martes, 12 de junio de 2007

LO REALMENTE GRANDE SE ESCONDE EN LO PEQUEÑO

Hay un alma grande en un cuerpo pequeño, que desborda un inmenso amor, y lucha por alcanzar sus sueños.

Hay unas manos pequeñas que trabajan, construyen grande ideales, trabajan y se esfuerzan, no se rinden ante las dificultades.

Hay unos pies pequeños, que aún con dificultad no se cansan de caminar, y aunque sus pasos son cortos, sus pisadas firmes dejan huellas que nada ni nadie podrá borrar.

Hay un corazón grande, escondido en un cuerpo pequeño, donde Dios se goza en El y con El hace realidad su sueño.

Hay un ser pequeño de estatura, pero que a la hora de luchar, amar y soñar, supera todas las alturas.

Hay un ser con un alma grande que se esconde en una pequeña figura, y atrae todas las miradas aunque no es una escultura.

Hay un ser tan pequeño que aunque a veces no alcanza encender la luz, ha logrado alcanzar más cosas de las que te puedes imaginar tu.

Ese ser del que a veces te ríes, o al que tal vez lo mides por ser pequeño. Ese que parece demasiado imperfecto, es en el que Dios da muestra de su perfección y ve en El realizado su sueño.

Y sólo quien ve con los ojos de Dios, ve con el corazón lo esencial y descubre la grandeza que se esconde en lo pequeño.

Y quiso Dios, ubicarlo en este mundo, para que los demás aprendieran de él, que desde abajo se ve más la grandeza del cielo

2 comentarios:

Kristina dijo...

Con la verdad amiga se llega a todas partes...y para nadie el camino es facil aunque nos lo parezca...el tuyo es es un camino grande como lo es tu corazón.
Un beso y mi apoyo.

Kary dijo...

Gracias Kristi... por compartirme tu verdad y entender mi verdad; de este modo, creo que estamos descubriendo la VERDAD... un abrazo.