viernes, 10 de octubre de 2008

LO RESPONSABLE DEL SER AMADO Y AMAR…

Porque ese crear lazos, es una gran responsabilidad, hay quienes tienen miedo de darse la oportunidad de construir un sentimiento que trascienda a todo lo que suele ser pasajero o superficial…

Existe mucho temor de que se confié en sus manos un corazón, de vivir momentos que estrechen más la relación, porque implicaría ser responsables de cuidar aquello que libremente se ofreció y se recibió…

Y hay instantes en que se necesite dar un poco más e involucrar por completo el alma, exigiendo de nosotros el ser cada día mejor, porque no se puede abandonar, ni descuidar, aquello a lo que se le da vida entre dos…

Cuesta mucha decir SI cuando se tiene miedo de sentir, quizás porque los sentimientos pueden tomar el control, dejando de lado a la razón, y nunca saber que puede pasar, cuando se da permiso de experimentar lo que es ser amado y amar…

Ante toda esa inseguridad, de no saber si se es capaz de dar lo que se deba entregar, quizás porque en la medida en que se ofrece, así mismo se espera y se necesita que llegue y retroalimente…

Para los que saben lo frágil que es el corazón, les da temor de tocar y entrar en su interior, quizás porque alguien una vez lo hirió o tal vez porque conocen de sentir y sufrir, de probar lo dulce y amargo del amor, es precisamente ello lo que le da su inmenso valor.

Pero no podemos negarnos la oportunidad de sentirnos vivos y experimentar, lo mágico que puede ser saber que hay algo tan misterioso y poderoso que aunque no se ve, es capaz de transformar o deformar, hacer reir o llorar, llenar de fuerzas o debilitar, creer o desconfiar…

Puede ser un camino peligroso como muchos le han de llamar, y si que es una gran responsabilidad por todo lo que hay que entregar, pero que a la hora de la verdad, nunca se puede medir, sobre todo si así mismo se ha de recibir… si se asume entre dos la hermosa labor, de cultivar y cuidar eso que llaman amor…

Por eso, si sientes que puede ocurrir algo más, si experimentas en tu interior lo que no se puede explicar, y si alguien te ofrece esa oportunidad, confiándote el alma y el corazón te quiere entregar, no tengas miedo, no te quedes esperando otra oportunidad, ni cierres esa puerta para toda la eternidad, no te programes ni hagas cuenta de lo que puedes invertir, perder o ganar, lo más importante de todo, es que vas a VIVIR y eso es lo mejor que te puede pasar… será la más hermosas y dulce responsabilidad…

No hay comentarios.: