sábado, 18 de marzo de 2017

LA FUERZA DEL AMOR...

Es la que te impulsa y te mueve, permite que broten de ti los gestos y los sentimientos, sin darte cuenta y sin pensarlo, no conoce de imposibles y se aliada con el tiempo… Te inspira y te da mil ideas, para lograr lo que tanto deseas; para disfrutar lo que haces aunque para muchos no sea nada; para reinventarte y hacer todo, por algo o por alguien…
Es la fuerza del amor, la que te mueve a buscar y llegar, por la simple razón de que amas y sueñas; y por ese mismo amor, te interesa, y quieres lograrlo.
Es la fuerza del amor la que agranda el anhelo de estar siempre presente en la vida de alguien y no perderte de nada a su lado.
Cuando algo no te nace, y sientes condicionamientos o presiones para hacerlo; encontrarás siempre algún pretexto o impedimento que dilatarán el momento o te harán sentir que no hay tiempo; y si te toca, sentirás todo tan forzado que te agotas, porque no existe el impulso de algún sentimiento.
Cuando es el amor lo que te mueve, el tiempo es poco cuando estás con alguien, y aún así, sabes disfrutar cada instante y lo inmortalizas en un recuerdo, hasta que puedas repetirlo de nuevo; pero, cuando no hay eso, el tiempo aunque sea poco, se siente eterno, o simplemente no encontrarás espacios para nada, porque no es tu prioridad hacerlo.
Es la fuerza del amor, la que te impulsa al perdón, la que te da siempre una oportunidad de volverlo a intentar; la que sana tu corazón y te motiva a continuar; de no ser así, es el resentimiento el que domina, y es tan difícil y casi imposible perdonar o dar otra oportunidad…
La fuerza del amor, no agota en el hacer o decir lo que sea; todo brota de tal forma que por muy grande y complicado que pueda ser, parece tan fácil y tan poco, que se quiere dar mucho más que eso...
Pero cuando algo es forzado, lo más mínimo, hasta pronunciar una palabra, cuesta; lo piensas, lo evades, le encuentras todos los contras, y te bloqueas…
Cuando es la fuerza del amor lo que te mueve, encuentras palabras, tiempo, impulso, ideas, espacio; todo es posible, y si algo falla, lo intentas tantas veces que sea hasta lograrlo… Pero cuando no hay ese sentimiento, sientes todo tan pero tan forzado y pesado, que te cansas en el pensamiento y no deseas ni siquiera intentarlo…
Y así, cuando contemplas las cosas tan maravillosas y enormes, que has sido capaz de decir y hacer, cuando te sorprendes de todo lo que logras y hasta donde llegas cuando amas de veras, no te preguntes cómo pudiste lograrlo, porque la fuerza del amor es la respuesta… KR

viernes, 24 de febrero de 2017

HAY UNA MIRADA


Hay una mirada que es distinta a todas las demás…
Es la mirada que habla sin palabras, que esconde un mundo mágico en lo más profundo de sus ojos, que solo quien logra configurarse con ellos, puede entenderlo…
Hay una mirada que cuando la encuentro con mis ojos, me genera infinidad de sentimientos, porque me pide refugiarse en mi alma y que yo encuentre a través de esos ojos, todo lo que guarda dentro…
Hay una mirada que no todo el mundo sabe leer; pero que contiene sueños y anhelos…
Hay una mirada pura y transparente, que ilumina  mis días cuando la encuentro…
Hay una mirada que busca la mia y encuentra en ella, el amor que le tengo…
Hay una mirada que me ilumina, esa que me hace llorar cuando llora o cuando me mira y brilla…
Hay una mirada que no quiero dejar de mirar, que me ayuda a encontrarme a mí misma cuando la encuentro, y que no deseo que se pierda, que quiero que se encuentre cuando me encuentra…
Hay una mirada que no deseo que se nuble, porque muestra la pureza de su alma; una mirada por la que le pido a Dios nunca se opaque, ni se baje, y que nadie juzgue, porque en ella está el libro abierto de su alma…
Hay una mirada que me ilumina mis días aunque no siempre la vea, que la sueño radiante, como su ser lo refleja, es una mirada que ama, una mirada que sueña; pero ante todo es una mirada que se eleva al firmamento, cada vez que reza…

Hay una mirada que con mi mirada, hablan en el silencio y construyen lazos que unen las almas donde se abrazan por dentro…

jueves, 23 de febrero de 2017

SE NECESITA MAS QUE SENTIR AMOR

Se necesita más que sentir amor; es necesario usar toda su fuerza…
Y que sea la fuerza del amor la que nos mueva y nos permita llegar a donde queremos, encontrar motivos y no excusas, razones y no pretextos…
Y que sea la fuerza del amor, la que desprenda de nosotros los detalles y los gestos que le dan sentido al sentimiento; que fluyan sin que nada influya, simplemente que broten del amor que habita muy dentro…
Y que sea la fuerza del amor, la que nos levante cada vez que caemos, aunque no sintamos ganas de nada, pero el amor, nos anima y sostiene…
Y que sea la fuerza del amor, la que nos permita tomar las mejores decisiones, justo en su momento.
Y que sea la fuerza del amor, la que sostenga a quien amamos cuando lo necesite, para que no renuncie ni se rinda…
Y que sea la fuerza del amor, la que pronuncie y eleve nuestra oración, cuando es lo mejor que podemos hacer por amor…
Y que sea la fuerza del amor, la que nos lance a la batalla por luchar y no dejar perder eso que tanto amamos.
Y que sea la fuerza del amor, la que derrumbe las barreras que la rutina, el orgullo y el tiempo, ha levantado.
Y que sea la fuerza del amor, la que nos anime a pronunciar esas palabras que pueden salvar a alguien o algo, simplemente porque las sentimos, sin pensarlo tanto.
Y que sea la fuerza del amor, la que nos ayude a pedir perdón o perdonar, a quien tanto amamos.
Y que sea la fuerza del amor, la que nos haga sentir libres de todo aquello que nos mueve a hacer tan solo porque amamos…
Y que sea la fuerza del amor, la que nos impulse, nos acerque, nos abrace, nos mueva; y no sintamos nada de eso que hacemos forzado, ni impuesto, sino impulsado por la fuerza del amor que nos invade por dentro…
No basta sentir amor, sino lo dejamos actuar…
No es suficiente amar, sino sacamos la fuerza del amor y lo hacemos realidad…

miércoles, 8 de febrero de 2017

AMAR ES DEJAR

Amar es dejar en libertad y esperar que las cosas sucedan, aunque te mueras de ansiedad, aunque añores la presencia; el amor te abre las puertas para que entres o salgas cuando desees y si la persona amada aparece y si se queda, es porque encuentra motivos, razones en el sentimiento que le ofreces…
Amar es dejar ser y hacer; es permitir la autonomía, es dejar el espacio que se necesita para moverse, aunque tengas miedo de perder lo que tanto amas… si es amor verdadero, siempre vuelve y no te deja vacíos en el alma.
Amar es dejar que muchas cosas sucedan aunque no sea contigo, dejar que otros se alejen o se acerquen, es esperar a que broten los gestos y surjan los detalles, sin pedirlos, tan solo porque el amor los inspiran y hace que broten sin forzarlos..
Amar es dejar respirar, para que el amor no se ahogue; es dejar huellas, para que siempre encuentre el camino y no se pierda…
Amar es dejar las palabras, es aprender a entender el silencio, respetarlo, soltar, y simplemente confiar a quien amas en las manos de Dios, sin olvidarte de rezar a diario, porque si hay amor siempre habrá algo que le haga regresar o permanecer, y mientras tanto, con todo el amor que sientes, que en ti hay, simplemente le confías a Dios lo que amas, lo añoras, lo que sientes, porque sabes que todo lo que le confias a quien te enseñó de amor, queda en las mejores manos. 

lunes, 16 de enero de 2017

MODISMOS Y EXPRESIONES LATINAS QUE DISCRIMINAN DENTRO DE LA SOCIEDAD


En pleno siglo XXI vivimos en una sociedad que te exige cada vez más para sentirte parte de ella y juzga o discrimina de acuerdo a las apariencias.
Es una sociedad, que inventa conceptos para señalar; impone modas que no a todos acomoda; le da otro sentido a las fechas especiales, porque las comercializa, y usa todo esto para señalar, excluir y discriminar.
Existen modismos o expresiones, que se usan con frecuencia en algunos países latinos, entre ellos, mi tierra, Colombia; con los cuáles se señala, define y se mide a las personas, de la siguiente manera.

1.       TIENEN CLASE O NO TIENEN CLASE:
Se dice que una persona tiene o no tiene clase, si ha estudiado en colegios y universidades de prestigio, si vive en barrios privilegiados, si se viste con marcas y si tiene coches o autos de lujos…
No tener clase, es no tener la misma educación, vivir en barrios de bajos estatus, vestir con ropa que no es de marca y andar en taxi o en bus.
Se cree que los que “tienen clase”, no roban, no cometen delitos, no fallan; o si lo hacen, para ellos la ley tiene un precio y se paga por salir ileso de cualquier error.
Sienten que “la clase” les da privilegios y los exime de normas o leyes. Es ahí donde se escucha la frase común de : “¿Usted sabe quién soy yo?”
Los que según, “no tienen clase”, no son invitados a los eventos de alcurnia, son mirados de manera despectiva, se refiere a ellos, con eso de “no tener clase”, no son tenidos en cuenta, en ciertos círculos; y la ley se les aplica al pie de la letra.

2.       SON HUMILDES…
Este es un adjetivo que según, se les coloca a los sujetos que viven en el campo, los pueblos y barrios no privilegiados.
La humildad, no es sinónimo de pobreza material, sino pobreza de espíritu. Son pobres de espíritu los que no viven de apariencias, los que saben pedir perdón y perdonar; los que no conocen de odios ni resentimientos, los que saben reconocer sus errores, los que no se sienten más que nadie.
Qué errados están los que consideran, que hablar de personas humildes, es hablar de carencia de recursos, vestir sencillos, trabajar intensamente por el sustento y el pan.
La humildad  es un valor que necesita la humanidad, más sin embargo, lo dejamos de lado, porque creemos que para tener los privilegios de la sociedad, no podemos asumirla, porque sería aspirar a no tener nada.

3.       SON FAMILIA DE BIEN…
En mi país y en algunos de América Latina, hablar de “Familia de Bien” es hablar de apellidos, de apariencias, porque muchas veces ni siquiera es hablar de riqueza. Hay quienes dicen ser parte de una “Familia de Bien” y no conocen de caridad, de sencillez, de respeto, de humildad… y hay también algunos de estos que aún se crean “de bien” en realidad no tienen dinero y solo viven manteniendo un status que les levanta el ego y les alimenta los complejos.
Muchos de esos miembros de familias de bien, se pelean entre hermanos por herencias, no se acuerdan de sus hijos, prefieren llenarlos de regalos materiales que de amor…
Hay también aquellos que creyéndose familia de bien, pasan por encima de otros y en realidad, muchos son deshonestos, no saben de amor, de perdón, de humildad y agradecimiento.

4.       TIENEN BUENA PINTA O BUENA APARIENCIA…
Se refiere a la manera de vestir, si usan buena ropa, si se maquillan bien o si clasifican dentro de las medidas estándares o los moldes que definen la buena apariencia.
Se mira con malos ojos a personas que no visten a la moda, o con ropa de clase o nueva; también y quizás mucho más, a las que usan tatuajes, pirsin, accesorios que expresan un sentir, más no define una manera de vivir.
Para la sociedad, es importante tener buena pinta, eso te quita las sospechas ante un delito; cuando en realidad, hay muchos ladrones de saco y corbata en el mundo.
Qué errados estamos los seres humanos que vivimos de apariencias y discriminamos por lo que a simple vista se ve.
Hoy en día según todo esto, hay que tener buena pinta para ser bien visto y tener una carta de presentación en las manos que nos abra las puertas sin tanto esfuerzo, solo estar maquillados y bien vestidos.

Para quienes creen que la felicidad o el valor de una persona, está en todo esto, qué errados se encuentran, viven de superficialidades y de apariencias.

El clasismo, la vanidad y la moda, no las inventó Dios, son cosas de los seres humanos, para discriminar, hacer más ricos a los ricos y más pobres a los pobres; fortalecer la sociedad de consumo, vender una falsa apariencia y sentirse más o menos de acuerdo a todo eso.

Hay quienes sin encajar en ninguno de estos aspectos, tienen la verdad, conocen del amor, saben de valores mucho más que los que se visten bien, hablan elegantes y tienen dinero para comprar el poder.

Si Clase, sin pinta, sin tener una familia de bien; se puede vivir feliz y en paz, con los pies en la tierra, la mirada en el cielo, viendo más allá de las apariencias, siendo humildes y viviendo a plenitud el amor.

Kary Rojas
Maestra, Conferencista y Escritora Motivadora
Cartagena Colombia


domingo, 2 de octubre de 2016

LA PAZ QUE SUEÑO...


La PAZ comienza por nosotros mismos:
Por respetar Opiniones... Decisiones... Credos...
Por no atacar a quien Piensa diferente...
Por aprender a Ganar y Aprender a Perder sin atacar en ninguno de los dos casos...
Por empezar a reparar las Familias... 
Por Empezar a buscar la Justicia en las cosas más pequeñas y sencillas.
Por no hacer de las redes sociales ni de los espacios un campo de batalla...
Por preocuparnos por la Educación que damos a nuestros niños y Jovenes..
Por empezar a actuar más y no a esperar a que otros actuen...
Por dejar de actuar por Miedo, Negligencia o Imposición...
Miedo a un Si por lo que pueda pasar, pues no creemos en nada, casi que ni en Dios...
Miedo al No por lo que pueda pasar, porque podemos ir de mal en peor...
A la final Miedo... Miedo al hombre, Miedo a creer, Miedo a decidir...
La Paz no se logra así, aún no sabemos que significa la Paz... Seguimos dándole responsabilidad a otros, seguimos esperando a que llegue de afuera hacia adentro, que otros la empiecen, que no nos comprometa ni nos afecte...
Yo no entiendo una Paz así... Una Paz con miedo al futuro sea cual sea el resultado de unas urnas...
Una Paz que se quiere construir o firmar, mientras nos atacamos y dividimos, como jugando a que pase el rey que quiera pasar y a la final gané el que tenga más fuerza a la hora de jalar para su lado...
No lo entiendo y no concibo una Paz así...
De Ahi que me acuerdo de una oración que aprendí de Pequeña en el colegio y que aún rezo...
Señor, haz de mi un instrumento de tu paz.
Que allá donde hay odio, yo ponga el amor.
Que allá donde hay ofensa, yo ponga el perdón.
Que allá donde hay discordia, yo ponga la unión.
Que allá donde hay error, yo ponga la verdad.
Que allá donde hay duda, yo ponga la Fe.
Que allá donde desesperación, yo ponga la esperanza.
Que allá donde hay tinieblas, yo ponga la luz.
Que allá donde hay tristeza, yo ponga la alegría.
Oh Señor, que yo no busque tanto ser consolado, cuanto consolar, ser comprendido, cuanto comprender,
ser amado, cuanto amar.
Porque es dándose como se recibe,
es olvidándose de sí mismo como uno se encuentra a sí mismo,
es perdonando, como se es perdonado,
es muriendo como se resucita a la vida eterna. AMEN
Perdón si ofendo a alguno de los dos bandos...
Yo SI quiero la PAZ y NO quiero que nos dividamos y nos ataquemos como nos estamos atacando...

domingo, 21 de agosto de 2016

COMO JUAN AL PIE DE LA CRUZ

Hay momentos en la vida en que necesitamos SER JUAN o ENCONTRAR UN JUAN…
Juan el Amigo… El discípulo Amado…
El que humanamente se durmió en el huerto y no supo mantenerse en vela, pero luego lo siguió, lo acompañó, en silencio entendiendo que hay cosas que deben pasar y que no podemos evitarlas, pero si permanecer y estar…
Como Juan, que nunca dijo, quiero quitarte o evitarte esa cruz, porque entendía el Plan de Dios y entenderlo era saber sentir impotencia ante el dolor del amigo, sin poder quitarlo, pero si estar ahí.
Entenderlo, es no pretender buscarle caminos fáciles que lo desvíen, pero si animarlo, apoyarlo…
Entenderlo, es hacer muchas veces silencio, mientras se ora por el Amigo Amado…
Como Juan, en la cual todos sabían que cuando Jesús hablaba del Discípulo Amado, era él, no era necesario divulgarlo, ellos sabían de su Amistad y como el Reino de los Cielos, es ese tesoro que quien lo encuentra vende todo lo que tiene para comprar ese terreno y habitar ahí para siempre.
Necesitamos ser o encontrar un JUAN que no se aterre del dolor, ni adule por ello, sino que sepa leer en el Amigo y en su Experiencia el Amor de un Dios que actúa y redime en todo lo que vivimos…
Como Juan, al pie de la cruz, porque no todo el mundo tiene ese privilegio, y no es una imposición, es la fidelidad, el amor, la amistad que trasciende, la que concede ese lugar, de estar ahí, cuando los demás no están…
He entendido la Amistad de esta manera, a la Manera de Juan, al pie de la cruz…
Desde la humanidad con la cual hemos sido creados, que nos hace muchas veces dormirnos, distraernos, tener miedo, caer, embarrarla; pero que a la hora de la hora, dice SI quiere beber contigo ese cáliz y quiero caminar contigo, estar al Pie de la Cruz y contemplarte morir y resucitar y ser fiel a quien nos enseñó que No hay Mayor Amor que Dar la Vida por los Amigos…
Necesitamos en el mundo ser JUAN y encontrar a JUAN en nuestro camino…

Le pido a Dios que me enseñe a Ser como su discípulo Amado…

sábado, 20 de agosto de 2016

VERDADES...

Existen Verdades…
Una verdad a medias, que nos hace sentir incompletos, y aunque muchas veces es la que preferimos ver, realmente no nos llena, nos hace sentir vacíos…
La verdad que intentamos creer, para justificar lo que hacemos, aunque no sea lo ideal o lo correcto, hacemos de ella una declaración de fe, que solo nosotros mismos creemos…
La verdad que proclaman los hombres y se ve con los ojos del mundo, esa que muchas veces deshumaniza y es injusta…
La verdad que se impone y se grita a los 4 vientos; parece ser fuerte, pero es una verdad débil que utiliza la fuerza porque tiene miedo.
Existe tu verdad, la que construyes desde lo que vives, la que quien la conoce aprende a entenderla, esa que quizás muchos ignoran o niegan…
También está mi verdad, esa que quizás muchos no ven, esa que solo quien caminas en mis zapatos la entienden, esa que niega muchas otras verdades y  puede afirmar otras, esa que no miento ni me miente…
Y hay una VERDAD, que muchas veces no es tu verdad ni mi verdad, que une todas las verdades, que tiene su razón de ser y hacer, esa que muchas veces llamamos Voluntad Divina, pero que he aprendido a entenderla como Plan de Redención y Expresión de Amor de Dios, esa Verdad por la que murió Jesús, esa que contradice muchas leyes y verdades impuestas e injustas, esa a la que muchos le temen, esa que quien la asume y la proclama corre el riesgo de ser señalado y rechazado, hasta morir en una Cruz.

Señor que mi verdad aunque sea pequeña, se complemente con tu verdad para entender la verdad de quien camina conmigo y no juzgar…
 

viernes, 19 de agosto de 2016

EN EL GETSEMANI

No se evita la cruz, ni se evade; se asume más no se presume, porque pierde sentido decir que tanto pesa para que los demás sepan y reconozcan tu esfuerzo o fortaleza…
Se lleva con amor, por eso se ofrece en silencio; sin esconderla, porque no avergüenza, sin mostrarla, porque no es trofeo; simplemente se hace parte de nosotros y quien aprende a conocernos, la descubre y la contempla, descubriendo en ella, la mayor expresión del Amor de Dios que nos redime…
En el Getsemani, mientras caminan, los amigos hablan de su cruz, sin pretender descargarla en el otro, sin compararla porque cada cruz es única, sin creer que ser amigo es ayudar a persuadir y ofrecer la posibilidad de evadir, de renunciar, desviándose del plan de salvación…
En el amor a la manera de Jesús, compartir la cruz, es una alianza de oración y amistad; mantenerse en vela, acompañar, escuchar, sin juzgar, ni despojar… Hacer muchas veces silencio, sin abandonar; permanecer y al final morir también, en su propia cruz, para luego resucitar.
Que mi cruz, no me esconda tu cruz; que mi vida, no me oculte tu vivir; porque en el camino siempre habrá un Jesús que nos acompañe y guie, mientras camina con  nosotros, en el getsemani.

Así es el getsemani de la vida, este es el dolor que no deforma sino que transforma; esta es la verdadera amistad que no impone cargas, ni las libera; simplemente caminan cada uno con su Cruz, mirándose con ojos de Misericordia, entendiendo que no hay que esconder la fragilidad para mostrarse fuertes, ni ocultar el barro para sentirse perfectos; porque lo más maravilloso es aprender a contemplar como en lo más humano, Dios desborda su amor Divino; y como el dolor toma sentido, cuando entendemos que reconocerlo, asumirlo, contemplarlo y ofrecerlo, es redimirnos…

jueves, 28 de julio de 2016

SIEMPRE...

Siempre hay una piedra que te enseñe a mantener el equilibrio…
Siempre habrá una caída, que te permita adquirir destrezas para levantarte…
Siempre habrá oposiciones, que te ejercitarán para hacerte más fuerte…
Siempre encontrarás errores, que te enseñarán a ser humilde y aprenderás algo nuevo…
Siempre conocerás personas, que te hagan valorar a otras que tienes a tu lado…
Siempre hay una duda, que te permita buscar la verdad, y darte cuenta que vale la pena creer y no perder la Fe, aunque las cosas no sean como las esperamos.
Siempre librarás batallas, que te harán sentir pasión por lo que amas, para ser fiel por lo que tanto has luchado.
Siempre habrá heridas, que te ayudarán a entender el amor y el perdón…
Siempre habrá alguien ahí contigo y lo descubrirás cuando los demás se hayan marchado…
Siempre, existirá una oración disponible, para agradecer, ofrecer o pedir por aquello que a Dios le has confiado…
Siempre hay una palabra, un instante, algo, que nos permite llenar nuestra vida de razones, sentimientos y motivos para sentirnos bendecidos y privilegiados…
Y lo mejor de todos estos siempres que la vida nos regala, es que pasa lo que pase, siempre podremos contar con Dios y sentirlo a nuestro lado.



ME QUEDO CON LO QUE VALE LA PENA...

MI MISMA, al finalizar el día, quédate con Aquello que te hizo sonreir, con quien estuvo y se quedó ahí, con quien te aportó algo, con quien permitió que le aportaras algo, con quien te dijo su verdad, con quien respeto tu verdad, con quien fue luz, con quien te sonrió, con quien sin darse cuenta te hizo sentir a Dios.. Quédate con esas pequeñas cosas que son las que salvan una vida, las que hacen diferente un día, las que te hacen sentir al final de la jornada agradecida... Y le hice caso a MI MISMA... 

miércoles, 27 de julio de 2016

NO ES UNA META


Y me dije a mi misma… MI MISMA…
Cuando traces tus metas debes aprender y tener en cuenta…
Que la felicidad no es una meta, es una suma de instantes que se van dando en el día a día, y que no importa cuando duren, le dan sentido a tu vida…
El amar y ser amada no es una meta, es una experiencia sublime que nace sin darte cuenta, y que se vive de tantas maneras, que no tienes que sentir que logras algo, sino darte el permiso de abrirte y dejar que fluyan los sentimientos que sin pensarlo tanto, surgen… Sabes que amas, cuando eres capaz de desprenderte un poco de ti misma, y aunque te duele y te hace morir a algo, te permite sentirte viva.
La realización no es una meta, es un día a dia, es luchar por hacer lo que amas y mientras te preparas y entregas todo, aprender a amar lo que haces y no sentir eterno el camino hasta ver consumado todo eso.
Los sueños no son una meta, no se realizan de un solo como por arte magia, se van construyendo en los pasos que das, por eso debes preguntarte siempre, si lo que haces hoy, te lleva a donde quieres llegar.
La santidad no es una meta, es un estilo de vida, es consecuencia de amar, de sentirte libre en la medida que te aferras al Amigazo, aprendes a ver con sus ojos y a asumir todo desde la Fe,  día a dia.

Entiendes esto? Mi misma… la Paz no es una meta, es hacer vida todo esto, aunque te reveles o seas dócil, caigas y te levantes, rias y llores, en fin, en cada uno de los instantes de tu vida…