan nuestra fidelidad, lo que nos hace realmente grandes, es dar la vida si es necesario, para hacerlas realidad.


sábado, 16 de febrero de 2008

NI SE COMPRA, NI SE VENDE, NI SE ARRIENDA

Porque en el caminar y compartir, una palabra, una frase o una conversación, inspira y le da vida a una profunda reflexión... ¡Gracias Vale, tu vales...!

NI SE COMPRA, NI SE VENDE, NI SE ARRIENDA

Ni se compra, ni se vende ni se arrienda ninguna de las habitaciones que posee el corazón; quien logra entrar así sea en una de ellas, ahí se queda y tiene el deber de cuidarla y mantenerla intacta a punta de puro amor. Quizás algunos encontrarán telarañas que expresan lo vacío que se encontraba ese rincón; pero al habitarlo lo llenan de luz, renuevan y le dan sentido, lo pintan de otro color. Habrá quienes intenten poner todo en orden, adórnalo con detalles, reparando lo que estaba quebrado, sanando lo que había herido, ocupando cada vacío, haciendo de ese el mejor rinconcito del corazón. Pero también están aquellos que ingeniándoselas para entrar, no saben cuidar y valorar ese espacio del alma en el que han de habitar; empañan con mentiras sus paredes, quebrantan las ventanas que se abrían a la esperanza y la ilusión de aprender a amar; guardan en el olvido cada palabra que expresa lo que se siente, saquean los sueños que se refugian en los espacios más sagrados que en cada ser humano hay.

Ni se compra, ni se vende, ni se arrienda, ni se puede volver a ocupar, ninguna de las habitaciones del corazón que hayan sido habitadas, porque quien entra en ellas se queda para siempre, y si sabe cuidarla enciende sus luces, ayuda a mantener abiertas sus puertas y ventanas; pero si alguno no logra conservarla como se debe, aunque se atreva a abandonarla, es muy difícil que otra persona intente ocuparla, porque esa pieza queda por siempre sellada y clausurada, dejando vacío y sombrío ese espacio profundo y después si decide regresar y entrar, será casi que imposible, porque una puerta del alma que se cierra es muy difícil que de nuevo se abra.

Ni se compra, ni se vende, ni se arrienda, ningún lugar del corazón, solo el que encuentra la llave entra, sin pedir permiso, sin pensarlo, y se apodera de una o más habitaciones de acuerdo al tamaño y la fuerza del amor. Ese es el misterio que oculta este sentimiento que se instala sin programarlo y es muy difícil después poder borrarlo, es realmente mágico, te hace reír y llorar en un mismo instante casi que sin poder controlarlo.

Ni se compra, ni se vende ni se arrienda, y hay quienes cierran con muchos candados su interior, por temor a que de el se apoderen y no sepan cuidar cada habitación; otros tienen sus piezas ocupadas, están repoblados de amor y amigos del alma; pero también hay los que aún con sus puertas muy abiertas, sienten que nadie entra y esperan con ansias la persona que habite y llene los rincones vacíos, sacando de una vez por todas la soledad que lo ha invadido y no lo suelta por nada; tal vez con el pasar de los años y cansado de esperar, sienta que es mejor cerrar y clausurar; pierde la esperanza de que alguien intente su alma conquistar y habitar.

Si quieres entrar en mi vida, piénsalo muy bien y trátame con mucho amor, recuerda que una vez que entres será solamente para ti y para siempre, ese pedacito sagrado, porque ni se compra ni se vende ni se arrienda ningún rincón del corazón.

jueves, 14 de febrero de 2008

TU TE HAS IDO, YO AQUI SIGO...

Mañana 15 de Febrero es el Anivesario # 14 de mi fabricante de sueños, "Mi papá"...
En este año aunque apenas comienza, he experimentado y he sido testigo de la muerte de personas muy cercanas,lo cual estremece el alma y remueve lo que se siente cuando se dice adios a quien mucho se ama.

Hay una realidad,el mundo sigue, nada se detiene; ellos se han ido, nosotros nos quedamos...
Este escrito va especialmente para mi Papá Horacio y para mi amiga Moni...


TU TE HAS IDO, YO AQUÍ SIGO…

Hay quienes en algún momento del camino nos dicen adiós porque han partido, y en ese desprendimiento es tan difícil continuar experimentando la ausencia y sintiendo el vacío; nada se detiene, todo continúa, tú te has ido, yo aquí sigo.

Miro por la ventana cada auto que sin detenerse sigue hacia su destino, se siente morir por dentro cuando se vive el dolor de perder a quien mucho se ha querido, pero el mundo sigue dando vueltas, tu te has ido y yo aquí sigo.

Cuesta tanto dejar ir, es muy complicado entender todo esto que suele suceder, nos sorprende, no avisa, simplemente ocurre sin ninguna explicación, aunque nos preguntemos ¿por qué? y no encontremos más respuestas que el silencio y la desolación, hay que seguir viviendo aunque de tristeza sintamos que estamos muriendo, no podemos detenernos, tu te has ido, yo aquí sigo.

Nos aferramos a los recuerdos, los abrazamos tan fuertes para que no se vayan al olvido, hay quienes se alejan porque ya no estás, otros siguen de largo tal vez sin pensar, que aunque tu no estés y muchas cosas no vuelvan a ser igual, yo no me ido, aquí sigo.

No se puede renunciar al sueño iniciado, ni a los propósitos que nos hicimos; las obras que en tus manos comenzaron no han de quedar inconclusas, tu partida no significa que todo haya terminado, es ahora cuando más hay que seguir trabajando, luchando y soñando, para que no mueras y siempre permanezcas en todo aquello que le dio sentido a tu vivir; aunque tu ausencia nos haga sentir a veces deseos de morir.

Pasan rápido los días y se convierten en años, tu recuerdo se remueve en cada cosa que hacías y en cada aniversario, es ahí cuando somos testigos de todo lo que ocurre y los cambios que se van dando, y aunque muchos no te conocieron y caminan a mi lado sin saber lo que siento; has dejado un vacío muy grande en mi vida, pero aún así sigo viviendo con lo mas hermoso que me has dejado, con lo mucho que me amaste y con la certeza de que aunque ya no estás no me has abandonado y algo de ti en este mundo ha quedado, porque aunque te has ido, habitas en mi, y yo aquí sigo, aún no me he marchado.


TE AMO MUCHO PAPI Y TE EXTRAÑO...

Horacio Rojas Hernández

Junio 7 de 1937 -

Febrero 15 de 1994
"Papy, tu te has ido y yo aqui sigo"...

UN PEQUEÑO GRAN MUNDO LLAMADO ESCUELA…


Para los niños y niñas de talla baja, salir de casa, donde el ambiente le ofrece seguridad y paz, por no tener que enfrentar miradas y comentarios, sino sentirse en un clima de normalidad, puede ser muy difícil de enfrentar, ya que en su interior cada lugar nuevo es un mundo para conquistar y aprender a adaptarse, más que en su infraestructura, en las reacciones de quienes habitan en él.

La escuela es uno de esos espacios que se convierten en retos en su vida, su primera experiencia en ella es primordial.

Algo que recuerdo claramente de mis primeros días de escuela, fue la pregunta del millón que me hizo una niña: ¿Por qué eres enana?... para mi esa palabra hacia referencia al cuento de Blanca Nieves, y escucharla a veces dolía, quizás por las reacciones que sin entenderlas veía, en mi madre, cuando alguien en la calle me llamaba así. Yo ni siquiera sabía que era enana, siempre me sentí una más entre mis hermanos; y escuchar esa pregunta era darme cuenta que en mí pasaba algo no muy bueno, que causaba mucha curiosidad y diversidad de actitudes en los demás, desde el niño que se ríe, el adulto que se enoja, el curioso que ve de una manera tal que incomoda. El desenlace de esta situación se da, cuando una compañera le responde a la otra niña diciéndole: No digas nada, recuerda lo que nos dijeron. A lo que supuse que quizás las habían prevenido con respecto a no molestarme, lo que confirmaría que algo pasaba.

Ser estudiante de talla baja, puede generar muchas reacciones tanto en maestros como estudiantes.

En las Maestras o Maestros, quizás por temor a que el niño o la niña se sienta mal, tienden a sobre proteger, dejar pasar, celebrar todo lo que hace, no exigirle de la misma forma como lo hace con los demás, los chiquillos perciben todo esto y sacan provecho de ello, por eso es sumamente importante recibir el mismo nivel de exigencia que el resto de la clase, para evitar que intenten manipular. Su simpatía, ternura, alegría, envuelve y tal situación, no le conviene, ya que en la medida que sea menor su exigencia, menos se esforzará por dar lo mejor de sí mismo y no logrará sacar todo su potencial.

Los compañeros y compañeras, hacen de el o ella, el centro de atracción, le celebran todo, lo mantienen siempre rodeado; esto también hay que saberlo manejar y canalizar, para que aprenda a hacerse a su grupo y no tienda a sobreactuar o hacer cosas para llamar más la atención y ser objeto de admiración y adulación, llegando a sentir siempre necesidad de aprobación, o a creer que la única forma de tener amigos es haciendo chistes o intentando lucirse.

Entre los compañeros, está el que sobreprotege, el que imita, el que pregunta, el que ofende, el que defiende, y todas estas personalidades giran en torno del niño e influyen en él. Estas situaciones, producen en ellos, algunas veces estrés, miedo o por el contrario, muchos deseos de ir al colegio a divertirse a pasarla bien.

La información que se pueda dar en las escuelas es de mucha ayuda, permite que se forme a la comunidad educativa y que una condición quizás desconocida o rodeada de mitos, sea vista de otra forma. En todos aquellos que no conocen de acondroplasia o talla baja, hay muchas preguntas y conceptos errados, formados por la poca información que hay al respecto.

Realizar talleres de integración, socialización y preparación serían de mucha ayuda para padres, maestros y niños.

Con el tiempo, la escuela será un lugar bajo control, donde podrá ser el mismo, dejando de lado las diferencias físicas y cualquier esfuerzo inventado que crea que debe hacer para ganarse la aceptación.

El apoyo que como padres se le de al niño, la seguridad que se le inyecte, la autoconfianza, son herramientas básicas en la construcción de sus sueños, ganarse la confianza, que el niño exprese libremente lo que siente, cuando esté triste o enojado, cuando tenga miedo, cuando se sienta incómodo o a gusto, de este modo se sabrá siempre lo que piensa y como se siente en los distintos lugares en que se desenvuelve.

No hay que pretender meterlo en una burbuja de cristal intentando protegerlo del mundo, siempre habrá en algún lugar el que mire o pregunte, el que sea imprudente o cruel; así como habrán muchos más que apoyen, que le amen, que crean y confíen en el.

A lo que se refiere a sillas, baños, escaleras y demás, suelen ser obstáculos fáciles de superar cuando interiormente se siente en su mundo, con sus amigos y Maestros que lo aman y lo aceptan tal cual como es, sin recordarle demasiado sus diferencias, sino resaltando el valor que tiene como ser humano que es. La accesibilidad se logra desde la adaptación de las infraestructuras, trabajando por la accesibilidad, esto le ayuda a su comodidad y a evitar problemas de salud como lesión en la columna, dolencias en las extremidades, accidentes, caídas, incomodidad, entre otras.

Es cuestión de informar y formar, de trabajar en equipo, de romper paradigmas y mitos… La mayorías de las imprudencias que suelen pasar, son por falta de educación con respecto a las diferencias, así mismo por curiosidad, también por no saber ponerse en el lugar de los demás.

Todos, Maestros, padres y alumnos podrán hacer de la escuela un pequeño gran mundo en paz.
(Foto: Analu y yo */* Te quiero mucho Amiguita)

lunes, 11 de febrero de 2008

DOSIS DE AMOR

¿Cómo saber a quién y en qué medida dar amor?... ¿Cómo poder dejar de amar a quien no se debe y aprender a amar con más intensidad a quién realmente nos quiere?… Son preguntas que alguna vez en la vida nos hemos hecho. El amor es un sentimiento que brota sin avisar y sin ni siquiera programarlo; se convierte muchas veces en un misterio el cual es muy difícil definir; se esconde y finge estar dormido, cuando tal vez por haber sufrido, queremos negarnos el hecho de asumir que estamos amando y que ese sentimiento nos puede hacer sentir vivos o nos puede estar matando.

El amor no es una cuota que se le quita a quien al amarle nos hizo daño y nos causó desengaño; para darla a otro que caminando a nuestro lado, anhela sentirse por nosotros amado. El amor se nos clava en lo más profundo del alma, y es muy difícil poder arrancarlo; duele demasiado tratar de desprender lo que se siente por aquel a quien hemos amado, aunque no nos ame igual y nos produzca desengaño, aunque quizás nunca haya sabido el sentimiento de amor que nos ha generado. El amor no se ofrece por dosis ni por cantidad, no podemos decir, a esté amaré menos o le amaré más; le quitaré mi cuota de amor a aquel para dársela a alguien más. El amor se experimenta de acuerdo a lo que se vive, disminuye o aumenta su intensidad sin que tengamos control de lo que nos puede forjar, es indescriptible, sobre todo inmedible.
En la medida que más amemos, más necesitaremos sentirnos amados; porque cada gota de amor que ofrecemos, es un pedazo de corazón que entregamos, nos deja un vacío en el alma, que debe ser recubierto, por un trocito del corazón de aquel que nos entregue su amor. Aquellos que por temor, no se permiten sentir amor; quizás porque creen que se les ha sido negado, son los que más añoran y anhelan experimentarlo; esconden su vacío y necesidad en agresividad e indiferencia; no quieren que se vea su debilidad ante tan grande carencia; su única manera de salvarse es recibir grandes dosis de aquel sentimiento tan intenso que ayuda a sentir lo que significa realmente vivir.


Existe una gran verdad, que transformaría del mundo su actual realidad; todo sería distinto si logramos amarnos los unos a los otros como Dios nos ha sabido amar.