sábado, 27 de septiembre de 2008

LAS PUERTAS DEL CORAZON…

Abiertas o cerradas, sin llaves o clausuradas, fáciles de abrir o complicadas, así pueden ser las puertas del corazón… Muchas veces son invisibles y hay quienes pasan de largo sin lograr ver que están abiertas esperando a que alguien se asome y se atreva a entrar en él…

Otros van más allá y se apoderan de alguna habitación, la cuidan o la desordenan, se quedan o se alejan, quedando abiertas por si regresa, sobre todo cuando existe demasiado amor; pero en esa espera pueden suceder muchas cosas, que alguien más encuentre las puertas de par en par y se decida a entrar sintiendo agrado por lo que ahí ha de encontrar; ocupando ese vacío que otro dejó y no supo valorar, hallando al regresar, que para él no hay lugar… O tal vez en esa experiencia de sentir pérdida y dolor, se tome la decisión de cerrarlo todo con tal de no sentir más dolor; clausurar puertas y ventanas, no permitirse recibir ni dar nada parecido al amor y la amistad, porque en ese abrir de par en par, alguien entró y no supo cuidar lo que había y lo que se le supo entregar…

Hay puertas que permanecen tan cerradas y protegidas, que nadie se atreve intentar asomarse y mucho menos abrirlas; son esas las barreras que coloca un corazón, que sintiéndose tan frágil, decide que es mejor negarse vivir la ilusión de todo lo que tiene que ver con la amistad o el amor… Ante todo esto, muchos se quedan con la apariencia que se muestra y no intentan descubrir lo que hay tras esas puertas; se necesita tener mucha capacidad de ver lo que hay más allá, con el fin de valorar y disfrutar, tantas cosas hermosas que por temor se han de ocultar.

Puede ser fácil o muy complicado, entrar en un corazón, depende mucho de lo que ha vivido, si ha sido feliz o si ha sufrido, si le han valorado o traicionado, porque frustra demasiado amar y no ser amado. Por eso, nunca violentes ninguna puerta, busca la llave correcta, para que puedas entrar con confianza, respetando y valorando lo que allí encuentras; y si hallas las puertas abiertas, pisa con mucho cuidado, no vayas más allá de donde te permitan, recuerda que estás entrando en un lugar sagrado, que construye o destruye la esencia de un ser humano que como tu siente, espera y sueña.

Si alguna vez te han herido y no han valorado lo que en tu corazón han encontrado, no cierres con candado tus puertas, déjalas abiertas para que lleguen otros que contemplen lo que en ti guardas y disfruten de todo lo maravilloso con lo cual el Amigazo Dios te ha adornado, El con su amor todo lo sana y repara, nunca nos desampara, por eso por muy fuerte que sea lo que has pasado, no lo dejes fuera, ni cierres para siempre tus puertas, que sin darte cuenta, saldrá en tu vida un arcoíris y habrá pasado la tormenta.

7 comentarios:

Todo-a-un-leru dijo...

"Si alguna vez te han herido y no han valorado lo que en tu corazón han encontrado, no cierres con candado tus puertas..."
Es un buen consejo, Kary :) Eso sí, a veces me imagino que es un poco difícil de seguir, depende de cómo de fuerte sea lo que te pase... pero de todos modos merece la pena tenerlo en cuenta.
Besos.
Rosa.

Pd: ¿Te acuerdas de lo de la Konga? Al final le he pasado el testigo a otro "bloguero", porque el creador del juego me pidió que lo siguiera ya... lo siento, espero que no te importe...

Kumelen dijo...

Hola Kary, soy Kumelén y vivo en Argentina.
Te cuento que en estos días me han llegado textos tuyos, algunos con la firma "desconozco el autor" y hoy en un pps "Dónde está el manual" pude acceder a esta página tuya y conozco a la autora.
Realmente un placer leerte. Me atrapaste!
Un beso!
Kumelén

Kary dijo...

Hola Kumelen, Gracias por tus palabras, y pr dejarte atrapar porlas mias... Gracias por leerme...
Un abrazo desde Colombia

Maritza dijo...

Que Dios te bendiga!
Dejame desirte que eres tremenda poeta...gracias por permitirme entrar a tu puerta,ahora te imbito a entrar en la mia.
saludos desde EEUU
Atte: Maritza

Kary dijo...

Que lindo leerte Maritza y sera mucho mas lindo y emocionante explorar loque hay tras tus puertas abiertas para mi, Gracias ...

Marta Pizzo dijo...

Kary, como siempre, un bálsamo entrar en tu lugarcito del mundo. Besos desde Buenos Aires que te extraña.
Marta

Sumabe dijo...

Una buena amiga, Marta Pizzo de Argentina, me acercó los datos para que yo hiciera esta visita a tu blog. Ahora que lo recorrí, me deleité leyéndolo y te descubrí a vos Kary... estoy agradecida ¡gracias Kary!, besos mil.