lunes, 19 de noviembre de 2007

NUNCA DIGAS: ¡NO PUEDO!

1 comentario:

Todo-a-un-leru dijo...

Definitivamente, este chico es todo un ejemplo a seguir, las ganas de vivir que refleja su cara cuando sonríe realmente te sube el ánimo.
Me ha recordado a otra persona; cuando tengas tiempo teclea en google "Johnny Eck". Fue un chico estadounidense que nació con agenesia del sacro (carecía de piernas).
Por lo que más se le conoce es por su trabajo en performance o circos, pero Johnny fue mucho más: pintor, mússico, director de la orquesta de Baltimore, deportista, ilusionista, fotógrafo... y probablemente me dejo algo en el tintero... échale un vistazo, realmente dan que pensar estas personas maravillosas :)
Ros@.