viernes, 12 de enero de 2007

SER COMO NIÑOS PARA ENTRAR AL CIELO


Uno de los grandes privilegios que encuentro en mi baja estatura, es sentir que aún conservo mucho de mi niñez y creo que eso nunca lo voy a perder; porque al no haber crecido demasiado, no se me han escapado los sueños, la capacidad de asombro ni la fe en que todo se puede hacer realidad y que dentro de mí está el país del Nunca jamás.

La etapa más hermosa de mi vida fue la niñez, en ella no me di cuenta de mis diferencias, porque los niños aunque suelen ser los más francos y sinceros con lo que ven, no se estancan ni se bloquean ante las apariencias, porque creen que todo se puede llegar a ser y hacer. En lo que a mi se refieren, en mi niñez, hice todo lo que hacían las niñas de mi edad, no reprimí energías a la hora de jugar, aunque por mi estatura quizás no era tan ágil como los demás.

Mi apariencia inspiró ternura, por tanto siempre estuve rodeada de afecto y protección; nadie intentó jamás hacerme daño, al contrario, a veces era como si el mundo girara a mi alrededor.

La base de una niñez feliz, está en el ambiente familiar; para mis padres y mis hermanos, fui un miembro más de la familia, no hubo tratos especiales, no se hablaba de mi condición, todo fue normal; simplemente me nutrieron de mucho amor, me dieron la libertad de ser yo misma y de desenvolverme libremente en el mundo exterior.

Aunque no faltaron las miradas y preguntas curiosas de la gente, por mucho tiempo no me di cuenta lo que pasaba, al contrario, siempre creía que me miraban por ser especial, eso todavía lo conservo, gracias a ello es difícil que las miradas me logren afectar, al contrario, siento que lo hacen porque admiran lo que hay en mí y no es común encontrar en los demás.

Casi puedo decir, que con todo esto, decidí mejor no crecer; pues sentirnos demasiado grandes nos hace dejar de creer y luchar por los sueños, nos vuelve complicados, nos crea problemas mucho más grandes que reprobar un examen o haber roto o extraviado el juguete nuevo que se nos había regalado.

Aquellos que se sienten crecidos, renuncian a los helados y chocolates, se complican con la moda, no ríen a carcajadas, se enojan con facilidad y demoran en perdonar; algunos se vuelven aburridos y se dejan esclavizar por el reloj, creen que ya no hay más nada que hacer porque este mundo va de mal en peor…

Ver el universo desde mi 1, 20 de estatura, no me impide madurar; pero sobre todo aun a mis 37 años, me permite sentirme esa niña soñadora que disfruta de la grandeza que esconden las cosas más sencillas y pequeñas, y que anhela siempre sonreír y a todos contagiar de su alegría y paz.

El ser pequeña me hace creer como los niños, en que estoy rodeada de ángeles que me cuidan, el niño Dios nos llena de bendiciones en Navidad, las tormentas no son eternas, tarde que temprano han de pasar; la Virgen nos abraza, y si rezamos con fe, nunca nada malo nos ocurrirá… además de eso, el sentirme siempre niña me hace experimentar que existen los verdaderos amigos, por tanto el amor y la amistad no son una fantasía, sino una hermosa realidad, todo ello me hace sentir, que aquí en la tierra existe un cielo del cual solo los niños saben contemplar y disfrutar. http://espanol.geocities.com/almas_gigantes/page2.html

7 comentarios:

lamima dijo...

Ah, que guapa estás en esa foto. Me recuerdas a mi niña...

jana dijo...

conservar de los niños la ingenuidad nos permite soñar con libertad,arriesgarnos sin pensar en lo q vendra,disfrutar de lo simple,ver de la vida solo lo esencial, ojala todos pudieramos eso conservar

p,d te ves una ternurita en esa foto muy fashion

tqm y lo sabes jk---..---

william dijo...

LOS PERFUMES MAS COSTOSOS Y FINOS VIENEN EN ENVASE PEKQUEÑO...

NO VEO EL ENVASE,
SOLO...
REALMENTE...
SIENTO EL PERFUME

TODOS SOMOS NIÑ@S JUGANDO A SER HOMBRES Y MUJERES

WILL

Anónimo dijo...

Kary: es verdad lo que dice lamima, estas preciosa en esa foto, pareces muñequita de porcelana, como regularmente se dice, Dios te bendiga.

Saludos.......Dora

Kary dijo...

- Mima, gracias de nuevo, ha sido una experiencia muy linda el conocerte y todo lo que aun en la distancia hemos compartido.
- Jana, amiguis, no dejes que nadie te robe tus sueños ni las ganas de luchar por hacerlos realidad... tqm ...
- Gracias Will, por descubrir el aroma que mas alla de mi embase está.
- y Tu Dora,me sonrojas con aquello de que parezco una muñequita de porcelana... Gracias...

Anónimo dijo...

eresss muy fuerteeeeee sabessss ... perooooo nooo siempree la genteeee te veee como una niñitaaaa ; peroo siempre suelen despreciaaartee ,y siempre te hacen sentir muy poca cosaaaa dondeeeee uno vaaaaa dicennnnn cuantos años tienes¨? respondes xejemplo 15 kkkkkkk no parecesssssss si dios nos creoooo asiiiii porque la gente s e encaragaaaa deeeeee hacernos sentir mal no sabemos si dios es de baja estatura quizasss.... y que sorpresa seriaaa para aquellas personassss que nos trataron mal

humm--- te admiro muchoooo --- esperooooo que nunca cambies de opinion pues cdt muchooooooooo yy siempreeeeeee recuerdaaaa que todooooooo d a vueltas

Anónimo dijo...

Vaya, me ha encantado tu relato sobre los niños, tienes mucha razon, de hecho yo escribo un docuimental llamado "la verdad de los niños" que habla mucho sobre los niños y los adultos.

Gracias