martes, 8 de octubre de 2019

SOY EL PREMIO MAYOR...

Octubre 8
Si me ves y nos ves… Es mi Madre y yo su hijo…
Y no sufre por eso, porque cada paso y cada uno de mis logros, es motivo de alegría y orgullo por serlo…
Es mi Madre y me defiende con uñas y dientes, por eso no te asustes, si se vuelve leona con tu mirada y tus preguntas imprudentes…
Es mi Madre y tiene miedo, de que me enferme o que alguien me haga daño; ese es el sufrimiento de todas las madres, pero el de mi mamá tiene otro tamaño…
Es mi Madre y no tiene nada que esconder, porque ella cuando me ve, no ve lo mismo que ves…
Es mi Madre y con todo esto ha aprendido lo que realmente tiene sentido en la vida…
Es mi Madre y sus ojos son el espejo en el que me veo, por eso creceré sintiendo que doy la talla y ningún sueño me va a quedar pequeño…
Que este día Mundial, sea también para sensibilizar y educar a la Sociedad y transformar su mirada cuando en la calle me vean con Mamá o con Papá…KR

UN AMOR DE TODOS LOS TAMAÑOS

Día 7:
Si Me Ves…
El amor no tiene medida y viene de todos los tamaños…
Porque el amor verdadero no condiciona, simplemente ama, así no más…
Amas cuando conoces, amas cuando ves con el corazón lo que es invisible a los ojos, amas cuando descubres en el otro la perfección del amor de Dios…
Y es el por el derecho de amar y ser amados, que también alzamos la mano y queremos sensibilizar a una sociedad que vive de apariencias, colores y formas; para que tu mirada no se quede con el morbo y la curiosidad, cuando por la calle aparezca una pareja que se ama sin condición y sin medidas.
Ese es el verdadero Amor, el que ve y no limita ni condiciona; el que nace, crece, se siente y se ofrece libre de prejuicios, mitos y tabúes…
¡Qué Viva el Amor que no mira formas, sino que transforma!

NO ME CONDICIONES POR MI CONDICIÓN

Día 6:
Si me ves…
La talla baja es una condición, que abarca muchas condiciones, cada una con sus características y expectativas…
Buscamos concientizar y sensibilizar a la Sociedad, frente a la inclusión en la escuela, en la accesibilidad, en los tratamientos médicos, en lo laboral.
Muchos de nosotros no contamos con un diagnóstico y mucho menos con atención especializada.
En muchos países, el Sistema de Salud no da respuesta a nuestras necesidades…
Por eso antes de juzgar, señalar, discriminar, hablar de más, es mejor, conocer más y aprender, para no cometer imprudencias, no excluir y muchos menos ser indiferente e ignorar.
No me condiciones por mi condición, mejor conócela y ayúdame a una calidad de vida mejor.

RESPUESTA A TUS PREGUNTAS

Día 5
Respuestas a tus Preguntas y Curiosidades...
En nuestras familias todos somos normales, nosotros también.
No todos los padres son talla baja, ni todos son talla promedio, así es la genética.
No todos nos dedicamos al expectaculo, cada quien hace lo que quiere, podemos hacer lo que nos propongamos.
Nuestras casas no tienen todo en miniatura, porque el mundo no se hizo a nuestro tamaño.
No somos parte de ningún cuento de hadas ni mitológico, cada quien escribe su historia como ser humano.
Cada vez que nos preguntas cómo debes llamarnos, te decimos nuestro nombre propio y así nos conocemos.
Pero si quieres saber nuestra condición, somos personas con talla baja y cada una con alguna de las muchas patologías que existen pero que no nos condicionan, ni nos definen. Solo nos permite conocer y acceder a tratamientos médicos que nos ayuden a una mejor calidad de vida, como todos los seres humanos.
Lo único que pedimos es Respeto e Inclusión. No tratos especiales ni discriminación. KR

MIRA COMO DOY LA TALLA

Día 4
No me preguntes cuánto mido mira cómo doy la talla...
La talla baja no me hace un bebé o un niño eterno.
No es necesario que uses diminutivos para referirte a nosotros, la inclusión no se trata de hacer todo mås pequeñito, sino accesible. El respeto consiste en tratarnos de acuerdo a nuestra edad y no al tamaño y la inclusión es permitir que hagamos lo mismo que a todos pero a nuestra manera, sin que lo veas raro. KR

LO MISMO PERO DIFERENTE


Día 3
Lo Mismo, pero Diferente...
Una condición no te condiciona, es la sociedad y uno mismo quien lo hace...
Mi capacidad cognitiva no es relativa a mi estatura por tanto puedo desempeñarme en cualquier profesión u oficio que quiera...
Siento como tú, vivo como tu,
Puedo hacer lo mismo que tú aunque me vea diferente o te de curiosidad ver cómo lo hago...
Voy a ritmo motriz, tal vez más lento, pero seguro... a la final siempre llego y lo hago.
No te pido consideración ni ventajas, solo accesibilidad, inclusión, oportunidades y confianza. KR

LA PALABRA ENANO

Día 2
El problema no es la palabra enano, lo que nos golpea y discrimina es el significado que se le ha dado desde siempre, donde cada vez que se ha pronunciado nos señalas y atacas, con sentimientos de burla, crueldad y morbo. Y se te olvida que puedo ser tu hijo o tú hermano o tu amigo y que de este modo no quisieras que hicieran eso con alguien que tenga que ver contigo.
Hay estigma con el término, por eso uno de los propósitos de este día, es animarte a vernos con una mirada digna y justa, de tal forma que comprendas que ante todo somos Personas con una condición que no queremos nos condicione ni nos límite, y que tenemos un nombre propio que nos identifica. KR

UNA MIRADA VALE MÁS QUE MIL PALABRAS

CAMINANDO HACIA EL DIA MUNDIAL...
Oct 1 (Pasos cortos con pisadas Firmes hacia el día Mundial de las personas de talla baja) 
Si me ves, una mirada vale más que mil palabras, porque en los ojos siempre hay un reflejo y tal vez me vea en ellos como me ves...
Con una mirada me incluyes o me discriminas, me lastimas o me acaricias. Algunos ojos se convierten en el espejo en el que nos vemos, por eso dime cómo me ves y te diré cómo me siento.

lunes, 26 de agosto de 2019

HAY ALGUIEN COMO YO


SI ME VES, HAY ALGUIEN COMO YO… 
En mis tiempos, cuando descubrí que tenía acondroplasia, en un principio, tuve miedo de ver alguien como yo. 
Veía a las personas de talla baja en la tv o películas, en los circos o plazas de toros, pero eso que veía no era el espejo en el cual quería verme, porque simplemente quería ser y hacer lo que eran y hacían todos los demás. 
La primera vez que vi a una persona talla baja, fue en una fiesta, bailaba como parte de la orquesta, para distraer y animar; pero yo no me aceptaba como era y en ese tiempo, a mis 15 años, me escondí y lo evité, porque no quería ver a nadie igual. 
Con el tiempo, ver a personas talla baja, como yo, me llenan de alegría y me animan, porque sé que somos muchos por allí, queriendo sentirnos parte de esta sociedad y de este mundo, pero a la vez con anhelos de encontrarnos en el camino, para vernos sin cohibirnos, porque hemos aceptado y asumido, que aunque somos iguales a todos, nos vemos un poco distintos. 
Hoy cuando veo en la calle a alguien como yo, trato de encontrarme con su mirada, para detectar si quiere acercarse o si aún no ha asumido su proceso, de verse con alguien igual, como en un espejo. 
Hablando de Alana, ella y yo tenemos una conexión especial, aunque ella aún con su corta edad no sepa lo que es la acondroplasia, creo que viéndome diario, no se sentirá extraña, porque crece al lado de alguien que vive lo que ella vive. Eso le ayudará a sentirse aún más como todos, a no distinguir las diferencias que a veces solo se ven con los ojos, porque lo esencial se ve con el corazón. 
Lo más emocionante de los encuentros de personas talla baja, sin importar la patología, es sentirnos todos iguales y diferentes, poder mirarnos a los ojos sin levantar la cara, poder sentir que somos muchos con los mismos anhelos de inclusión e intereses de superación. 
Esta es mi Verdad, no sé cuál sea la tuya, pero LA VERDAD es que no hay nada más emocionante y especial, que saber que compartir con alguien como yo y sentir que somos más…

jueves, 22 de agosto de 2019

CONCIENCIA, DOLOR O MODA?


Por todos lados leo #PrayforAmazonas y me pregunto, cuántos en realidad le regalan unos segundos de oración, pidiendo al Dios de la vida que nos ayude a Salvar el Mundo que él nos regaló...
Hoy todos hablan de lo que está pasando, pero podemos empezar a evitar estos desastres y tragedias ecológicas en las cosas más sencillas y pequeñas, como dejar limpios los lugares en donde estamos, no desperdiciar el agua, aprender a reciclar, no dejar cargadores conectados y tantos pero tantos pequeños gestos que no hacemos y luego nos lamentamos cuando ocurren cosas como lo que pasa en nuestra Amazonía.
Y si en realidad oráramos, muchas cosas podrían pasar... Dios escucha el Clamor de su Pueblo.
Menos moda y más conciencia y acción... Que nos duela el Planeta que le dejamos a nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos.
Hoy mi corazón está triste al ver que estamos matando a nuestra Madre Tierra y tantas especies que Dios nos regaló para cuidarlas y preservarlas...
Y tu qué estás haciendo?


domingo, 28 de julio de 2019

EL TIEMPO PERDIDO... (Charlas con mi Loca)


El tiempo perdido no es, como muchos creen, el tiempo de descanso en el que al parecer no hacemos nada que produzca dinero; se pierde el tiempo cuando dejamos que muera todo aquello que queremos.

El tiempo perdido, es el que se deja pasar esperando que nos pidan perdón, para poder sanar una herida; sin pensar que quizás se acaben las oportunidades y sea demasiado tarde y no se puede volver atrás para cambiar la dura realidad.

Perdemos el tiempo, inventando excusas en vez de darnos la oportunidad de intentarlo…

Se pierde el tiempo asumiendo el papel de víctimas y en la primera dificultad que tenemos, renunciamos a lo que soñamos o amamos.

Es tiempo perdido el que se arroja a la basura peleando o quejándonos; fabricando miedos, complejos, o cuando dejamos de luchar dando por hecho que ya no hay nada más que hacer y renunciamos sin hacer el intento…

Y así me sorprende mi loca, que lee y escucha siempre lo que pienso y me dice: hay mucho más que todo eso, pero no pierdas el tiempo pensando; ¡levántate!, es hora de que aproveches tu momento, haciendo aquello que debes hacer para sentir que estás viviendo a plenitud y que has sabido aprovechar el tiempo que Dios te da…



miércoles, 24 de julio de 2019

SI ME VES... ME INCLUYES VS ME DISCRIMINAS

SI ME VES: ME INCLUYES VS ME DISCRIMINAS…

Para entender lo que el otro vive, hay que ponerse en sus zapatos y caminar con sus pies, cargando lo que carga y recorriendo el camino que recorre; eso genera empatía y justicia; pero como es difícil hacer esto que tanto se dice, se hace necesario educar y sensibilizar. No despertar lástima, ni siquiera admiración.

Me incluyes cuando al verme, me tratas como tratas a los demás, sin ser demasiado especial, sin justificar mis errores, ni medirme por ellos, sin evitarme esfuerzos de cosas que puedo hacer, a mi manera y a mi tiempo. Me discriminas cuando no me crees capaz, cuando me dejas pasar por alto cosas que puedo aprender a hacer mejor, aunque requieran de mi parte más dedicación.

Me incluyes cuando me llamas por mi nombre, cuando me tratas de acuerdo con mi edad, cuando me hablas como a los que me rodean, cuando no me haces sentir diferencias, no quiero sentirme menos, ni sentirme demasiado especial. Me discriminas, cuando te refieres a mi como angelito, cuando me tratas como niño o cuando hablas de mí diciendo que soy linda e inspiro ternura, sólo porque soy de baja estatura.

Me incluyes cuando haces accesible las infraestructuras, cuando piensas en las personas de cualquier condición, cuando me das la oportunidad como a cualquiera, de dar de sí mismo lo mejor. Me discriminas cuando creas barreras arquitectónicas, cuando me miras con desconfianza, con morbo o con burla, incomodándome o haciéndome sentir mal.

Me incluyes cuando luego de conocerme, se te olvida mi condición y haces que yo me olvide de ella, porque muchas veces me acuerdo de tenerla porque tu mirada o tu trato a veces demasiado especial, me lo recuerda. Me incluyes cuando me abres todas las puertas, cuando me permites sentirme parte de la sociedad en el campo que yo quiera. Me discriminas a veces sin darte cuenta, cuando me sobreproteges o te dejas afectar de las miradas y el qué dirán de los demás; porque si a ti no te afecta lo que diga o haga la gente, me ayudarás a que a mi tampoco me afecte.

Si me ves, mírame como miras a los demás, con cariño y respeto, con inclusión y dignidad, como se mira a las personas que se conocen, se valoran y se aman; es la única forma de la cual quiero sentirme especial.