sábado, 11 de octubre de 2008

¿EXISTE O NO?

¿Cómo podemos saber, si existe el amor y la amistad, cuando no hemos tenido la suerte de poderlo encontrar? Muchos podrían decir que solo es cuestión de novela, música o poesía, pero que en realidad no hay tales sentimientos, mucho menos así tal como los pintan…

No se puede deducir su existencia o no, queriendo encontrar en otro lugar, lo que dentro de cada uno debe estar; porque con solo sentir que se puede amar y se es capaz de hacer cualquier cosa por amistad; es la mayor prueba de que es realidad, aquello que en notas, letras y colores se quiere expresar.

Qué tal vez sea difícil hallar un alma fértil donde todo eso que se siente pueda germinar y cultivar entre dos lo que al nacer se convierte en la mayor bendición, esa es una gran verdad; pero todo es un proceso, la humanidad tiene miedo de darse la oportunidad de darle vida dentro de si, al amor y la amistad.

¿Y si nos equivocamos, y las cosas no salieron como queríamos que fueran?... no podemos decir que no fue real, porque algo surgió y permitió que el corazón a un nuevo ritmo latiera; quizás fue corto o largo el tiempo de vigencia, porque aunque tome vida el sentimiento, nada es eterno, todo tarde que temprano acaba así como comienza…

De igual modos los sueños se pueden realizar, porque al darle vida dentro de nuestros pensamientos, los hacemos posibles, solo es cuestión de luchar y ser capaces de todo entregar… todo lo que creemos dentro de nosotros mismos, somos los únicos que tenemos el poder de hacerlo real o irreal…
Los miedos surgen de nuestras inseguridades, son fantasmas que toman vida cuando no nos sentimos capaces, pero así como brotan de la misma manera podemos vencerlos, pensando y sintiendo que no pueden detenernos, porque estamos seguros de lo que somos, poseemos y hacemos…

No busquemos en otro lugar, lo que debe existir en nuestro interior, encontremos en lo más profundo de nuestro ser, los sentimientos más hermosos que se puedan ofrecer, de esta manera se liberarán y buscarán un corazón abierto donde habitar, de la misma manera debemos mantener nuestras puertas de par en par, guardando la esperanza de que existen sentimientos de amor y amistad que vuelan por el universo queriendo encontrar la oportunidad de mostrarle al mundo que sí existen, son de verdad…

Y si por fin logras darle vida, no tengas miedo de reír y llorar, lo importante es que mientras existan, te harán sentir que vives y eso es lo mejor que te puede pasar, nada es eterno, disfrútalo mientras haya de durar, de eso nunca te arrepentirás…

No hay comentarios.: