domingo, 20 de julio de 2008

QUIERO SER LIBRE PARA LIBERAR…

Quiero liberarme de mis indiferencias, que me acomodan en mi realidad creyendo que es lo único que importa, cegándome ante tu realidad y la realidad…

Quiero liberarme de los resentimientos para aprender a perdonar y así contribuir en mis espacios con la construcción de la paz…

Quiero liberarme del pesimismo que me bloquea ante mis deseos de actuar, creyendo que nada de lo que diga o haga puede lograr aportar mi granito de arena para la libertad.

Quiero sentirme libre de miedos y temores, creyendo que siendo un poco diferente, caminando contra corriente y sintiendo que las cosas pueden mejorar, la sociedad me va a señalar, me diagnosticarán demencia tan solo por anhelar que todos vivamos en hermandad.

Quiero liberarme de vergüenzas, que me limitan a actuar solo por apariencia, sin que mis palabras y obras tengan fundamento y vigencia, porque surgen por la necesidad de sentirme parte de la sociedad que solo se limita a aplaudir, señalar o criticar…

Quiero despojarme de la agresividad, que destruye todo lo que a mi alrededor hay, cuando siendo intolerante, disparo con palabras, mato con acciones el alma y destruyo la dignidad de los demás…

Quiero desacomodarme de mi aparente tranquilidad, no ser de los que solo observan, se lamentan y creen que como no es su culpa, nada pueden hacer para ayudar; quiero levantarme de cualquier privilegio, y ponerme sinceramente en el lugar de los que sufren y necesitan así sea una oración para seguir en la lucha y no renunciar.


Quiero tomar conciencia de todo lo que a mi alrededor hay, ver más allá de mis narices, comprometerme un poco más; no hacer nada por la fuerza, sino dejar que sea la fuerza del amor, la que me haya de impulsar…

Quiero liberarme de la espera, de aquel que da para que le devuelvan; o del que se instala exigiendo que los que actúen sean a los que se les confiere la obligación de actuar, justificando mi negligencia con la frase de cajón que dice: eso a mi no me ha de tocar…

Quiero romper tantas cadenas que bloquean mi mente y corazón, me hacen esclavo de mi mismo y me llenan de autocompasión… no puedo esperar a que me liberen, la llave la tengo yo; solo Dios puede ayudarme a darme las fuerzas necesarias y tomar esta decisión… la de ser libre para liberar…

No hay comentarios.: