sábado, 29 de diciembre de 2007

NORMAL Y ANORMAL…

Pienso en algo muy común que suelen expresar las madres y los padres cuando esperan un hijo: “Solo le pido a Dios, que sea normal”… y yo me pregunto: ¿Qué es para el mundo lo normal o anormal?

Se le dice anormal, a aquellos que sus características físicas rompen los patrones de la ciencia y se salen de los conceptos que construye una humanidad la cual vive de apariencias y se queda solamente con lo que sus ojos a duras penas pueden visualizar. Se le dice anormal, al hijo que al nacer desafía a la genética y su condición no tiene más explicación, que la de saber que simplemente no nació físicamente como los demás, por lo tanto será condenado a ser llamado por muchos anormal.

Se le dice anormal, al que pinta con la boca porque no tiene manos; al que toca el piano y lee aún sin poder ver; al que logra alcanzar metas que sobrepasan su estatura; al que quizás no es un genio ni entiende de teorías y fórmulas pero sabe que para amar, no es necesario razonar. Se le dice anormal, a aquel que aunque no camina, en sus sueños puede volar, al que tiene otro color de piel, al que talvez no puede oír ni hablar, pero percibe claramente lo que el otro siente y sabe el corazón de los demás escuchar.

¿Y qué es hoy en día lo normal? Ver noticias de personas que se matan entre sí, de niños que mueren de hambre y son explotados, violados… ya es normal, las peleas entre padres y hermanos, la injusticia con los más necesitados, la miseria de muchos hombres y mujeres que viven en condiciones inhumanas; ya es normal saber que se inventan nuevas bombas, que el poder lo tienen aquellos que solo piensan en sí mismos; ya es normal todo aquello a lo que antes se le decía inmoral, porque de acuerdo a la modernidad y actualidad, cada vez existen menos normas y límites, ya todo es normal. Es normal y nos acostumbramos a ver cada día más hogares destruidos, padres separados, jóvenes drogados, niños abandonados… ya hoy en día es normal que no haya censura en los medios de comunicación, que todo el mundo tenga acceso a cualquier información, que se reemplacen personas por máquinas, que seamos indiferentes al dolor, porque se nos hizo normal ver que el otro sufre y carece, saber que muchos viven en soledad, jugar con los sentimientos de los demás.

Hoy en día es loco y anormal el que habla libremente de Dios, el que expresa su fe y se atreve a decir, no quiero hacer lo que hacen los demás que confunden aún lo que es normal y anormal, yo aún tengo sueños y lucho por ellos, en mi corazón confío y creo, conservo la esperanza de que algún día las cosas serán mejor y sea normal vivir en paz.

domingo, 9 de diciembre de 2007

HICISTE DE MIS NAVIDADES, EL MAS BELLO SUEÑO

Contigo la Navidad, era uno de mis más grandes sueños, porque la llenabas de magia, de ideales que se hacen realidad...

Te hacías como un niño, disfrutabas, gozabas con cada detalle... Nos contagiabas de tu entusiasmo, tu Fe traspasaba cualquier valle...

Armar el árbol y el pesebre era toda una fiesta, adornar la casa, preparar tus ricos postres con la ayuda de mi hermana...

Jugar al amigo secreto, envolver regalos con el papel inesperado, poner el toque de humor, olvidar cualquier dolor...

Alimentaste en nosotros la más bella inocencia, aunque pasaran los años, la infancia se hacia eterna, en el alma parecía inmortal su presencia...

Soñabas con verme tocar aquellos villancicos, los que cantábamos desde siempre, los que entonabas cuando eras chico...

Hiciste de mis Navidades el recuerdo más lindo de mi infancia, porque las llenaste de alegría, las adornaste de paz, y alimentaste de inocencia el alma...

Aún cuando pasó el tiempo y me hice mayor... no se me acabaron los sueños, con ansias esperábamos la venida del Salvador...

En los años de dificultad, cuando todo parecía cambiar; tu ponías tu toque de magia, todo lo sabías transformar...

Y olvidamos los malos momentos, de Fe nos sabías alimentar, luchabas a costa de lo que fuera, porque la Navidad jamás se fuera a empañar...

Ahora ya no estás, la Navidad no tiene el mismo color... no puedo negar que hay un toque de nostalgia en mi corazón...

Pero en mi vida, han quedado grabado aquellos años que viví a tu lado, y he aprendido a encontrarle a la Navidad un nuevo sentido...

La esperanza de un Dios, que se hace hombre, que está vivo... que quiere nacer en mi corazón, que le da a mi vida una nueva razón...

Contigo la Navidad era la época donde se hacían mis sueños realidad; ahora que no estás el tiempo que me recuerda el amor que en vida me supiste entregar, en ello encuentro el regalo más hermoso que el niño Dios me quiso dar...
Donde quiera que estés te digo: ¡FELIZ NAVIDAD PAPÁ!
(De mi libro: EL FABRICANTE DE SUEÑOS...)

SOLTAR NO ES ABANDONAR...

Soltar no es abandonar ni olvidar; es simplemente dejar en libertad, ser y dejar ser, sin presionar ni ahogar, ni obligar o imponer, mucho menos apegarse a algo que se dice tener o se cree poseer. Soltar no implica tampoco ignorar ni dejar que la rutina y el olvido se apoderen de aquello que es de mucho valor porque va de corazón a corazón .

Es necesario saber conservar y valorar, sin atar, así como tampoco olvidarnos de alimentar y darle el cuidado que merece; porque desatenderlo y dejarlo de lado podría ocasionar darnos cuenta demasiado tarde de lo que significaba en nuestra vida, querer verlo cuando ya se ha ido, anhelar tocarlo cuando ya no lo tenemos, en otras palabras perderlo y ya jamás poder recuperarlo.

Nos confiamos demasiado con aquello que sentimos nuestro, sabemos que en el jardín existe una rosa llamada amistad, en la distancia hay un amigo, en nuestro corazón hay un lugarcito muy especial que lo ocupa un amor y a nuestro lado camina un ser querido; nos es muchas veces suficiente saberlo y hasta decirlo; ¿Acaso sólo basta experimentar esa plena seguridad de sentirnos poseedores y creer que no es necesario nada más?

Quizás cuando queramos ir al jardín, la rosa se encuentre marchita, se murió porque no se alimentó; y ese amigo que estaba en la distancia, anhelando alguna vez saber de ti, se sintió abandonado y todo cambió; de pronto ese ser querido que a tu lado caminaba muchas veces casi sin sentirlo, se fue, su vida terminó; y ese amor que tanto te llenaba, entregó todo lo que tenía y al no sentirse correspondido, se acabó, la rutina lo mató.

Porque aunque el amor y la amistad son incondicionales, nacen, crecen y se producen dentro de corazones humanos, que necesitan sentir para vivir, retroalimentarse para seguir; no es suficiente saberlo, hay que experimentarlo para realmente creerlo; por eso es que no podemos acomodarnos con el decir todo aquello que tenemos, hay que por sobre todas las cosas cuidarlo, valorarlo, cultivarlo, sin ahogarlo ni abandonarlo; sin saturarlo ni olvidarlo; no es responsabilidad de uno solo, hace parte de aquellos que le dan vida a esos sentimientos…

Suelta pero no abandones, libera pero no ignores, confía en lo que tienes, pero no pienses que sobrevive solo y así tal cual se mantiene; en el valorar, cuidar y conservar el equilibrio está el secreto para que permanezcan siempre renovados y vivos esos sentimientos, que son los que dan al vivir y existir su sentido.

miércoles, 28 de noviembre de 2007

ES NECESARIO SOLTAR...




La vida suele ser un constante aprender agarrar y soltar; desde el primer instante en que aferrados al vientre de nuestra Madre, nos toca reventar el cordón umbilical, para poder nacer. Duele pero se hace necesario soltar para crecer.

Abrazamos el oso o la muñeca para no tener miedo al dormir; apretamos con fuerza la mano de papá o mamá para que nada malo nos vaya a pasar; hacemos de nuestros amigos y amigas cómplices indispensables de los que nunca nos queremos alejar… pero tarde que temprano es necesario soltar, para continuar el camino y seguir cultivando en cada paso que damos, la amistad.

Pero quizás lo más doloroso de soltar es a la persona que más hemos sabido amar, esa con la que soñamos un día, el resto de nuestra vida pasar. A veces agarramos tan fuertemente algo, que no se nos escapó antes por tenerlo amarrado, y en ese desgaste de fuerzas por no querer perderlo, tal vez en el fondo nunca lo tuvimos, no fue real y mucho menos fue nuestro.

Si al soltar nos damos cuenta que el sentimiento y la persona siguen ahí, es porque no es necesario atar ni obligar; los lazos que los unen aunque no se ven, son fuertes y maduros y nada ni nadie los podrá quebrantar. Por eso abre tu mano, suelta y date cuenta que tal vez desgastaste tus fuerzas en vano porque no tenías nada agarrado; por eso experimentabas vacío y soledad en aquello que creías poseer y pensaste todo el tiempo, era de verdad.

Es difícil y nos hace llorar el aprender a soltar; es un proceso que no solo nos hace crecer y madurar; sino que es necesario para sanar y estar seguro de los sentimientos reales y las personas que por siempre a nuestro lado han estado y estarán.

Nos llena de temor la decisión de soltar lo que más amamos y por siempre queremos conservar; a veces preferimos aferrarnos a ello, aunque en el fondo exista el miedo de no tener nada agarrado, solo la ilusión de un sentimiento que añoramos, que quizás alguna vez existió, pero que con el tiempo y la distancia o tal vez por la rutina se deterioró, y nos es muy doloroso aceptar que no existe, por eso apretamos con fuerza nuestras manos para no soltar y darnos cuenta que ya no existe más.

No podemos vivir apegados o aferrados, la vida es un constante soltar y dejar en libertad… de este modo lo que es real es lo que siempre permanecerá.

domingo, 18 de noviembre de 2007

TAMBIEN EXISTEN LOS ANGELES...

A lo largo de la vida, mientras luchamos por vencer esos monstruos que aparecen y desaparecen, se despiertan y se duermen, seconvierten en un segundo en enemigos o amigos, nos atan o nos seducen para que nos aferremos a ellos. Sorteamos cada día diferentes batallas campales, entre nuestra razón y corazón, entre el pasado, presente y futuro; lo real e irreal, sin saber muchas veces cuando hemos vencido o fracasado, porque así como un día podemos sentirnos con fuerza, otro día posiblemente nos sentimos derrotados, o si hoy reímos, mañana quizás lloramos…

En cada uno de los capítulos de la vida que vamos escribiendo con tan solo vivir, aparecen también ángeles que nos toman de la mano para ayudarnos a vencer nuestros monstruos, cada uno de ellos cumpleen su tiempo una misión especial, todos tienen su momento, dejan en nosotros su huella, reparar nuestro vida, la llenan de luz, la renuevan y luego vuelven a volar. Acaso no has pensado nunca en ellos? Has hecho memoria de los ángeles que has conocido y que han querido darte lo mejor de si mismos, para que sientas que puedes ser feliz y que has vencido?... un ángel es ese ser que te hizo sonreír, te devolvió lo que creías perdido, reparó lo que había roto en ti, o te supo escuchar; esa otra persona que te dio una palabra oportuna, puso luz en tu camino,o aquel que quizás ahuyento de tu lado la soledad… Ese que te inspiró, te iluminó en algo, te hizo sentir cosas lindas, o aquella persona que te ofreció su corazón para que pudieras confiar y reposar; esa personita que estuvo siempre ahí cuando los demás se fueron, esa que adivinó lo que necesitabas aún sin que tuvieras que pedirlo, esa nunca te juzgó ni condenó por lo que vio o escuchó,simplemente te aconsejó, te respetó, te enseñó a descubrir, contemplar, disfrutar y valorar… esas personitas que muchas veces han pasado desapercibidas, son muchos de los angelitos que el Amigazo nos ha sabido regalar.
Existen ángeles que nos fabrican sueños y nos enseñan a como poderlos realizar, otros que nos contagian de ese algo que tienen de especial… algunos quizás solo aparecen por un instante, hacen su obra y se van; otros duran más tiempo, sin que nos demos cuenta de lo que aportan, porque saben que en silencio, lo que se da, vale más… están aquellos que nos bendijeron, hicieron algo por nosotros, y no nos dimos cuenta; solo sabemos que por alguna razón extraña, nuestro corazón en determinado momento sintió paz. Hay ángeles que quisiéramos tener toda la vida, pero muchos de ellos solo pasan, cumplen su misión, escriben su renglón en nuestra historia y siguen por el mundo, dando testimonio de que existe un Dios que es amor y nunca nos ha de abandonar. Esos ángeles vienen vestidos de Maestros, amigos, de algún familiar o de personas de las cuales olvidamos su rostro, no sabemos ni siquiera como se llaman, no tienen ninguna otra relación más que la de hacernos sentir en un instante que el Amigazo existe, nos ama y de mil formas nos lo quiere expresar.

Con esos ángeles, los monstruos que nos persiguen son más fáciles de dominar; porque entre dos la cruz es menos pesada, las cosas se ven diferente, la fuerza es mayor y logramos así ganarle la batalla a cualquier situación que nos toque enfrentar… Lo que no sabemos es que nosotros también podemos ser ángeles y se nos ha encomendado una misión especial… es hora de descubrirla y hacerla realidad.
¡ GRACIAS POR SER MI ANGEL!

LUCHANDO CONTRA NUESTROS MONSTRUOS...

"EL sueño de la razón produce monstruos... Goya"

En nuestra lucha por ser feliz, experimentar paz interior y hacer realidad los sueños, es necesario enfrentar mil situaciones, momentos, personas, condiciones; cada una con su propio nombre, algunos reales, otros imaginarios, pero aparecen como monstruos que logran hacernos caer o tambalear, llenarnos de miedo, herirnos, atarnos de pies y manos y muchas veces hasta obligarnos a renunciar. Solemos ser como niños cuando nos ataca el miedo de intentar amar y ser amados, sobre todo si alguna vez lo hicimos y fuimos traicionados o perdimos a ese ser que tanto amamos; ahí se apoderade nosotros el monstruo del desamor, que aísla entre muros de hierro nuestro corazón y le hace perder la fe en el amor…


Y si nuestra infancia no fue fácil, si quizás no recibimos la ternura, ni fuimos alimentados de esos pequeños detalles que son los que nos dan fuerzas y nos hacen crecer seguros; ahí nos toma por sucuenta el monstruo de la desilusión; nada nos impresiona, nos dejamos arrastrar por el como veletas sin rumbo, perseguidos por un pasado, perdidos en el presente y atemorizados por el futuro.A quienes que experimentan enormes vacíos en su corazón, por ausencias, carencias o quizás porque no recibieron en su momento loque necesitó su corazón; son perseguidos muchas veces por el monstruo del Apego y la dependencia, que le hace sentir necesidad de amor, se aferran a todo, carece de autoestima, no logran descubrir sus propios valores y son o dejan de ser según lo que suceda, o lo que otros decidan, son víctimas de la manipulación y se convierten en esclavos de los sentimientos, porque les hace falta valor para darse su lugar, hacer valer su dignidad, decir si o decir no.


Y en esa inseguridad, aparece el monstruo del egoísmo y la falsa vanidad, que obliga a la persona a querer que el mundo gire en torno suyo y poderlo todo acaparar, siembra la envidia, impulsa a la crítica e inconformidad, hace despertar los celos, y el deseo de poseerlo todo con exclusividad. Para vencerlo es necesario aprendera ser sencillos, luchar por no apretar demasiado, sino más bien dejar libre y soltar, no vivir programados, sino ser mas espontáneos, ser humildes y saber darlo todo sin nada esperar.


Ante los retos y sueños, o cuando hay que tomar decisiones, cuando queremos darnos permiso de experimentar nuevas sensaciones y darnos otra oportunidad, surge el monstruo más grande, el llamado Temor…viene disfrazado de mil formas, nos hace zancadillas cuando se dacuenta que estamos dando pasos, se mete en nuestros pensamientos, nos habla a toda hora diciéndonos que no lo intentemos, que lo únic oque obtendremos será tristeza, decepciones y fracaso… este y todos los monstruos los podemos vencer por sobre todas las cosas con la Fe, primero en el Amigazo, después en nosotros mismos y también en los demás; aunque los monstruos pretendan robarnos nuestras ilusiones, no dejemos que nos arrebaten la paz interior, ni la esperanza, ni mucho menos esa fuerza que nos hace despertar cada día con la certeza de que si luchamos por ellos, los sueños, los podremos hacer realidad y en ese caminar poder ser feliz de verdad. Estos monstruos no son reales, existen en nuestra imaginación, nosotros los creamos y solo nosotros mismos somos los que podemos derrotarlos.


¿Cuáles de estos monstruos te persiguen? ¿Cuáles te falta por vencery superar?

NO SE PUEDE VER…

No son ciegos aquellos que viven físicamente en oscuridad; existenhombres y mujeres que aún teniendo los ojos bien abiertos, no logran ver lo esencial. Nos contentamos con mirar, admirar y criticar loque a simple vista vemos; pero es casi imposible contemplar más alláde la forma y descubrir lo que realmente muy en el fondo se ha de alojar. Preferimos la obra terminada, disfrutar o desechar, alabar otachar aquello que de nosotros no ha requerido mayor esfuerzo; nosquedamos con los resultados y nos volvemos implacables en el juicio que emitimos; ignorando todo el proceso y la lucha que se dio para obtener o lograr eso a lo que ahora se nos hace testigos.

No se puede ver el dolor de la semilla que sumergida en su podredumbre y soledad, se inmola a sí misma para que al morir grandesfrutos pueda dar; no se sabe muchas veces quién la sembró y la cuidó; al final solo vemos el frondoso árbol que de tanto esfuerzo y sacrificio surgió. No se puede ver el trabajo de aquel que construye en silencio la obra que al final ya terminada otro mostró; ni la dedicación y sencillez del que limpia y recoge lo de aquellos que en su prepotencia han ensuciado y tirado; y repara con amor callado lo que ha sido destrozado.


No se puede ver el sacrificio de los padres y maestros que pasan noches y horas enteras donándose y moldeándose para dar siempre de sí mismo lo mejor; somos injustos y egoístas al no valorar aquello que sin pedirnos nada a cambio en su vocación y esencia humana, cada uno de ellos sin reservas entregó. No se puede ver el amor puro y verdadero, que por prudencia o por miedo el corazón cayó, o fue expresado con los más pequeños y tiernos detalles que el otro no interpretó ni correspondió.

No se puede ver el dolor del pasado que sigue torturando ahí donde seha escondido para intentar no recordarlo; el miedo ni los sentimientos que prefieren esconderse para no ser heridos nicriticados; no se puede ver el valor y la esencia de muchas almas queoptan por disfrazarse y aparentar para poder encajar dentro de una sociedad que solo se queda con aquello que se puede mostrar, ni latristeza que otros han causado, los vacíos y la soledad de tantas personas que sueñan y esperan sentirse amadas para poder continuar;no se puede ver de donde vienen actitudes y reacciones que surgen demuchas tensiones que prefieren ser olvidadas para no ser señaladas ymal juzgadas.


No se puede ver la presencia de Dios, ni el inmenso amor que nos da,en medio de tanto dolor y rencor, vanidad y desamor que el mundo hade expresar; no se puede ver lo que es realmente esencial porquev amos distraídos por el mundo, y cuando por fin abramos los ojos del alma, quizás sea muy tarde porque no pudimos ver el tiempo que pasó veloz y logró escaparse de nuestras manos para no volver atrás, y talvez solo digamos: Si lo hubiera visto antes, muchas cosas se hubieran transformado…

Abramos los ojos, a lo mejor aún estamos a tiempo de ver todo aquelloa lo que hemos sido ciegos y hemos ignorado.

domingo, 11 de noviembre de 2007

A MIS AMIGAS DE LA INFANCIA…

Sus nombres se inmortalizaron en las primeras hojas del libro de mi vida, como aquellas compañeras de aventuras, forjadoras de sueños y cómplices de travesuras… De sus manos aprendí el verdadero significado de la amistad, por cada momento que compartimos, por tantas expresiones mutuas de cariño y sobre todo pruebas de fidelidad.

Gracias a cada una de ustedes puedo decir, que ese fue el mejor de los capítulos que he vivido; porque siempre vieron más allá de mi apariencia, confiaron y creyeron en mí, me valoraron tal y como he sido. Imposible olvidar los juegos que teníamos, correr, saltar, patinar, bailar, bañarnos en la lluvia, soñar con el grupo musical de moda, disfrazarnos, celebrar los cumpleaños, visitarnos, salir a pasear, compartir cada día del año y hasta más.

No se pueden borrar de la memoria, tantas historias fantásticas y de terror, de risa y de dolor, que nos inventábamos, pero sobre todo, tantos sueños que construimos y nos contamos. En la enfermedad, en la alegría y el dolor, ahí estábamos; hicimos pactos de amistad, de no olvidarnos jamás aunque el tiempo y la distancia intentarán con sus garras separarnos.

Y aunque ha pasado muchísimo tiempo y los caminos otros rumbos han tomado; aunque cada una ha ido escribiendo su historia, con nuevos personajes que le han dado sentido y la han recreado… Aunque quizás si nos encontramos por la calle sea difícil reconocernos, porque no nos hemos visto y nuestros rostros y apariencias han cambiado; nada de lo vivido y compartido en ellos años de la infancia, se ha borrado.

Ustedes me enseñaron a ser una buena amiga, con cada una aprendí realmente lo que es la amistad, de esas que no se pega de las cosas pequeñas para discutir y pelear, sino que sabe enfrentar y superar todo conflicto, solucionarlo con un te quiero y un abrazo sincero, que haga eterna esa relación, basada en el verdadero amor y la fidelidad. Para mí siempre serán lo mejor que en mi niñez he encontrado, las que hicieron de esos años los más felices que he vivido y los que me sirvieron de trampolín para lograr lo que he logrado y llegar hasta donde he llegado.

Hoy me siento feliz de haberlas reencontrado, porque son lo mejor que me ha pasado y aunque quizás transcurran otros 20, 25 o 30 años, sus nombres ya se han inmortalizado en mi vida, siempre serán mis amigas del alma, las que con su existir mi vida enriquecieron y adornaron…

Gracias por no olvidarse nunca de mí, así como jamás yo las he olvidado…

sábado, 10 de noviembre de 2007

QUE DIFICIL ES…

Qué difícil es, reparar un corazón roto, recuperar al amor que se ha perdido; aceptar que muchas cosas no volverán a ser igual, sanar después de haber herido.

Qué difícil es, levantarse cuando de lo más alto se ha caído, volver a creer después de una traición; abrir de nuevo las puertas cuando se cerraron porque alguien nos falló.

Qué difícil es, devolver el tiempo y recuperar el tiempo que se ha ido, recobrar lo que quedó siendo cenizas después de que el fuego lo pudo haber consumido, decir te perdono, cuando fue grande el dolor sentido.

Qué difícil es, darse una nueva oportunidad de volver a amar cuando por amor se ha sufrido, querer vivir cuando nos sentimos vencidos; soñar después de ver todos los intentos fallidos.

Qué difícil es, creer en Dios cuando más solos y olvidados nos sentimos; hablar desde dentro cuando realmente no nos sentimos escuchados; animarnos, cuando realmente estamos muy cansados.

Qué difícil es, levantarse cada mañana, cuando el día anterior fue complicado; estar como si nada, cuando por dentro estamos destrozados; expresar con palabras lo que en un nudo en la garganta tenemos atorado.

Qué difícil es, encontrar un buen amigo en los momentos en qué más lo necesitamos, dar una palabra de aliento a alguien que cree que todo es imposible y que es muy difícil de encontrar una solución después de tantas veces haberlo intentado y haberse equivocado.

Hay muchos momentos difíciles, muchas sensaciones que nos impiden creer en los milagros; pero todo es posible cuando en medio de todos esos imposibles, nos sentimos seguros de que Dios está con nosotros y su amor aún en la cruz y en la adversidad experimentamos.

Es cierto, todo eso es demasiado difícil, pero el amor verdadero hace milagros. No dejes de creer que algún dia lo encontrarás, de hecho ya lo tienes, porque el Amigazo nos ha amado tanto que su vida en la cruz por amor a nosotros quiso entregar.

lunes, 5 de noviembre de 2007

GRACIAS AMIGAZO POR LA CRUZ...

Un Mensajito que me envió mi amigo JOACO desde México y que aca em Colombia me ayudó a Traducir para todos ustedes VERO, Gracias a ambos...












A cada uno se nos ha dado nuestra propia cruz, a veces la creemos demasiado grande y pesada y decimos a Dios:


"SEÑOR ES MUY PESADA, POR FAVOR BAJALE O CORTALE UN POQUITO"...











Y empezamos a recortarla cada vez un poco más, queriendo sentir todo más cómodo y liviano, porque lo importante de esta Vida para muchos, es simplemente cogerla suave y pasarla bien...












Y no nos conformamos con nada, queremos todo aún más fácil, que no requiera ningún esfuerzo por parte nuestra, sino sentir que vamos sobre ruedas, de ah que nuestra oración sea:
"SEÑOR, POR FAVOR BAJALE O CORTALO UN POQUITO MAS Y SERE CAPAZ DE CUIDARLO Y HACERLO MEJOR, MUCHAS GRACIAS POR ESO DIOS"












Y llegamos ahi a donde es necesario Cruzar para Alcanzar lo que Dios nos ha prometido y usar LA CRUZ COMO PUENTE PARA PASARLO...










PERO ES MUY CORTO Y NO PODEMOS DESPUES LLEGAR HASTA EL LUGAR PLENO DONDE DIOS CON LOS BRAZOS ABIERTOS NOS ESTA ESPERANDO...

No soltemos la "cruz" que a veces nos toca vivir por diferentes situaciones Todo tiene un para qué y un porqué....... Dios nunca nos manda nada que no podamos soportar...no hay que rendirse y soltar los remos..... Tenemos la opción de ver esa cruz como algo que Dios nos manda para crecer en muchos aspectos y dejarnos grandes enseñanzas.
"Al hombre grande, lo hace el esfuerzo y no el privilegio."
(Desconozco su autor)

martes, 30 de octubre de 2007

JUGANDO CON FUEGO…

Atrayente y seductivo suele ser el fuego, que con sus llamas intensas envuelve a quien se encuentra y lo contempla, quizás porque busca calor, o porque su apariencia galante e imponente, causa admiración y atracción…

Se enciende fácilmente tan solo con el rozar, y llama al que lo mira, para que le intente tocar; parece inofensivo como un niño travieso que solo quiere jugar, pero se vuelve peligroso tanto que una sola chispa suya, puede todo arrasar.

Es buscado por aquellos que anhelan vivir con pasión y encontrar calor, o en quienes contemplando su apariencia multicolor, quieren romper con la rutina y descubrir en la danza de cada flama una aparente sana diversión. Suele ser entretenido contemplar tal show de cómo va tomando fuerza, cambiando de tamaño, haciéndose inofensivo o a veces agresivo, logrando cautivar a quien lo está observando y sin darse cuenta termina con el jugando.

Se aparece a diario por el camino disfrazado de hombre o mujer, amigo o conocido, momento o situación, propuesta o elección, que a simple vista parece que no hiciera daño, y que nos permitiera mantener el control. Viene camuflado de normalidad, donde ya no se sabe que cosas están bien o están mal; y así cualquiera se acerca primero por curiosidad, y ya cuando llega hasta ahí, no se puede apartar, porque todo parece ser más cálido y se siente comodidad.

Muchos creen que con intentar tocarlo o con él jugar, nada ha de pasar; solo sería una vez, o quizás otra más; da igual si nadie se da cuenta, un poco de calor a nadie le hace mal; pero se les olvida que una chispita de candela, fácilmente se propaga y todo puede incendiar; lo que quema el fuego, queda convertido en cenizas que el viento arrasa y por más que lo intentemos, después de incendiado nada no volverá a ser igual.

El fuego puede ser bendición o maldición, que ofrece luz, protección, calor y diversión; pero hay que tenerle respeto, guardarle distancia aunque intente conquistarnos con su belleza policromo o con aquello que nos ofrece para que nos sintamos mejor. Con el fuego no se juega, ni tampoco se le acerca aquello más valioso que guardamos como tesoro invaluable de nuestro corazón; porque sin darnos cuenta puede arrebatárnoslo y devorarlo, quedándonos sin nada, sin poder devolver el tiempo y recuperar, aquello que perdimos porque el peligro no prevenimos y no hicimos caso, de quienes muchas veces nos dijeron, ten mucho cuidado no desvíes tu paso del camino que Dios te ha elegido.

No arriesgues lo que ya tienes, no hagas cosas buenas que parezcan malas, ni cosas malas que parezcan buenas, es como jugar con la candela, que si te acercas mucho, te quemas.

domingo, 28 de octubre de 2007

Y DIJO DIOS: LOS BENDIGO CON LA LUNA...


No avisa, nadie la espera y silenciosa aparece la Luna, se hace presente y ofrece en silencio su luz en medio de la noche más oscura. Se convierte en la inspiración de músicos y poetas, en el sueño de aquellos que sienten que alcanzarla sería la más grande y sublime meta, en la compañía de aquel corazón solitario que va por el mundo queriendo hacer realidad el sueño de Dios y encuentra en la luz de la luna el aleteo de un ángel que lo acompaña en su camino hacía la realización.

A lo lejos se divisa quizás muy pequeña, para lo grande que es cuando realmente se descubre y se contempla, es ahí que quien la conoce de cerca aprende a quererla tanto, que quisiera descansar en ella, detener el tiempo para que la noche fuese eterna…

Cuando ríe se percibe su emisión más intensa y cuando llora lo hace en silencio, quizás nadie se da cuenta, pareciera como si lloviera y con rocío nutriera las almas que riega con lo que brota de su corazón de niña traviesa, y en todo ello se contempla la belleza y transparencia de su naturaleza. Así es la Luna, una cajita de sorpresas, brújula de marineros que sin ella pierden el rumbo y le temen a las tormentas; musa de cantantes, sueño de jóvenes que con solo mirarla se enamoran del amor, es también la mejor amiga y compañera, pero sobre todo es bendición de Dios.

Al comenzar la mañana, pareciera que se esconde para recuperar sus fuerzas; pero es ahí cuando trabaja más fuertemente, se nutre del amor de quienes estando a su lado le profesan, construye sus sueños y lucha por ellos, se prepara para hacer realidad en su vida el sueño de Dios, se coloca alas y se convierte en un ángel, se viste de niña, de joven o adulto según la ocasión; tiene un poco de todo, esa es su mayor fortaleza, porque en cada momento o lugar donde se encuentre, no se cruza de brazos, se entrega y da de sí lo mejor.

Prefiere no hablar nunca de números ni mezclas, no está entre sus prioridades la quimica ni las letras; su rostro resplandece cuando algún mensaje le llega, se llena de emociones con los más pequeños detalles que quienes inspirados por ella, le profesan... Así es la Luna, alegre y soñadora, con un corazón que sube y baja en cada emoción que se disfraza, en su tímida apariencia.

Dios satisfecho la contempla, se siente orgulloso de su creación, extiende su mano, la bendice y enciende a su lado una estrella para que juntas adornen el cielo y permanezcan siempre unidas de corazón. Es una alianza de amistad que será para siempre, porque ya tiene la bendición del Creador. MISPA

¡Gracias por existir!

CUANDO LAS COSAS NO DAN PARA MAS…

Hay momentos en la vida en que las cosas parecieran que no dan para más; se experimenta el dolor más grande, se siente la más profunda soledad, ya los ojos creen no poder encontrar una luz en el camino, se acaban las fuerzas, se aumenta el cansancio y no sabemos qué más hacer, a dónde ir ni que esperar. Pareciera que la solución es imposible, creer en un milagro sería una fantasía, porque la Fe se debilita, cuando lo humano no encuentra ninguna otra salida y el vacío se convierte en una sombra enorme que envuelve y opaca el sentido que pueda tener el vivir a tal punto que hasta muy dentro el ser llega a anhelar mejor morir.

Ahí cuando todo se sale de las manos, ninguna puerta se abre y no hay un corazón en el camino, capaz de amar, consolar, apoyar y ofrecer la compañía y la paz que tanto se necesita; en esos instantes en que el tiempo sigue pasando de largo, cruel e indiferente, caminando más despacio cuando se quiere realmente que pase veloz y todo esto se lleve…

Los demás asumen la actitud de espectadores, critican, opinan, dicen de dientes para fuera que tarde que temprano todo va a pasar; algunos prefieren alejarse para no involucrarse, otros creen que con lástima y compasión cumplen su misión de ayudar y salvar… Cuántos realmente entienden lo que se siente y ha de pasar?... Cuántos ofrecen sinceramente su amistad?...


Es ante la enfermedad que parece no tener cura, el dolor que con nada se logra sanar, la pérdida que ya no se puede recuperar, la partida del que no volverá; en esos días en que todo parece cubierto por una nube gris, donde la tempestad es tan fuerte que pareciera con todo arrasar, en el cansancio del alma y el quebranto de toda ilusión, lo único que realmente queda es Dios. Tal vez al orar no se escucha respuesta, y pareciera como si nos hubiera abandonado u olvidado; quizás hemos llegado a pensar, que nos castiga, es injusto y no mira hacia abajo… La humanidad nos hace frágiles y el dolor puede doblegarnos a tal punto que se debilita la fe y creemos que nada hemos de tener.

Sin Dios todo pierde su sentido, la vida se hace más vacía, no encontramos ninguna otra salida, nos caemos al abismo más profundo, nos rendimos y renunciamos, nos soltamos de su mano, nos perdemos del camino y se nos viene el mundo abajo. Quizás podamos sentir que aún con El las cosas siguen siendo difíciles y pareciera que nada fuera a mejorar, pero es de Dios la fuerza que nos viene y nos mantiene luchando, esa paz que a veces sentimos y no sabemos explicar… es El quien nos regala otra oportunidad de luchar, de no rendirnos, nos va mostrando caminos, nos lleva alzados en sus brazos y nos expresa de mil formas lo mucho que nos ha de amar… Por eso, cuando las cosas no dan para más… la fuerza y la paz que necesitamos en Dios las podremos encontrar…

viernes, 19 de octubre de 2007

ASI ME SIENTO JUNTO A TI...

Hace poco tiempo llegó a mi blog, y desde el primer encuentro en chat, una linda amistad surgió...
Como eco a todo ello, en estos días una linda sorpresa me dio, al escribir y publicar estas hermosas palabras que me ofrece y que sé que salen de lo más profundo de su corazón.
Gracias amiga Jana (Alejandra), por abrirme de una vez tus puertas y ver mi alma con los ojos de tu corazón.
Un abrazo de Colombia para México...
No importa cómo ni cuándo, si lo sospechábamos o nunca lo hubiésemos imaginado, cuando Dios tiene escrito el cruce de nuestras vidas con el de otra persona, simplemente... sucede, y así es como ése encuentro inevitable y preescrito por los dedos divinos de Dios, arroja su luz alojándola en lo profundo de nuestro interior; es así como se crece, es así como el alma se ensancha y se fortalece, le brotan luminosas ramas verdes y lo que es más, dá flores.
Mi vida se ha vuelto muy florida en los últimos años; trás trances de oscuridad, confusión y deseos de borrar por completo mi existencia, hallo que siempre Dios cruza en mi camino las personas correctas que con su luz disipan las tinieblas y representan esa verdad que aleja siempre las oscuridades de mi vida.
Y así es como te conocí Kary, "coincidencias" de la vida o como mencionaste tierna amiga, "Diosidencias"; ha florecido mucho éste árbol que es mi vida, tanto, tanto.
Si hablásemos de tamaños, soy pequeña junto a tí querida Kary, esos centímetros que para el mundo te hacen falta, te sobran en las medidas del corazón, ¿quisieras darme tantitos?.
Habemos tantos que somos pequeñitos junto a ese corazón enorme, hermoso y lleno de amor que tienes; si el amor tuviese medidas, eres grande muy grande amiga.
Soy pequeña junto a tí, no ceso de repetírmelo y de desear soñar como sueñas tú, trabajar como lo haces tú, esforzárme como lo haces tú; quisiera ver la vida a través de tus ojos, quisiera sumegirme un momento entre tus manos y sentir ese gran amor de Dios que a través de tí se manifiesta; soy tan pequeña tierna Kary, mucho muy pequeña; ¿Me ayudas a crecer hermanita?.
No cabe duda, Dios siempre cruza en nuestras vidas a las personas correctas, el día correcto, a la hora correcta y en las condiciones correctas, todo es correcto, todo; Dios nunca se equivoca.
Gracias Kary, por tu ejemplo de vida, por ese testimonio que das de amor, fe, y... verdad.
Con amor,

Jana (Alejandra), la pequeña Jana.

sábado, 13 de octubre de 2007

FORMANDO O DEFORMANDO SENTIMIENTOS…

Al nacer somos como barro dócil que se deja modelar, nuestros sentimientos se van formando en la medida que nos enseñen a amar, amándonos… es indispensable saciarnos de caricias, palabras dulces, la ternura y el calor que de una madre o de un padre vienen y en nuestra mayor fortaleza de esa etapa se convierten.

Igual es en la niñez, nos vamos haciendo fuertes o frágiles, seguros e inseguros, según el amor del cual nos estén nutriendo, que pesa mucho más que los regalos y las cosas materiales… Aquí ya se va percibiendo, en que punto se están formando o deformando nuestros sentimientos. Y en la adolescencia, cuando más incomprendidos nos sentimos; es en esta etapa, donde se nota mucho más lo que hemos ido recibiendo; porque de acuerdo a lo que se nos ha dado, enfrentamos el mundo con lo que nos va presentando. Es cuestionante encontrarse con jóvenes que desde bebes o desde niños no veíamos, y al percibir sus rostros tristes, nublados y confundidos, nos preguntamos: qué les ha pasado? Qué cosas han vivido? Acaso no les han dado lo que han necesitado? Dónde han dejado la sonrisa, la inocencia, la dulzura que tenían cuando niños?... qué ha pasado con sus sentimientos? Quiénes se los han deformado?.

Por qué solemos decir que cuando crecemos no tenemos los mismos sueños y anhelos que de niños? Por qué nos volvemos desconfiados y prevenidos? Por qué dejamos de creer en los demás y preferimos cerrarnos para no tener que sufrir más?... Hay quienes amando no saben expresarlo, se mueren sin decirlo nunca, se van sin darse la oportunidad tampoco de ser amados. Nadie les enseñó o simplemente sus sentimientos les fueron deformados.

Hay tantas maneras de formar o deformar sentimientos, podemos fortalecerlos y renovarlos con el perdón, la comprensión, la caridad, dando otra oportunidad, decir u ofrecer lo que quizás nunca imaginó o creyó merecer; porque hay quienes creen que no son dignos de dar y menos de recibir amor; en nuestras manos está realizar el milagro de salvar un corazón y devolver le la ilusión, el amor todo lo puede, no hagamos nada a la fuerza, hagamos todo con la fuerza del amor.


Así mismo, los sentimientos se destruyen con la traición, el resentimiento o rencor que se puede sentir cuando a cambio de darlo todo se recibe desamor; la mentira, los chismes, acaban y deforman lo que hay guardado en un corazón, la omisión e indiferencia, mata aún la más fuerte relación; y lo más triste de todo, es que en cuestiones de amor, el corazón sufre tanto que se cierra y prefiere negarse la oportunidad de amar y de sentir, en otras palabras, se cierra a vivir.

Y tu, en este momento de tu vida, sientes que te han deformado o transformado tus sentimientos? Y de igual modo, con tu ser y hacer, formas o deformas sentimientos?

miércoles, 10 de octubre de 2007

LA VIDA UN ROMPECABEZAS PARA ARMAR


Vivir es algo así como armar un inmenso rompecabezas; en la cual al nacer se nos confía a nuestras manos muchas de sus piezas… en la medida que el tiempo pasa, debemos ir acomodándolas, al principio con la ayuda de nuestros padres y maestros, para que queden bien ubicadas… por eso muchos niños que crecen solos, suelen sentirse a veces confundidos, además que en sus afanes e inexperiencias, se pierden muchas de esas fichas en el camino, dejando el alma con vacíos.

En la adolescencia, nos creemos capaces de hacerlo sin la ayuda de nadie, nos molesta la orientación de los adultos, preferimos armarlo por nuestra propia cuenta, y tantas veces nos equivocamos, elegimos las piezas que no son, permitimos que otros las ubiquen mal, y hasta por nuestro afán de creernos mayor, nos apresuramos a tomar decisiones erradas; en vez de armarlo, todo se vuelve un caos, y cuesta demasiado desarmarlo para tener que volver a intentarlo.

Así con el pasar del tiempo y en la medida que conocemos personas significativas, se da ese intercambio de piezas, donde cada uno ubica en la vida del otro una ficha más, alguna veces encajan a la perfección, otras veces aunque ni con presión se logra acomodar, se convierte en alguien tan importante para nosotros que aún así lo preferimos dejar. Puede suceder también que al no saber asumir ciertos momentos y por dejarnos envolver por la rutina, perdemos sin darnos cuenta, piezas claves de nuestro enorme rompecabezas, personas especiales, oportunidades únicas, amigos; ese lugar en donde iba, queda para siempre desocupado, y muchas veces nos lamentamos por haberlas perdido.

Hay momentos en los que no sabemos que pieza elegir, dónde ubicarla o como armar ese trozo de rompecabezas que nos corresponde organizar, y nos quedan cosas pendientes, las cuales preferimos ignorar, porque suele ser doloroso mirar hacia atrás; tal vez consideramos, es necesario un poco de reflexión, revisar lo que hemos armado hasta el momento, desarmar o quitar lo que está mál puesto, aunque nos duela desacomodarlo o desprenderlo, es más fácil dejarlo así como está, aunque no esté bien; porque enmandar algo implica muchas veces, desarmar lo que está listo y si es necesario volver a empezar…

Y al ser testigo de cómo el tiempo pasa veloz, pretendemos acelerar el paso, nos invade la angustia y el temor, de que se nos acabe esta oportunidad, y no logremos hacerlo bien o terminar. Pero este rompecabezas de la vida, quizás no encuentra su final en este lugar; por eso si te sientes confundido o cansado, si crees que ya esto no da para más, el Amigazo es la pieza clave, que te ayudara a poner todo en orden y experimentar la verdadera paz.

AGRADECIMIENTOS: Gracias Joa (Jana), mi super amiguita especial... porque en todo lo que a diario compartirmos, sobre la vida y hasta más, un día surgió esta reflexión que hoy puedo decir con mucho cariño, construimos entre las dos...

domingo, 30 de septiembre de 2007

QUISIERA


Hoy solo quisiera verte sonreír ...
Adornar de flores tu alma y dibujar en ti una sonrisa eterna, que opacara tu tristeza...
Quisiera entregarte un cofrecito lleno de esperanza...
Quisiera devolverte lo que ya no tienes y q aun quieres...
Quisiera acercarte a lo que añoras...
Hoy solo quisiera desterrar las lágrimas de tu vida...
Ahuyentar tu soledad, calmar tus vacíos y evitar tu dolor...
Quisiera llenar de colores tu vida, darte mil razones para seguir...
Hoy como siempre solo quisiera que fueras feliz. ---…--- JANA

domingo, 23 de septiembre de 2007

NO ESPERES...

No esperes a sentir que ya no te queda nada, que todo a lo que te aferrabas y te llenaba lo has perdido o ya no te da la paz que anhelabas; no te quedes sin buscar a Dios, hasta que llegues a experimentar tanto dolor que no puedas más que aferrarte a El para lograr continuar. Date la oportunidad de descubrir su amor expresado en todo lo que hermoso que te regala desde que abres tus ojos, eso te ayudará a enfrentar y superar cada momento más aún en la dificultad.

No esperes a que las personas que están a tu lado ya no estén, para querer verlas así sea por una sola vez más y decirles que las amas y que siempre has valorado todo lo que te dan. Hazlas sentir hoy lo que significan para ti. No esperes que te lleguen sentimientos de culpa, porque no supiste valorarlas ni tampoco sentir frustración, por no haber visto ni reconocido antes todo su valor.

No esperes a que las oportunidades pasen de largo y ya no puedas echar marcha atrás, para querer intentarlo cuando sea casi imposible lograrlo. No te justifiques en que los demás no creen en ti, o que estás demasiado joven o viejo para realizarlo; no te acomodes creyendo que aún hay suficiente tiempo o que vendrán mejores momentos… no dejes para mañana lo que puedes hacer hoy, el pasado no vuelve, el futuro nadie lo tiene asegurado, lo único que tenemos es el presente con lo que ahí se nos ha dado.

No esperes a que el tiempo se te haya acabado y ya no exista la posibilidad de pedir perdón o de perdonar, de dar ese abrazo o decirle a alguien lo que tanto anheló escuchar; de disfrutar tu juventud tu salud, las fuerzas y la capacidad de trabajar, de realizar lo que soñabas, de utilizar el vestido nuevo que con tanto recelo guardabas. No esperes acumular cosas para invertirlas o compartirlas, no esperes a ya no tener nada para aprender a valorar…

No esperes a perder la vida, para empezar a vivir… simplemente levántate cada día sintiéndote afortunado por esta nueva oportunidad que se te ha dado y trata de ver más allá descubriendo la grandeza escondida de lo que se te convierte en rutina y a todo lo que te has acostumbrado; esas pequeñas cosas y esas personas que muchas veces no ves, son las que merecen más tu atención y tu valor, y así no esperarás a no tenerlas para añorarlas y querer hacer lo que no hiciste y disfrutar de lo que ya perdiste… No esperes, hazlo ya!

KARY ROJAS

domingo, 16 de septiembre de 2007

¡UN DIA MAS… VENCIMOS!


Cada vez que abrimos los ojos a un nuevo día, solo podemos decir: ¡Gracias Dios, vencimos!

Al pensar en el ayer, en la enfermedad que aún no logra ganarnos la batalla, en la tristeza que no roba nuestras fuerzas, en las caídas que aún no quebrantan la fe, , por cada nuevo día en que abrimos los ojos y despertamos, solo podemos expresar: ¡Un día más al que le logré ganar!...

Esta lucha diaria hace parte del vivir, y mientras continuemos viviendo sin perder la alegría y sin dejarnos arrebatar la paz ni los sueños; no somos sobrevivientes, somos personas valientes que se aferran a Dios y tienen como escudo y fortaleza el amor que de El experimentan y el poder hablarle siempre desde la oración.

Hoy seguimos vivos, y aunque los días a veces se nos hagan rutina, hoy como ayer quizás no sabemos bien que camino escoger; en ocasiones sentimos vacío y soledad y tal vez tanto cansancio que prefiramos morir; de nuevo hemos abierto los ojos al mundo, a todo eso vencimos, algo quizás sin explicación no nos deja rendir, ni mucho menos perder la alegría de vivir.

Hoy es un día más, diferente a todos los demás, se nos ha dado otra oportunidad, la cual no podemos dejar pasar; mientras nuestro corazón esté latiendo, cualquier cosa se puede dar… es el momento de intentarlo de nuevo, porque aún tenemos tiempo, Dios nos ha regalado otro despertar…

No es fácil enfrentar y asumir muchos momentos, pero entre más enfrentamos, más valientes nos hacemos… porque nada nos derrumba, ni siquiera el dolor más fuerte que sintamos, las preguntas sin respuestas, los miedos anclados, los golpes recibidos, el desamor y la traición, la enfermedad o la soledad, nada de eso nos ha desvanecido; no hemos buscado salidas fáciles, ni mucho menos hemos renunciado… estamos luchando, seguimos confiando en el amor de Dios, eso es lo que nos ha dado fuerzas y nos ha permitido ganar, es lo que nos hace experimentar que hemos vencido.

Sintámonos felices por estamos vivos, y eso implica que no nos hemos rendido, que nuestra fe nos hace fuertes y el amor que de Dios recibimos nos engrandece.
Demos gracias al Amigazo por todo lo que a diario nos ofrece, sintámonos felices y afortunados de sentir que es tanto lo que nos ha amado, que un día más de vida nos ha regalado, y con ello otra oportunidad de ser feliz se nos ha dado.

domingo, 9 de septiembre de 2007

MAS QUE LETRAS, LATIDOS...

Dos canciones, con el ritmo de la vida...
Letras que expresan los sentimientos más nobles del corazón...
Talento protegido como perla, dentro de una ostra de apariencia ante la cual muchos siguen de largo y no descubren tanta riqueza y belleza...
He aquí parte de tantos tesoros, que hay en estos corazones soñadores, que luchan con todas sus fuerzas, por hacer realidad sus sueños y vivir llenos de paz y felicidad...
Que el Amigazo las bendiga y les muestre el camino para llegar hasta donde sueñan llegar...

Las quiero mucho mis niñas... (A Marce y Dany... y a toda la banda)


SIMPLEMENTE INSPIRACION…

Agarre mi guitarra me puse a cantar las primeras palabras que venían a mi mente
Mis tardes pronto se Irán secando mientras el tiempo pasando
Sola no pienso continuar si ni con mi mente puedo luchar
Mientras tu no estas conmigo solo pienso en el delirio de una ayer no se si volverás
Ver la lluvia en mi ventana se parece tu mirada esa que un día me hizo pensar

Miradas se reflejan en mi alma escondiendo lo que me hace falta
Pienso en que la noche va a llegar abrazándome derrotándome una vez mas
Acostumbrarme a tu ausencia vivir mi propia condena
Creo que la calma tardara en llegar

Y una vez mas no estarás dejándome desfallecer
Bien que aprendiste a disimular hasta evitabas verme llorar
De ti quise aprender sintiendo el mundo a mis pies
Y sin querer lo derrumbe
O más bien me equivoque

Los errores son los que menos se olvidan y las mentiras los tapizan
Debes ahora muy bien estar intentando ignorar
El daño que pudiste causar por con mi alma pretender jugar
Casi no cierras la herida ligada con tus caricias

Hoy el dolor no me asusta pues me toco aprender de la forma dura
Alguien dijo una vez las grandes mujeres no deben llorar
Pues en una de ella me tendré que transformar para mis lágrimas ocultar
Creo que la calma tardara en llegar

Y una vez más no estarás dejándome desfallecer
Bien que aprendiste a disimular hasta evitabas verme llorar
De ti quise aprender sintiendo el mundo a mis pies
Ahora debo continuar
Camino a la obscuridad

Hoy la fría noche me extraña pues pretende hacerme falta
Hoy la ventana pienso cerrar para que abrazarme quiera intentar
Hoy voy rumbo a la soledad pero hay luz en la oscuridad

Y una ves más no estarás dejándome desfallecer
Bien que aprendiste a disimular hasta evitabas verme llorar
De ti quise aprender sintiendo el mundo a mis pies
Y sin quererlo derrumbe
O más bien me equivoque
En medio de tanta oscuridad
Mi alma logro observar





DESEO MAS QUE NADA

Siempre quise hacerte saber lo importante que eres para mí
Otra vez fui quien se equivoco
Perdóname por solo pensar en mí

Cada vez que cierres los ojos
Tus susurros se harán presentes
Recalcando tu belleza

Deseo más que nada
Estar ahí siempre que lo necesites
A veces no es fácil luchar contra mis lágrimas
Delante de ti las sabes atrapar

Remolinos azules se mueven en tu oscuro rostro
El cielo no puede dar un espectáculo más hermoso
Eres aquella obra que Dios me quiso regalar

Solo que a veces me pregunto
Como logro ser tan mezquina
Tu amor logro atravesar mis venas

Deseo más que nada
Estar ahí siempre que lo necesites
A veces no es fácil luchar contra mis lagrimas
Delante de ti las sabes atrapar

Me hablas en un idioma que nadie nunca entenderá
Solo porque sabes que algo anda mal
Quisiera nunca volverte a fallar

Deseo más que nada
Estar ahí siempre que lo necesites
A veces no es fácil luchar contra mis lagrimas
Delante de ti las sabes atrapar
(Autor: Marce, Dany y Banda...)

AMOR EN CANTIDAD Y CALIDAD, ES LA SOLUCION

Es realmente corto el camino que tus pies han recorrido, pero son muchas las piedras y espinas que los han herido… empiezas a penas a vivir, y aún así has tenido deseos de morir; cuándo no sabes que hacer ni que ruta elegir, cuando sientes que lo que más sencillo que muchos tienen tu no lo puedes poseer; sobre todo cuando en medio de tantas cosas que pasas y que no entiendes, te toca a golpes en el alma aprender…

Una armadura con apariencia ruda te has colocado, piensas que a los débiles más cargas y trabas les colocan, es mejor aparentar que nada de lo que pasa te ha afectado; que todo en ti está perfectamente; aunque mil cosas oscuras y confusas pasen por tu corazón y por tu mente… te entretienes con todo lo que el mundo te ofrece, te sumerges en todo ello, para no pensar ni sentir todo aquello que a veces te atormenta, te hace llorar y sobre todo, mucha soledad vivir.

Muchos transitan por tu lado, se quedan con la apariencia que has mostrado, te juzgan por tu música y tu manera de vestir; te señalan por lo superficial que encuentran en ti; te reclaman y reprenden por tu actitud; no preguntan el porque, solo castigan y condenan; no entienden que más que vivir, intentas aprender a sobrevivir; que más que regaños y reproches necesitas mucha amor y comprensión; que no le pides mucho a Dios, solo realizar un sueño y ver a tu familia unida y llena de amor…

¿Por qué los adultos son así’ ¿Por qué creen que con llenarte de cosas y darte el estudio y el vestir cumplen con lo que les toca hacer por ti?... ¿Por qué se quedan en la apariencia, y no ven un poco mas allá, y se dan cuenta que esa risa escandalosa o esa rudeza, es una máscara que usas para no mostrar muchas veces lo mucho que has de sufrir?...

Y la vida se convierte a veces en una batalla, entre jóvenes y adultos, donde la rebeldía se enfrenta con la autoridad; y tantas cosas que vemos y criticamos hoy en día no son más que una protesta en la que se pide amor y comprensión, un poco más de tiempo y ternura, atención y calor… porque la soledad presenta a veces mil caminos que tomar, y no todos conducen hacía la paz que con ansias y desesperación, nuestros niños y jóvenes buscan hoy.

Con la excusa de calidad de tiempo más no cantidad; los padres se han perdido de ver a sus hijos crecer, no se dan cuenta de nada por lo que pasan, los sienten a veces demasiado grandes que creen que los problemas entre pareja y las dificultades laborales, ellos deben saberla y quizás hasta las pueden resolver…

¿Si seguimos así a dónde vamos a parar? Es la pregunta que solemos hacernos cuando nos golpea un poco lo que le está pasando a la humanidad… y cómo podremos ponerle punto final, a esta autodestrucción, si estamos privando a nuestros niños y jóvenes del tiempo que necesitan y sobre todo, de mucha comprensión y demasiado amor… en la cantidad y calidad está la solución…


KARY ROJAS

Esta reflexión va dedicada muy especialmente a las niñas y jóvenes que he encontrado y conocido durante mi caminar como Maestra... a tantos jovenes que me han escuchado y leido en mis conferencias y escritos, y muy especialmente, a quienes me abren su corazón, me hacen crecer con su riqueza interior y me permiten sentirme afortunada porque en mi han creido y confiado... Las quiero mucho...