sábado, 17 de mayo de 2008

A MIS NIÑAS DEL COLE...

A través de ti sentí que esta era mi vocación, cuando al verme y regalarme un abrazo y una sonrisa entendí, que debía darte de mí lo mejor…

Y aunque descubres mis diferencias, no me señalas por ellas, porque ves más allá y valoras cada cosa que te doy, como si en cada una te ofreciera la más hermosa de las estrellas y todo lo que soy…

Me abres tus puertas de par en par, para que entre en tu corazón y descubra la razón por la que ríes y lloras y pides comprensión; es ahí cuando me pongo alas para explorar todo tu interior, transformarlo con cada palabra y juntas le cambiemos de color.

Solo he querido que aprendas a hacer realidad tus sueños y luches por todos y cada uno de ellos, y que sientas que puedes alcanzar el firmamento, así como me subía a la escalerita para llegar al tablero…

No es necesario correr para ganar, con pasos cortos y pisadas firmes, muchas más huellas podrás dejar… no te afanes por subir a lo más alto, que desde abajo la grandeza del cielo, mejor se puede apreciar…

No pierdas tu ser de niña, no olvides leer los acontecimientos de la vida, llévate contigo siempre una oración, no te sueltes nunca de la mano de Dios…

Siempre me has preguntado porque no he crecido, y yo te he respondido que tal vez porque no he comido; lo que deseo es que te alimentes bien, de todo aquello que te haga cada vez más fuerte y te ayude a crecer…

Cada vez que me ves te mides conmigo, a ver si mi estatura has sobre pasado,
yo feliz de ver que poco a poco lo has logrado y que es mucho lo que has avanzado; el ser tu Maestra me ayudas a ser cada día mejor, lucho por superar mi debilidad y me esfuerzo por darte todo de mí con amor; de ti he aprendido que crezco en la medida que te ayudo a crecer, tu eres para mi uno de los tesoros más valiosos que he de tener…

Gracias por creer en mí y darme lo más bello que hay en ti… haces mucho por mi y no te das cuenta...

No hay comentarios.: