jueves, 14 de febrero de 2008

TU TE HAS IDO, YO AQUI SIGO...

Mañana 15 de Febrero es el Anivesario # 14 de mi fabricante de sueños, "Mi papá"...
En este año aunque apenas comienza, he experimentado y he sido testigo de la muerte de personas muy cercanas,lo cual estremece el alma y remueve lo que se siente cuando se dice adios a quien mucho se ama.

Hay una realidad,el mundo sigue, nada se detiene; ellos se han ido, nosotros nos quedamos...
Este escrito va especialmente para mi Papá Horacio y para mi amiga Moni...


TU TE HAS IDO, YO AQUÍ SIGO…

Hay quienes en algún momento del camino nos dicen adiós porque han partido, y en ese desprendimiento es tan difícil continuar experimentando la ausencia y sintiendo el vacío; nada se detiene, todo continúa, tú te has ido, yo aquí sigo.

Miro por la ventana cada auto que sin detenerse sigue hacia su destino, se siente morir por dentro cuando se vive el dolor de perder a quien mucho se ha querido, pero el mundo sigue dando vueltas, tu te has ido y yo aquí sigo.

Cuesta tanto dejar ir, es muy complicado entender todo esto que suele suceder, nos sorprende, no avisa, simplemente ocurre sin ninguna explicación, aunque nos preguntemos ¿por qué? y no encontremos más respuestas que el silencio y la desolación, hay que seguir viviendo aunque de tristeza sintamos que estamos muriendo, no podemos detenernos, tu te has ido, yo aquí sigo.

Nos aferramos a los recuerdos, los abrazamos tan fuertes para que no se vayan al olvido, hay quienes se alejan porque ya no estás, otros siguen de largo tal vez sin pensar, que aunque tu no estés y muchas cosas no vuelvan a ser igual, yo no me ido, aquí sigo.

No se puede renunciar al sueño iniciado, ni a los propósitos que nos hicimos; las obras que en tus manos comenzaron no han de quedar inconclusas, tu partida no significa que todo haya terminado, es ahora cuando más hay que seguir trabajando, luchando y soñando, para que no mueras y siempre permanezcas en todo aquello que le dio sentido a tu vivir; aunque tu ausencia nos haga sentir a veces deseos de morir.

Pasan rápido los días y se convierten en años, tu recuerdo se remueve en cada cosa que hacías y en cada aniversario, es ahí cuando somos testigos de todo lo que ocurre y los cambios que se van dando, y aunque muchos no te conocieron y caminan a mi lado sin saber lo que siento; has dejado un vacío muy grande en mi vida, pero aún así sigo viviendo con lo mas hermoso que me has dejado, con lo mucho que me amaste y con la certeza de que aunque ya no estás no me has abandonado y algo de ti en este mundo ha quedado, porque aunque te has ido, habitas en mi, y yo aquí sigo, aún no me he marchado.


TE AMO MUCHO PAPI Y TE EXTRAÑO...

Horacio Rojas Hernández

Junio 7 de 1937 -

Febrero 15 de 1994
"Papy, tu te has ido y yo aqui sigo"...

2 comentarios:

Michelle Droguett dijo...

Sere tu primer comentario
pero no un comentario cualquiera
al leer lo que has escribido me he leido a mi y a mis escritos en mi mente y en mi corazon no se cuando lo habras escrito pero aqui estoy eextrañando a mi papito que se fue en enero
y es febrero y no lo soporto no quiero mas mi corazoncito esta deseperado por volver a verlo
siento tanto lo de tu padre
porque enrealidad lo siento tal como tu
no se que decirle a alguien que sufrio lo mismo
porque recien lo he vivido y mi mente se llena de recuerdos
tengo 16 años
y aun quiero hacer todo lo que iba hacer con mi papito
:(
mis saludos desde santiago donde mi papito se crio y ahora yo estoy viviendoa ca
mis abrazos para ti

Ingrid dijo...

Querida amiga...
es poco el tiempo q llevamos de conocernos, pero en mi corazòn te siento muy cercana ...

Quiero q sepas q cuentas con mi amistad .. lo sabes.. para todo lo q desees expresar ...

Dios es nuestro aliado , el que nos lleva en sus brazos, cuando sentimos que ya no podemos mas ... èl no solo nos toma de su mano, sino q tambien nos guìa, si nosotros lo dejamos guiar.

Espero que èl te llene de sus bendiciones, te cubra con sus brazos, y sepa entregarte, todo aquello q anhela tu corazòn.

cuidate amiga, y que buenos es leerte ... de todo corazòn ...

Ingrid