miércoles, 14 de marzo de 2007

EL AMIGAZO

Alguna vez soñó conmigo y así tal cual me imaginó y me creó; Y aunque a muchos les ha costado descubrir en mi pequeñez el toque su perfección, El ha sabido expresarme siempre y de mil formas, la grandeza de su amor.

Mi madre me enseñó a hablarle cada noche con aquellas palabras que salen de mi corazón; mi padre me dijo una y otra vez que mis sueños podía hacerlos realidad, si confiaba en mi misma, sentía la fuerza de su Espíritu y hacía de Dios mi más grande inspiración.

En el cole me enseñaron que por amor a mí se hizo hombre y entregando su vida en la cruz me liberó; descubrí que su pedagogía es la del amor y su gran misericordia la manifiesta en el perdón. De Toni y Lucas en Oki Doki, aprendí a llamarle Amigazo y desde entonces así le digo cuando hablo de El y con El, y también cuando escribo, porque así es como realmente lo vivo.

Su voz escucho en el silencio, en las mis formas de expresión de la naturaleza, en la sonrisa de los niños, en la palabra transparente de quien camina conmigo, en la calma y en la presencia de mi familia y mis mejores amigos… Mi sueño es saber dar todo de mí y que mi vivir de testimonio de todo lo que el Amigazo quiere expresar con mi existir.

Siempre ha estado a mi lado en cada momento que he vivido, siendo mi luz aunque no lo vea; sosteniéndome cuando creo perder las fuerzas, dándome su paz sin importar que en ocasiones yo nada entienda…

Es verdad que con Dios las cosas son difíciles, pero en realidad, sin El son mucho más difíciles todavía; nada hay que temer si me aferro a su mano, porque no solo es el mejor de los amigos, es también mi Creador, mi Padre y mi hermano.

El Amigazo le da sentido a mi vida, es el impulso de mi superación, sabe recrearse en mi pequeñez, y esconde su grandeza en mi imperfección; y aunque el mundo no entienda mi condición, nunca me he sentido un castigo, ni un error de la creación, yo confío plenamente en la fuerza que me da su amor y sé que soñó conmigo, así tal y como soy…

Gracias Amigazo por pensar en mí, por amarme tanto y ser la razón de mi existir… bendice a los que amo, a los que me piden que ore por ellos y a los que necesitan tanto de ti… Tu eres mi todo y hoy quiero compartirle al mundo todo lo que me haces sentir y vivir.

No hay comentarios.: