domingo, 16 de septiembre de 2007

¡UN DIA MAS… VENCIMOS!


Cada vez que abrimos los ojos a un nuevo día, solo podemos decir: ¡Gracias Dios, vencimos!

Al pensar en el ayer, en la enfermedad que aún no logra ganarnos la batalla, en la tristeza que no roba nuestras fuerzas, en las caídas que aún no quebrantan la fe, , por cada nuevo día en que abrimos los ojos y despertamos, solo podemos expresar: ¡Un día más al que le logré ganar!...

Esta lucha diaria hace parte del vivir, y mientras continuemos viviendo sin perder la alegría y sin dejarnos arrebatar la paz ni los sueños; no somos sobrevivientes, somos personas valientes que se aferran a Dios y tienen como escudo y fortaleza el amor que de El experimentan y el poder hablarle siempre desde la oración.

Hoy seguimos vivos, y aunque los días a veces se nos hagan rutina, hoy como ayer quizás no sabemos bien que camino escoger; en ocasiones sentimos vacío y soledad y tal vez tanto cansancio que prefiramos morir; de nuevo hemos abierto los ojos al mundo, a todo eso vencimos, algo quizás sin explicación no nos deja rendir, ni mucho menos perder la alegría de vivir.

Hoy es un día más, diferente a todos los demás, se nos ha dado otra oportunidad, la cual no podemos dejar pasar; mientras nuestro corazón esté latiendo, cualquier cosa se puede dar… es el momento de intentarlo de nuevo, porque aún tenemos tiempo, Dios nos ha regalado otro despertar…

No es fácil enfrentar y asumir muchos momentos, pero entre más enfrentamos, más valientes nos hacemos… porque nada nos derrumba, ni siquiera el dolor más fuerte que sintamos, las preguntas sin respuestas, los miedos anclados, los golpes recibidos, el desamor y la traición, la enfermedad o la soledad, nada de eso nos ha desvanecido; no hemos buscado salidas fáciles, ni mucho menos hemos renunciado… estamos luchando, seguimos confiando en el amor de Dios, eso es lo que nos ha dado fuerzas y nos ha permitido ganar, es lo que nos hace experimentar que hemos vencido.

Sintámonos felices por estamos vivos, y eso implica que no nos hemos rendido, que nuestra fe nos hace fuertes y el amor que de Dios recibimos nos engrandece.
Demos gracias al Amigazo por todo lo que a diario nos ofrece, sintámonos felices y afortunados de sentir que es tanto lo que nos ha amado, que un día más de vida nos ha regalado, y con ello otra oportunidad de ser feliz se nos ha dado.

No hay comentarios.: