miércoles, 24 de diciembre de 2008

ES NAVIDAD…

Es Navidad, tiempo donde se remueven los sentimientos, nostalgia, alegría, paz, entrega, espera… Las casas se llenan de luces, los árboles se adornan de blanco, los regalos se amontonan, la gente corre de un lado a otro, todos quieren llegar a tiempo para la noche buena…

Pero Navidad es mucho más que eso… es un milagro que ocurre más que por fuera, por dentro… Es la presencia que nos deja como herencia aquel que un día estuvo y se fue; es la paz que toca a la puerta de nuestro corazón, pidiendo que la dejemos entrar y así reconciliarnos con Dios, con nosotros mismos y con los demás…

Navidad es la fuerza que se experimenta en el alma, aunque aún existan heridas que nos hacen llorar; Navidad es cada corazón amigo presente y ausente que sabemos lo mejor de sí mismo nos ofrece, no importe esté donde tenga que estar.

Navidad es la sonrisa del pobre que en la calle goza con moneda o la migaja de pan que se le da; es la alegría del niño que juega con aquello pequeño y sencillo que le llegó como regalo en esta Navidad. Es la tranquilidad del enfermo que en un hospital ve nacer desde su cama y en soledad, al Niño Jesús que le regala unas horas de vida más; es el sueño del soldado que aislado de los suyos, reza para no perder la esperanza de regresar a casa y abrazar a los que más ha de amar.

Navidad es la libertad del alma que experimenta aquel que se encuentra prisionero de sus errores o del de los demás, es el tiempo que se nos ofrece en cada día nuevo que se nos da, más porque el nacimiento de Jesús nos regala una nueva oportunidad. Es la medicina a nuestros dolores, es un par de anteojos de colores, es aquello que no sabemos describir pero nos hace sonreír, es la magia que le coloca a las personas amadas y lejanas un par de alas, para sentirlas a nuestro lado y así experimentar que aunque aparentemente nada tenemos, realmente no nos falta nada…

Navidad es abrir nuestro corazón a los mejores deseos que se nos dan y que ofrecemos, porque aunque parezca otra navidad más, es única, el Niño Jesús ha querido nacer para hacernos seres renovados, llenos de paz, realmente nuevos.

Gracias por adorar el pesebre de mi vida con su presencia amiga, ustedes son una hermosa razón para sentir y decir que esta es una FELIZ NAVIDAD…

1 comentario:

Rosa dijo...

Kary, espero que lo hayas pasado muy bien en estas fiestas y que tengas un muy feliz año 2009.
¡¡2009 besos para ti desde Sevilla!!
Rosa.